Cerca de 700 personas rinden “el mayor culto público a Satanás”

La obispa Corletta Vaughn de la Catedral del Espíritu Santo, dijo: “No vamos a entregar nuestra ciudad a los satanistas. Es un espíritu violento que se está moviendo en la ciudad y se ha infiltrado aquí. Vamos a expulsarlos de aquí”.

  • Sectas    
  • 28 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EEUU.- Cerca de 700 personas se reunieron el pasado sábado 25 por la noche en un club nocturno en la ciudad de Detroit, Michigan, para celebrar lo que fue llamado “el mayor culto público a Satanás” en la historia.

Con casi 3 metros de altura y un peso de casi una tonelada, la estatua satánica muestra la representación de un ser mitad hombre y mitad cabra, sentado en un trono marcado por un pentagrama.

Esta imagen recibe otros nombres, pero se le conoce como Baphomet, una figura mística que es adorada por los grupos satanistas en todo el mundo.

Algunos grupos masónicos también utilizan esta figura, cuyo nombre habría originado, la unión de dos palabras griegas, “Baphe” y “Metis”, que significa “El bautismo de la sabiduría”.

Templo Satánico autor de la fiesta demoníaca

Después de más de un año anunciando que pondrían la estatua en un lugar público, la organización Templo Satánico, canceló el programa después que grupos religiosos locales protestaron.

Sin embargo, por evitar más protestas el evento fue realizado como una fiesta privada. Los boletos costaron 25 dólares por persona.

Los que querían tomarse una foto sentados en la estatua, tenían que desembolsar más de 75 dólares.

A pesar de que utilizan el nombre de satánicos, la organización dice ser atea y que está promoviendo la estatua con el fin de aumentar el debate sobre la libertad religiosa. Un grupo de cristianos se las arregló para infiltrarse y ahora ha revelado imágenes impactantes.

En un entorno que se parecía a una iglesia, estuvo tocando un grupo de heavy metal. En la parte superior del escenario, había una cruz invertida. Una bandera fue colocada en el suelo con las palabras “esto es mi cuerpo, esta es mi sangre”.

Las fotos también muestran a un hombre vestido con ropas que recuerdan a los sacerdotes, adornada con cruces invertidas. El hombre tenía la cara pintada imitando una calavera en presentación como el grupo Ghost BC.

En el centro del escenario, la estatua estaba cubierta con una sábana. Los líderes del Templo Satánico leyeron discursos cortos en una estructura que parecía un púlpito. Tres personas desnudas con sólo la cabeza cubierta participaron en un ritual que se asemeja a un bautismo, sólo que en lugar de agua se les vertió vino sobre sus cabezas.
Después, dos hombres vestidos con ropas de sadomasoquismo y sosteniendo velas fueron llamados, ellos pusieron una tela cerca de la estatua y allí comenzaron a besarse.

Los presentes fueron convidados a admirar la imagen. Varias parejas heterosexuales y homosexuales se tomaron fotos sentados en el regazo de la estatua. Algunos iniciaron a tener relaciones sexuales en público. También muchas personas tenían los rostros y los cuerpos pintados con cuernos y otros estaban semidesnudos con una pintura roja que parecía sangre.

Aunque su fundador Lucien Greaves, ha participado en varias reuniones para promover el ateísmo en los EE.UU., está claro que para ellos Satanás es real. La línea oficial es que Satanás es sólo una cifra que representa de los que quieren oponerse a los cristianos.

La reacción de los cristianos

Durante toda la tarde de ese día sábado, grupos cristianos hicieron culto cerca del lugar, oraron y cantaron alabanzas a Dios. Algunos ministros usaron micrófonos para reprender la acción demoníaca sobre la ciudad.

La obispa Corletta Vaughn de la Catedral del Espíritu Santo, dijo: “No vamos a entregar nuestra ciudad a los satanistas. Es un espíritu violento que se está moviendo en la ciudad y se ha infiltrado aquí. Vamos a expulsarlos de aquí”.

“No queremos eso aquí. Es una falta de respeto”, dijo la evangelista Bonita Shelby, esposa del pastor Don Shelby del Ministerio Internacional Zarza Ardiente, que gritaba con micrófono:” En el nombre de Jesús. Marchamos en el Espíritu por Detroit”.

Según fue divulgado, el Templo Satánico no dejó la estatua en Michigan. Grupos cristianos de la ciudad han hecho una gran presión sobre las autoridades.

El pastor David Bullock, de una importante iglesia bautista local, anunció que si la estatua permanecía en un lugar público, él la destruiría.

Ahora el grupo ateo espera colocar la estatua de Baphomet, en el Capitolio del Estado de Arkansas, al lado de un monumento de los Diez Mandamientos. Sólo están a la espera de un dictamen de la justicia para hacerlo. También anunciaron que planean poner pronto estatuas similares en al menos otros dos estados donde tienen monumentos a los Diez Mandamientos que están en organismos públicos.