nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Detonan una bomba en un zona cristiana de Beirut

La cadena televisiva LBC, afirmó que dos personas murieron tras el estallido de un ingenio explosivo en el distrito de Antelías, en el oriente metropolitano, donde residen cristianos maronitas, pero se abstuvo de precisar la fuente.

  • Policial/Judicial    
  • 11 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Beirut.- Esta capital recordó hoy los tétricos días de la guerra civil (1975-1989) tras la detonación de un artefacto explosivo que causó dos muertos, según algunas versiones, o dos heridos, acorde con otras.

La cadena televisiva LBC, afirmó que dos personas murieron tras el estallido de un ingenio explosivo en el distrito de Antelías, en el oriente metropolitano, donde residen cristianos maronitas, pero se abstuvo de precisar la fuente.

En contrapartida, la emisora Saut al Lubnan (Voz de El Líbano, oficial) aseguró que la deflagración ocasionó dos heridos, ambos en estado crítico.

Alain Sarjan, hijo de un magistrado de confesión cristiano maronita, aseguró haber visto a dos hombres huir poco después de la explosión y consideró que el atentado iba dirigido en su contra.

La acción ocurre en medio de una creciente tensión por la citación a declarar de cuatro miembros del Hizbalá (Partido de Dios, en árabe), sindicados como los autores del atentado que costó la vida al exprimer ministro Rafic Hariri, el 14 de febrero de 2005.

Medios políticos libaneses, incluido Saad Hariri, hijo de la víctima, acusaron al Hizbalá y al gobierno sirio de haber ejecutado la acción, pero tanto la dirección del partido chiíta, como el Gobierno de Damasco, negaron cualquier implicación en el hecho.

En fecha posterior, Saad Hariri admitió que sus alegaciones servían fines políticos y dijo carecer de pruebas sobre el hecho. El gobierno sirio y el Hizbalá afirmaron que las acusaciones son alentadas por los gobiernos francés y estadounidense para desarticular a la agrupación musulmana chiíta, cuya resistencia contra la ocupación israelí de una franja en el sur libanés obligó a retirarse a las tropas de Tel Aviv.