Cristianos marchan contra matrimonio gay, aborto y educación ideológica en Paraguay

Miembros de distintas bases parroquiales que integran el Movimiento Familiar Cristano marcharon a favor de la familia, desde el Panteón Nacional de los Héroes hasta la Catedral Metropolitana. El grupo religioso rechaza la unión entre homosexuales y el aborto.

  • Moralidad    
  • 19 may 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Miembros de distintas bases parroquiales que integran el Movimiento Familiar Cristano marcharon ayer a favor de la familia, desde el Panteón Nacional de los Héroes hasta la Catedral Metropolitana. El grupo religioso rechaza la unión entre homosexuales, el aborto y la educación ideológica.

El grupo de aproximadamente 150 católicos marchó desde el Panteón Nacional de los Héroes ayer a partir de las 10:00 y llegó a la Catedral Metropolitana para participar de una misa oficiada por el arzobispo de Asunción, Monseñor Pastor Cuquejo.

Osvaldo Genes, presidente del Movimiento Familiar Cristiano, dijo que la marcha tuvo la intención de revitalizar los valores de la familia.

Expresó que durante la 44ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), a celebrarse del 3 al 5 de junio en el Centro de Convenciones de la Conmebol, se tratará de influenciar a las autoridades que se legalice el matrimonio entre homosexuales, la adopción por parte de las parejas del mismo sexo y también se buscará introducir la educación con ideología de género en las instituciones educativas públicas y privadas.

Genes aseguró que la influencia que se busca promover durante la asamblea de la OEA es rechazada no solo por su grupo, sino por toda la Iglesia Católica de nuestro país.

Mencionó, asimismo, que en “estos días” se registraron hechos que “pueden quebrantar la tranquilidad de la familia”, en referencia a la actividad denominada “besatón”, realizada en la Plaza de Armas, ubicada frente al Congreso Nacional, donde varias parejas del mismo sexo expresaron muestras de cariño, en público.

El grupo religioso pide, además, la liberación del joven Arlan Fick, quien fue secuestrado el pasado 2 de abril por miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Durante el servicio, monseñor Cuquejo pidió que se libere al joven secuestrado y solicitó que se ore por su seguridad, sus sentimientos y emociones, para que nunca pierda la libertad interior, que es lo que nos sostiene cuando perdemos la libertad física.

Pidió, además, orar para que la comunidad que Jesús instituyó en el mundo, la iglesia, tenga siempre presente que Dios está en ella.

“Las enseñanzas de Jesús enseñan la verdad, la única verdad sobre Dios, sobre la persona humana y sobre el mundo”, expresó el arzobispo de Asunción.

Fuente: ABC