nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

La Iglesia de Satán está reconocida como un culto legítimo en Estados Unidos.

Llamado por muchos de sus seguidores el ‘Papa Negro’, Anton Szandor LaVey comenzó su camino hacia el supremo sacerdocio de la Iglesia de Satán cuando contaba tan sólo con 16 años.

  • Sectas    
  • 15 oct 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Llamado por muchos de sus seguidores el ‘Papa Negro’, Anton Szandor LaVey comenzó su camino hacia el supremo sacerdocio de la Iglesia de Satán cuando contaba tan sólo con 16 años y tocaba el órgano en una feria: “El sábado por la noche, veía a hombres deseando con lujuria a las chicas que bailaban medio desnudas en la feria ambulante y, el domingo por la mañana, cuando tocaba el órgano en la carpa de los evangelistas, en el otro extremo del recinto de la feria, veía a esos mismos hombres sentados en los bancos con sus mujeres e hijos pidiéndole a Dios que los perdonara y los librara de los deseos carnales.

Sin embargo, la noche del sábado siguiente, regresaban al espectáculo o a algún otro lugar de complacencia. ¡Entonces supe que la Iglesia cristiana se fundamenta en la hipocresía y que la naturaleza carnal del hombre es inevitable!”

A partir de esa temprana experiencia en su vida, el camino que habría de seguir estaba claro. Finalmente, en la última noche de abril de 1966, la noche de Walpurgis, la festividad más importante de los creyentes en la brujería, LaVey se afeitó la cabeza siguiendo la tradición de los antiguos verdugos y anunció la fundación de la Iglesia de Satán.

Había comprendido que existía la necesidad de una iglesia que recuperara el cuerpo del hombre y sus deseos carnales como objeto de celebración. “Debido a que la veneración de lo carnal produce placer” decía, “debería haber un templo de gloriosa complacencia…”

La Biblia Satánica recoge todas las enseñanzas de La Vey. Lejos de la tradicional imagen ofrecida por la Iglesia cristiana del Príncipe de las Tinieblas como portador del mal, la desgracia y el vicio, LaVey reivindicó la figura de Satán como auténtico símbolo de la libertad, la sabiduría y la amabilidad. Para el autor, Satán era la más pura personificación de la iluminación y el conocimiento, y así lo demuestra en esta emblemática obra.

El autor

Anton Szandor LaVey nació en Chicago, el 11 de abril de 1930. Cuando aún estaba en el instituto comenzaron a surgir en él las bases de sus ideales satanistas. Tras terminar el instituto comenzó a dedicarse a diversos trabajos, entre ellos el de prestidigitador y el de pianista en un club en el que una noche la actriz Marilyn Monroe actuaba y con la que Anton LaVey mantuvo una relación. Más tarde se trasladó a San Francisco y fundó la Iglesia de Satán. Fue, según él, su abuela de origen rumano, más concretamente de la región de Transilvania, quien más influyó en su forma de ser contándole innumerables cuentos de vampiros y demonios.

LaVey se autoproclamó ‘Papa Negro’ por estar al frente y ser fundador de la Iglesia de Satán. Alcanzó mayor fama después de dar a conocer al mundo su iglesia y porque el asesino Cahrles Manson aseguró ser seguidor suyo. Fue un icono dentro de la cultura pop en EEUU, venerado por cantantes y estrellas de todo tipo. Algunos de los muchos personajes famosos asociados con su iglesia son la actriz Jane Mansfield y el cantante Marilyn Manson. Fue la inspiración del cantante Marilyn Manson, a quien Anton LaVey nombró Reverendo de la Iglesia de Satán por promover con su música ideas y conceptos afines a su doctrina y además aparece brevemente en el video de la canción Dope Hat.

Anton LaVey murió el 29 de Octubre de 1997, en el hospital St. Mary, en San Francisco, Estados Unidos, a causa de un edema pulmonar. Fue llevado a este hospital católico debido a que era el que se encontraba más cerca. El momento de su muerte fue registrado como la mañana de Halloween, pero esto hace posible especular que pudo haber muerto con uno o dos días de diferencia. Se hizo un funeral satanista por invitación en Colma, y su cuerpo fue cremado. Sus cenizas no fueron enterradas, pero fueron eventualmente divididas entre sus herederos como parte de un acuerdo, con la idea de que poseen potenciales poderes ocultistas, y que pueden ser usados en rituales satanistas de magia. Sus hijos probablemente la utilizarían.