nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Ministerio Apostolar Centro Cristiano de Nicaragua reclama respeto a la institucionalidad

En un pronunciamiento publicado por el Ministerio Apostolar Centro Cristiano en Nicaragua, este desaprueba la actitud del gobierno de Daniel Ortega, quien ha mostrado “la falta de seriedad y sensatez política de las autoridades al no elegir aún a los 25 funcionarios públicos”.

  • Iglesia/Estado    
  • 29 jun 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Ministerio Apostolar Centro Cristiano en Nicaragua se pronunció en contra de la inseguridad jurídica ocasionada por la falta de voluntad política para elegir los 25 cargos de las diferentes instituciones y poderes del Estado, esto ha causado creado una desconfianza internacional hacia este país.

El escrito desaprueba la actitud del gobierno de Daniel Ortega quien ha mostrado “la falta de seriedad y sensatez política de las autoridades al no elegir aún a los 25 funcionarios públicos” por lo que están “creando un ambiente de inseguridad jurídica y desconfianza internacional”, cita el pronunciamiento.

Esta situación es una “violación a la normas constitucionales y el quebrantamiento a la institucionalidad, instaurando un escenario que amenaza el proceso democrático que hemos venido desarrollando” enfatiza el documento.

“Sancionamos la falta de sabiduría de las autoridades legislativas, de gobierno y diversas expresiones políticas al no buscar el bien común y elegir a los funcionarios, cuyo período han sido vencidos”, señaló el pastor Augusto César Marenco, presidente de la Ministerio Apostolar Centro Cristiano.

Contra destituciones de alcaldes

En la última parte del pronunciamiento, esta institución evangélica la medida del gobierno de Daniel Ortega ya que existe por parte del pueblo nicaragüense una “preocupación por la destitución apresurada y arbitraria de diversas autoridades municipales en abierto irrespeto a la voluntad del pueblo nicaragüense, expresada mediante el voto ciudadano”.

El Ministerio Apostolar Centro Cristiano destacó que los alcaldes fueron electos para un período determinado “y deberán ser removidos de su cargo en apego a las leyes de autonomía municipal y bajo el procedimiento ya establecido en la Ley de Municipios”.