nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Víctimas de violación por Estado Islámico eligen no abortar sus bebés

Aunque los embarazos de estas mujeres han sido por el resultado de la brutalidad de los terroristas, muchas optaron por mantener a sus hijos.

  • Sociedad    
  • 25 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

IRAK. – Después de que los militantes del grupo terrorista Estado Islámico llevaron a miles de mujeres y niñas como sus esclavas sexuales, estas regresaron a sus comunidades embarazadas. El líder espiritual “Baba Sheikh” instó a la gente a recibirlas y dejar atrás los juicios, por el hecho de que han sido forzadas a tener relaciones sexuales con los atacantes. Sin embargo, ellas han tenido algunas complicaciones con la vida social.

“Las víctimas son nuestras hijas y hermanas, pero es inaceptable en nuestra religión permitir el nacimiento de un niño si ambos padres no son de la misma etnia”, dijo Baba Sheikh. “También es una vergüenza para las tribus”, añadió. “Si nacen estos niños, las personas se preguntan quiénes son sus padres. ¿Son los afganos? ¿Son los europeos?”, dijo.

Debido a esto, el abortar es visto como una solución, incluso si es algo ilegal en Irak. Sin embargo, muchas mujeres no quieren someterse al procedimiento. Rezan Dler, una mujer parlamentaria del Consejo de Representantes Irak que ha estado trabajando en colaboración con yazidis secuestradas reveló que es común para las víctimas de violación que quieran mantener a sus bebés.

“Una mujer yazidi que tenía ocho meses de embarazo cuando se escapó del Estado Islámico quería mantener a su bebé, pero su marido insistió en que se divorciara si ella se negaba a abortar. La pareja finalmente se separó. Hoy en día la mujer vive en un campo de refugiados con el niño de cinco meses”, dijo Dler.

En algunos casos, la víctima de violación elige no abortar, dar a luz y luego dar a su bebé en adopción a parejas infértiles. Algunas mujeres son determinadas a proteger a sus bebés”, han indicado que prefieren permanecer en el caso de esclavitud que regresar a casa y perder el bebé”, señaló.

Dler, esperaba que la ley protegería a estas mujeres y sus deseos, pero por desgracia la ley no está de su lado. Xamosh Omar, juez y asesor legal del parlamento kurdo-iraquí, dijo que la ley requiere que estos niños sean tratados como si hubieran nacido de adulterio. Por lo tanto, sus madres no tienen derecho a crearlos.

Como mujer, el corazón de Dler está con estas víctimas de violación. “Soy una mujer y entiendo que han sido violadas. Pero por el Parlamento iraquí, este es un asunto vergonzoso para ser resuelto. Dudo que permitan que esta cuestión se lleve a discusión, y mucho menos encontrar una respuesta legal”, dijo.