Amenazan a iglesias con 500 dólares de multa por día sino obtienen licencia comercial

Liberty Counsel ha exigido que el Ayuntamiento retire su plan de reclamarles a las iglesias que obtengan licencias de negocios, devolución de tasas de licencia de negocio ya pagadas.

  • Iglesia/Estado    
  • 4 mar 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Liberty Counsel envió una carta a la ciudad de Lake Worth exigiendo que se retracte de su posición sin fundamento donde pretende que todas las iglesias -algunos locales en la comunidad desde hace casi 100 años-, ahora deben tener “licencias comerciales” para continuar operando.

La organización cristiana también se opone al acoso contra los recién establecidos, la Iglesia Common Ground quienes han sido amenazados por el gobierno local con multas diarias de hasta 500 dólares si el propietario no consigue una “licencia comercial” para que la congregación pueda realizar sus servicios de culto.

Liberty Counsel ha exigido que el Ayuntamiento retire su plan de reclamarles a las iglesias que obtengan licencias de negocios, devolución de tasas de licencia de negocio ya pagadas.

La ciudad envió a un empleado para espiar a la Iglesia Common Ground y registrar sus actividades de culto. El empleado municipal declaró en un informe que había actividad ilícita: “Volví a la barra de café y fui capaz de visualizar… lo que parecía ser un ministerio en progreso”, incluyendo: “Alguien que habla en un podio… una televisión que proyectaba versos de las Escritura.

Filas de personas sentadas en sillas a ambos lados como un ajuste para la recolección…”. El informe señala que un video fue capturado para ser utilizado “para la futura presentación en la corte”.

Las acciones de la Ciudad son completamente infundadas porque sus ordenanzas dicen específicamente que las iglesias no están exentas y tampoco las organizaciones caritativas por lo cual necesitan una licencia de negocio. Por otro lado las leyes estatales y federales le indican al gobierno que no puede prohibir las reuniones religiosas. La cafetería en la que la Iglesia Common Ground se reúne tiene una licencia de negocio, así como lo hizo el anterior propietario secular que organizó bandas y reuniones similares.

“Los empleados del gobierno son servidores públicos y la Constitución prohíbe la inhibición de la libertad religiosa. Los empleados del gobierno no pueden actuar como si fueran agentes de la KGB”, dijo Mat Staver, fundador y presidente de Liberty Counsel.

Liberty Counsel es una organización -sin fines de lucro- de litigios, educación y política internacional dedicada al avance de la libertad religiosa, la santidad de la vida y la familia desde 1989, proporcionando asistencia y la representación sobre estos y otros temas relacionados.

Foto: Iglesia Common Ground