Evangélicos chilenos critican cuento infantil que aborda la homosexualidad

El texto “violenta la mente de un niño de cuatro años”, afirmó el obispo Emiliano Soto. “Chile cambió hace rato”, responde el Movilh.

  • Iglesia/Estado    
  • 29 oct 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

COOPERATIVA.-Los evangélicos chilenos se han sumado a las críticas contra la difusión de “Nicolás tiene dos papás”, el “primer cuento infantil chileno sobre diversidad sexual y familias homoparentales”, presentado recientemente por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

El obispo Emiliano Soto dijo que difundir el texto en jardines infantiles es “violentar la mente de un niño de tres o cuatro años” , ya que éstos aún no tienen el criterio necesario para asimilar información de ese tipo.

Según Emiliano a esa edad aún los niños no tienen “conciencia real de lo que es la vida”.

En tal sentido, enfrentarlo al cuento significa “exponerlo a definir una concepción diferente a lo establecido cuando igualmente en su tiempo de madurez definitivamente lo comprenderá”.

“¿Ése es el camino que quiere recorrer una gran mayoría de los chilenos? Debe ser una pregunta para nosotros”, afirmó Soto.

Diputados de la UDI ya anunciaron que citarán a la Comisión de Familia de la Cámara Baja al ministro de Educación y a la vicepresidenta ejecutiva de la Junji “para que informen sobre la distribución que se está realizando en jardines infantiles del cuento”.

La diputada gremialista Andrea Molina aclaró que la molestia surge por la imposición de un pensamiento: “El problema no es el libro, es problema es que el Estado esté imponiendo eventualmente un contenido a los niños”.

En la misma línea, el diputado Juan Antonio Coloma fustigó que “por una parte el vocero Álvaro Elizalde señala que se va a hacer de conformidad a la comunidad educativa, pero por otra parte el Movilh señala que ya ha sido entregado a más de 300 establecimientos”.

En tanto, los trabajadores de la Junji valoraron la iniciativa pero criticaron la metodología de implementación acusando que su personal no ha sido capacitado para abordar temas de homoparentalidad con los niños.

A raíz de la polémica Rolando Jiménez, histórico dirigente del Movilh, acusó “falta de cultura democrática, de tolerancia sobre la diversidad”.

“Son pequeños grupúsculos como los de la UDI, algunos pastores evangélicos, algunos obispos. Chile cambió hace rato, si aquí los que no se han dado cuenta son esos grupos como los de la UDI y la derecha integrista”, subrayó.

“La UDI construye mentira y también se las cree, porque no tiene ningún sentido la citación del ministro Eyzaguirre ni de la directora de la Junji a la Comisión de Familia, porque la Junji y el Estado chileno no tienen ningún rol en la elaboración y distribución del cuento, sólo lo patrocinaron”.