nav
Viernes 22 de Septiembre de 2017

Terremoto de 8,9 grados sacude Japón y provoca una alerta de tsunami desde México hasta Chile

Un terremoto de 8,9 grados en la escala abierta de Richter, ha sacudido la costa noreste de Japón y ha provocado decenas de muertos y desaparecidos. Mientras que el Centro de Advertencias de Tsunamis del Pacífico, advierte de un tsunami desde México hasta Chile

  • Sociedad    
  • 11 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un terremoto de 8,9 grados en la escala abierta de Richter, ha sacudido la costa noreste de Japón y ha provocado decenas de muertos y desaparecidos. El fuerte fenómeno natural ha provocado también un devastador tsunami que ha arrasado cuanto ha encontrado a su paso en algunas zonas del este del país, dibujando imágenes dantescas de casas, carros y todo tipo de escombros arrastrados tierra adentro y que ha puesto en alerta a casi todos los países ribereños del Pacífico.

Entre 200 y 300 cadáveres han sido hallados en una playa de la ciudad de Sendai, en la prefectura de Miyagi, una de las áreas más afectadas, según ha informado la agencia Jiji, mientras que la agencia Kyodo informa de la desaparición de un tren de pasajeros con un número indeterminado de personas. Según las autoridades sismológicas japonesas, este temblor es el peor que ha sufrido desde que se hacen mediciones.

Alrededor de 4 millones de casas están sin electricidad en seis provincias, mientras que se han producido daños en instalaciones industriales, como un incendio en una refinería en Chiba y en las centrales nucleares de Onagawa y Fukushima-Daiichi. Aunque se asegura que no ha habido fugas, el país ha declarado el estado de “emergencia de energía nuclear”.

Sin embargo, debido a este terremoto se ha emito una alerta un tsunami que incluye México en Norteamérica; Chile, Ecuador, Colombia, Perú en Sudamérica; y Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Panamá en Centroamérica, según el Centro de Advertencias de Tsunamis del Pacífico.

Foto: Iwanuma AP/ KYODO NEWS. Una ola arrasa las costas de Iwanuma, en el norte de Japón.