2800 templos cristianos serán demolidos en Francia

A medida que el número de creyentes ha disminuido en las últimas décadas, estos templos han sido prácticamente abandonados.

  • Iglesia/Estado    
  • 9 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

FRANCIA. – De acuerdo con un informe del Senado francés, 2.800 templos serán demolidos en Francia, muchos de ellos con siglos de edad. La decisión fue tomada por los costos de restauración pues son más altos que los costos de demolición.

En 2013, por ejemplo, la Iglesia de St. Jacques en Abbeville, construida en 1868, fue demolida a un costo total de 350.000 euros. Este valor es inferior al ornamento de la reforma. A medida que el número de creyentes ha disminuido en las últimas décadas, estos templos han sido prácticamente abandonados.

Para muchas ciudades de Francia, la falta de interés y el alto valor de los terrenos donde se construyeron los templos simplemente no justifican la inversión en la restauración. Desde 2007, cuando se tomó la decisión, varias iglesias fueron sustituidas por centros comerciales, tiendas, edificios de apartamentos o estacionamientos.

La reciente invasión de la Iglesia de Santa Rita, en París, que culminó con la expulsión del sacerdote y los fieles que estaban llevando a cabo una misa en su lugar, reavivó el debate. El terreno fue vendido y los nuevos propietarios necesitaban que el edificio fuese derribado.

La diputada Marine Le Pen generó una disputa, diciendo que, en lugar de destruir una iglesia, el gobierno debe “derribar las mezquitas de los radicales”. Ella actuó como portavoz de un factor que no se toma en cuenta por la mayoría de los medios de comunicación. Una parte de los terrenos se está vendiendo a los grupos islamistas que construyen mezquitas en los locales.

De hecho, cientos de nuevas mezquitas se construyen cada año en Europa. Tienen capacidad para cientos de miles de jóvenes musulmanes, nacidos en Europa o para los inmigrantes, recién llegados. Dependiendo de las leyes del país, a menudo los edificios reciben dinero del gobierno.

La situación es la misma en otros países

La Iglesia de Inglaterra, conocida como episcopal anglicana en el mundo, tiene 16.000 iglesias en el Reino Unido. Con el cristianismo entrando en declive, la opción administrativa fue cerrar al menos 2.000 templos.

En estos lugares, se reúnen regularmente menos de diez fieles. La mayoría son de edad avanzada y las ofertas son pocos y distantes entre sí. Esto inviabiliza los costos de manutención de los templos, así que la opción es convertirlos en “iglesias de vacaciones”, que sólo abren por las semanas de Navidad y Pascua, cuando muchos cristianos nominales buscan de una iglesia por costumbre.

Un programa de financiación del gobierno a través del Consejo de Artes de Inglaterra, está buscando otros destinos a los edificios pertenecientes a la iglesia oficial del país. Los espacios se pueden alquilar para una amplia gama de eventos y actividades, como conferencias, recepciones de bodas, eventos de caridad, filmación y ferias de empleo.

The Guardian informa que 394 templos cristianos están “disponibles” para ser renovados, reformados y utilizados para otros fines. En algunos casos, han sido convertidos en mezquitas.

En las dos últimas décadas en Alemania, más de 350 iglesias fueron cerradas. Ahora, el proyecto del conocido político izquierdista Joachim Reinig tiene como objetivo “integrar más rápidamente” a los miles de inmigrantes musulmanes que llegan a Europa cada semana. Según la propuesta, las iglesias cristianas deben ser demolidas porque las mezquitas se construirán en los mismos espacios.

El discurso de Reinig, guiado por la idea de la multiculturalidad se basa en un informe de 2013 que él ayudó a preparar y que identificó una “necesidad urgente” para la construcción de mezquitas en la región.

De acuerdo con el Senado de Hamburgo, que también produjo un informe sobre el tema, lo ideal sería una “mezquita en cada barrio”. La razón principal de esto es el importante “trabajo comunitario”, promovido por las mezquitas.