nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Condenado ex Pastor Hispano de Colorado por posesión de Pornografía Infantil

Un ex pastor hispano de una iglesia del sur de Colorado fue condenado a seis años de cárcel por posesión de pornografía infantil y de haber enviado esas imágenes ilícitas a otros estados.

  • Policial/Judicial    
  • 9 sep 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un ex pastor hispano de una iglesia del sur de Colorado fue condenado a seis años de cárcel por posesión de pornografía infantil y de haber enviado esas imágenes ilícitas a otros estados, informó hoy la fiscalía federal de Colorado.

Según Jeff Dorschner, portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos en Denver, Elie Quiñonez, de 35 años y anteriormente pastor de la Iglesia de Dios de la Profecía en la localidad de Pueblo, seguirá cinco años más en libertad condicional después de completar su sentencia.

Quiñonez, quien se declaró culpable en febrero pasado, está en libertad bajo fianza y tiene hasta el próximo miércoles 17 de septiembre para presentarse ante la Oficina de Prisiones del Gobierno federal.

El juez Walker D. Miller, a cargo del caso, también ordenó que Quiñonez quede registrado como delincuente sexual y que una muestra del código genético del condenado sea entregada a las autoridades federales.

Las investigaciones comenzaron a mediados de 2007 cuando la policía de New Waterford, Ohio, comenzó un operativo encubierto para detectar a personas que, usando sitios de contacto social en Internet, buscasen tener relaciones con menores.

Durante ese operativo, la policía recibió de New Waterford un pedido de alguien que solicitaba fotografías indecentes de lo que él creía era una niña de 14 años. Las investigaciones confirmaron que la persona que enviaba esos mensajes residía en Colorado.

En junio de 2007, el FBI contactó a Quiñonez, quien poco después fue separado de su cargo eclesiástico, tras dar a conocer a su iglesia que él estaba siendo investigado.

Quiñonez se mudó a Lubbock, Texas, aparentemente para estar con sus familiares. Allí fue arrestado el 24 de octubre de 2007.

De acuerdo con la información provista por el portavoz Dorschner, agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que revisaron las computadoras y los medios de almacenamiento digital encontrados en las oficinas de Quiñonez en la iglesia de Pueblo hallaron más de mil imágenes inapropiadas de menores y más de 500 mensajes para enviar o recibir esas imágenes.

“La gente admiraba a Quiñonez, pero él defraudó a la comunidad. Esas imágenes de Internet son las de niños reales, que fueron victimizados una y otra vez. Esos niños merecen una vida mejor”, declaró el fiscal federal Troy Eid.

Antes de llegar a Pueblo como pastor en septiembre de 2006, Quiñonez vivía en Greeley, al norte de Colorado, donde trabajaba como guardia en una cárcel.