nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Evangélicos y católicos pelean por territorio en Chenalhó

Los católicos de la Colonia Puebla denunciaron que en abril pasado, las autoridades ejidales de esa localidad, encabezadas por el pastor presbiteriano, Agutín Cruz Gómez, colocaron un cerco de alambre y se “apropiaron” de la tercera parte del terreno que les pertenece.

  • Policial/Judicial    
  • 25 jun 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

San Cristóbal de Las Casas, Chis.- El párroco de San Pedro Chenalhó, Manuel Pérez Gómez, afirmó que las acciones para exigir que las autoridades evangélicas de la Colonia Puebla, de ese municipio devuelvan el terreno del que han sido “despojados” los católicos, “se realizarán siempre de manera pacífica” para evitar confrontaciones.

“De parte de la Iglesia católica no habrá violencia, siempre será la vía pacífica la manera de caminar, que es como lo hemos venido haciendo”, dijo en entrevista, aunque aclaró que “a veces hay acciones que no están en nuestras manos, que puedan salirse de control; por eso pedimos que todo se lleva a cabo de forma pacífica”.

Agregó que los católicos están orando y pidiendo a Dios que “sean escuchadas nuestras peticiones” de que las autoridades de Puebla les devuelvan el terreno a los integrantes de la parroquia.

Los católicos de la Colonia Puebla denunciaron que en abril pasado, las autoridades ejidales de esa localidad, encabezadas por el pastor presbiteriano, Agutín Cruz Gómez, colocaron un cerco de alambre y se “apropiaron” de la tercera parte del terreno destinado para la ermita y de materiales para la construcción y “destruyeron” la cocina comunitaria.

El conflicto surgió debido a que en abril los católicos destruyeron la capilla porque se “estaba derrumbando” y para edificar una nueva más grande, sin pedir permiso a las autoridades ejidales, las cuales acordaron en asamblea dividir el terreno para que lo compartan católicos y evangélicos.

El presidente del comisariado ejidal de esa comunidad, Agustín Cruz Gómez manifestó que “la gente se molestó porque lo católicos, que son minoría, tiraron la ermita sin pedir permiso a las autoridades ejidales, ya que sufrieron mucho para construirla”.

Recordó que la capilla había sido construida en 1974 por acuerdo de los habitantes de la Colonia Puebla, pues entonces no había otra religión más que la católica y todos ellos “cargaron piedras en mecapal, blocks y varillas caminando muchas horas; sufrieron mucho porque trabajaron en las fincas para hacer el templo”.

En entrevista, comentó que los evangélicos reclaman cinco vasos con monedas antiguas enterradas en el templo y el destino de la campana que estaba en la capilla destruida en abril pasado.

Los católicos informaron en días pasados que la campana la tienen guardada para colocarla cuando acaben de reconstruir el templo, al tiempo de reconocieron que encontraron cuatro vasos con “cien monedas de a peso de las de hace cuarenta años, cada uno, que no tienen valor alguno, y que fueron colocadas como parte de la costumbre cuando se construye un edificio”.

Fuente: La Jornada

Foto: Parroquia de San Pedro Chenalhó