Cristianos se enfrentan a la Policía para exigir una mayor protección del gobierno indio

NUEVA DELHI.- Cientos de manifestantes cristianos se han enfrentado este jueves con la Policía en la capital de India, Nueva Delhi, tras una marcha para pedir el Gobierno una mayor protección en medio de una serie de ataques a iglesias …

  • Sociedad    
  • 5 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

NUEVA DELHI.- Cientos de manifestantes cristianos se han enfrentado este jueves con la Policía en la capital de India, Nueva Delhi, tras una marcha para pedir el Gobierno una mayor protección en medio de una serie de ataques a iglesias en el país.

Los manifestantes trataban de marchar desde una de las catedrales más grandes de Nueva Delhi, cercana al Parlamento y a la residencia del ministro del Interior, Rajnath Singh, cuando llegaron varios autobuses de la Policía.

Alrededor de 200 policías se apostaron frente a la catedral mientras varios cientos de manifestantes se atrincheraban dentro, según ha descrito a Reuters un fotógrafo y testigo. Poco después, la Policía ha impuesto una ley de emergencia conocida como ‘Sección 144′, que prohíbe las reuniones.

El ministro del Interior ha publicado en su cuenta de Twitter que se reuniría este jueves con los líderes cristianos para asegurarles que no toleraría ninguna discriminación. Además, ha prometido que se realizará una investigación independiente sobre los ataques a las iglesias. Por el momento, según ha dicho, ha pedido a la Policía que garantice la seguridad de las iglesias y otros lugares de culto.

Desde la oposición, se ha acusado al partido nacionalista hindú Bharatiya Janata de explotar y motivar las divisiones religiosas en el período previo a las elecciones en el estado de Delhi de este fin de semana.

El lunes, un individuo robó objetos ceremoniales de una iglesia de Nueva Delhi y, en las últimas semanas, otras cinco han denunciado incidentes, incendios, vandalismo y robos. En diciembre, un templo católico en el norte de Delhi fue destruido en un incendio del que la Policía sospecha que fue intencionado.

Alrededor de una quinta parte de los habitantes de India, de 1.270 millones de personas, se identifican como pertenecientes a religiones que no son el hinduismo.

Fuente: Reuters