nav
Domingo 20 de Mayo de 2018

Movimiento pro-aborto quiere forzar a médicos cristianos a realizar práctica

Planned Parenthood alega que defender convicciones religiosas y morales es discriminación

  • Sociedad    
  • 2 feb 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- El nombre de Cecile Richards y ONG Planificación de la Familia no puede ser muy familiar para muchos, pero son responsables del mayor lobby pro-aborto en el mundo, con influencia en la ONU para regular la práctica en América Latina .

En Estados Unidos están muy cerca de los movimientos “liberales” o “progresistas”, nombres adoptados por allá para el discurso de las izquierdas. En una entrevista reciente, Richards anunció que va a renunciar a su puesto, después de ver su nombre vinculado a un esquema de venta de órganos fetales y partes del cuerpo con fines de lucro , y para alentar a las mujeres a practicar abortos con el fin de ampliar sus operaciones.

En el caso de Hillary Clinton y de la cúpula del Partido Demócrata, ella atacó las decisiones del presidente Donald Trump en permitir que los profesionales médicos pro-vida pudieran negarse a practicar o ayudar en procedimientos de aborto, cambiando la ley firmada por Barack Obama años atrás. A principios de 2018, el gobierno de Estados Unidos anunció la creación de la División de Libertad de Conciencia y Religión, dentro del Ministerio de Salud.

El discurso de Richards, presente también en comunicaciones de la Planned Parenthood, dice esencialmente que los cristianos deben ser forzados a realizar abortos.

Dice no concordar con la nueva legislación que permite proteger a cualquier persona que tenga una “objeción moral” para no participar en la muerte de un no nacido.

Para el movimiento del cual forma parte Richards, proteger a quien se niega a realizar abortos es “vergonzoso”. La nueva campaña de la red de clínicas de aborto Planned Parenthood, tiene el título de “Discriminación, pura y simple. Lucha ahora”.

La ONG está reforzando sus campañas de recaudación de fondos después de que el gobierno de Trump cortara los traspasos para las clínicas de aborto. Otra estrategia para continuar activa es ofrecer tratamiento hormonal para transexuales.

Pero la influencia de Richards no debe ser despreciada. Al final, gran parte del discurso izquierdista influye en otros país por algo que ya es defendido en Estados Unidos. Por lo tanto, no será sorprendente ver que mucha gente repite el argumento de la Planned Paranthood de que es “discriminación” a alguien defender sus convicciones “religiosas, morales o personales”.

Al final, el Manifiesto Comunista, escrito por Marx y Engels en 1848, no defendía sólo teorías económicas. En el libro que influye en la izquierda en gran parte del mundo de hoy la moral, el derecho y la religión se clasifican como “prejuicios burgueses” que deben ser abolidos .

[ Fuente: Life News]