Connect with us

Blogs

Diez chicas malas de la Biblia que sorprenderán con su historia

¿Quién quiere decir que hay esperanza para ti y para mí? Absolutamente. Tienes una opción. Tu pasado no dicta tu futuro o tu eternidad.

Publicado

en

¿Por qué crees que Dios conservó historias de vida de chicas malas en la Biblia? Tal vez para ilustrar “… para que todo aquel que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). Desde el Jardín, Dios dio instrucciones, las consecuencias, y permitió que sus creaciones tomaran sus decisiones: fe en Él o la eternidad con el diablo.

¿Cómo la belleza de todas estas chicas malas podrían ser condenadas a los ojos de Dios? ¿Por qué? Por Jesús y sus corazones cambiados. ¡Qué palabras alentadoras para nosotros, que rameras, asesinos, mentirosos y reinas ricas y malvadas se enumeran en la Palabra de Dios! ¿Quién quiere decir que hay esperanza para ti y para mí? Absolutamente. Tienes una opción. Tu pasado no dicta tu futuro o tu eternidad.

1.-TAMAR

Uno de los 12 hijos de Jacob, Judá, se casó con una mujer cananea que tuvo dos hijos. Según la costumbre, Judá obtuvo a Tamar como esposa para su hijo mayor, Er. Pero Dios llamó malvado a este chico y le quitó la vida. De acuerdo con la ley, Judá le dijo a su próximo hijo, Onan, que cumpliera con su deber como cuñado de Tamar, para criar hijos para su hermano. Se negó, derrochó su simiente, y Dios le quitó la vida. Judá tuvo un tercer hijo, pero le dijo a Tamar que regresara a la casa de su padre y esperara. Esto fue ignorar la ley judía. ¿Pero crees que Dios tenía un plan?

Tamar se quitó la ropa de viuda, se cubrió la cara y se vistió como una ramera. Y cuando Judá la vio de pie junto al camino, su carne se hizo cargo. Siendo una dama inteligente, Tamar solicitó su sello y personal cordón como pago. Tres meses más tarde, Judá fue informado de que su nuera se había hecho ramera y estaba embarazada. Judá gritó, “¡Sácala y deja que se quemen!”.

Tamar envió el sello, el cordón y el bastón a Judá y él fue lo suficientemente hombre como para admitir: “Es más justo que yo, ya que no se la di a mi hijo Sela”. Lea Génesis 38: 6-30, Salmo 78: 68-71, y Mateo 1: 1-4 para descubrir por qué y dónde Tamar encaja en el plan de Dios.

“Y sea tu casa como la casa de Fares, el que Tamar dio a luz a Judá, por la descendencia que de esa joven te dé Jehová”, Rut 4:12.

2.-LA ESPOSA MENTIROSA DE POTIFAR

José era el hijo favorito de Jacob. Conocemos la historia de su túnica de muchos colores, sus hermanos celosos, el pozo y el viaje involuntario de José a Egipto. Pero a través de la guerra de los días de Israel, Dios protegió el linaje de esta nación.

La esposa de Potifar se convirtió en una herramienta voluntaria en manos del demonio. La Biblia nos dicen que José era guapo y atrapó el ojo sensual de la esposa del amo de José. Dios no nos dice su nombre, solo el relato de sus seducciones interminables de esta joven. Pero José se negó.

Luego ella le tendió una trampa, un día cuando estaban solos en casa. Cuando él se negó, ella hizo una rabieta y mintió. Su esposo echó a José en la prisión por años. Pero la Biblia nos dice: “Pero el Señor estaba con José… y todo lo que hizo, el Señor lo hizo prosperar”, Génesis 39. Dios elevó a José al ponerlo de segundo al mando de Egipto. Génesis 39-50 registra cómo Dios usó a este hombre fiel, reunió y bendijo a esta familia de su propia elección.

3.-RAHAB

El pueblo elegido de Dios cruzó el Jordán hacia la tierra prometida. Josué era su líder y Dios le ordenó que enviara a dos hombres como espías para ver esta tierra, “… especialmente Jericó”.

Los espías se alojaron en la casa de Rahab, la ramera. Pero el rey de Jericó fue informado y envió hombres para arrestarlos. Rahab escondió a los dos bajo tallos de lino en su techo y le mintió al rey, diciéndole que los espías se habían ido antes de que se cerraran las puertas de la ciudad. Antes de que los dos hombres se fueran a dormir, Rahab regresó y profesó su fe en el Señor Dios del cielo y la tierra. Ella preguntó si tratarían amablemente a ella y la casa de su padre.

Los espías le ordenaron a Rahab que colgara un cordón escarlata en su ventana y reuniera a toda su familia. Rahab y su familia se salvaron cuando las murallas de Jericó se derrumbaron. La fe de Rahab, la ramera, se confirma en Hebreos 11:31. Y Mateo 1: 5 confirma que esta mujer con un pasado figura en el linaje de nuestro Señor Jesucristo a través de su matrimonio con Salmón y el nacimiento de su hijo Booz. Lee Josué 2 para el comienzo del encuentro de Rahab con Dios e Israel.

“… Mas Josué salvó la vida a Rahab la ramera, y a la casa de su padre, y a todo lo que ella tenía; y habitó ella entre los israelitas hasta hoy, por cuanto escondió a los mensajeros que Josué había enviado a reconocer a Jericó”,  Josué 6:25.

4.-JAEL

Avance rápido a los tiempos de los jueces de Israel. Un tiempo cuando los hijos de Israel continuamente escogieron el mal a los ojos del Señor. Dios vendió a su pueblo en manos de un rey cananeo cuyo comandante era Sísara, un líder con 900 carros de hierro que oprimieron a los hijos de Israel durante 20 años.

El comandante de Israel, Barac, menos que un poderoso guerrero, bromeó con las instrucciones de la jueza Débora de parte de Dios para él… Iré a la batalla si me acompañas. Débora dijo: “Iré… pero el Señor venderá a Sísara en manos de una mujer”.

Dios derrotó al ejército de Sísara y este comandante enemigo huyó a la tienda de Jael. Su marido estaba en paz con el rey cananeo, pero Jael invitó a este malvado comandante que huía a su tienda, lo tranquilizó con palabras amables, lo alimentó y lo cortejó para que durmiera en la alfombra de su sala. Ella agarró un martillo, le clavó una estaca  en la sien y murió. La Biblia bendice a Jael para siempre en Jueces 5: 24-27. Lea la historia de Jael en Jueces 4 y 5. ¿Podría Dios contar contigo siendo tan malo cuando te llame a servirle?

“Bendita sea entre las mujeres Jael, mujer de Heber ceneo; sobre las mujeres bendita sea en la tienda”, Jueces 5:24.

5.-DALILA

El relato del juez más colorido de Israel, Sansón, presenta a otra chica realmente mala, Dalila. La Biblia revela que Sansón era un nazareo del vientre, pero Sansón tenía una gran debilidad. Las mujeres extranjeras. Y la Biblia dice que él amó a Dalila. Pero Dalila también tenía una debilidad… el dinero.

Ella debe haber sido una belleza de una manera persuasiva alimentada por un deseo de oro. Ella suplicó a Sansón que le contara el secreto de su gran fortaleza. Pero él la molestaba con historias falsas, y una y otra vez regresaba por más. A pesar de que cada vez ella alistó a los filisteos para llevarlo cautivo.

La Biblia nos dice que su alma estaba molesta hasta la muerte y finalmente le dijo todo lo que tenía en su corazón. Y esta chica mala con mentalidad monetaria fue directamente a los filisteos, recogió su dinero de sangre y puso la trampa. Jueces del 13 al 15 nos dan la historia completa de la vida de Sansón… y Dalila, fría de corazón, sabía lo que los filisteos planeaban, pero arrullaba a Sansón para que durmiera y lo dejaba indefenso por el dinero en efectivo.

6.-JEZABEL

Incluso hoy, el nombre de Jezabel pinta una imagen poco atractiva. No muchas madres nombran a sus hijas Jezabel. Una mujer extranjera, hija de Et-baal rey de los sidonios. El nombre de su padre define al dios que esta mujer cruel y pagana y su esposo judío, el rey Acab, adoraron.

Su lista de crímenes incluía asesinar a los profetas de Dios. Trayendo el culto de Baal a Israel. Mató a un vecino porque su marido de mentalidad débil quería la viña del hombre. Y emitió una sentencia de muerte para el profeta de Dios, Elías. Si alguna vez hubo una chica mala que pertenecía a Satanás, Jezabel era realmente su hija.

Pero Dios cuenta nuestros días… incluso los días de esta chica mala. Dios ungió a Jehú como rey sobre Israel con el único propósito de borrar la línea familiar de Acab y Jezabel. Dios incluso dijo: “Y los perros comerán a Jezabel, y nadie la enterrará”. 1 Reyes 16: 29-43 prepara el escenario para esta reina malvada. Y 2 Reyes 9 ilustra cómo Dios trata con aquellos que continuamente eligen el mal.

7.-ATALÍA

La hija de Acab y Jezabel, Atalía, siguió los pasos de su madre: una devota adoradora de Baal. Casada con Joram, rey de Judá, su hijo Ocozías heredó el trono de David cuando murió Joram. Pero si alguna vez hubo un hijo de mamá, el rey Ocozías llenó la cuenta. Su madre lo aconsejó en todas las cosas malvadas. Reinó un año antes de que Jehú, ordenado por Dios, lo matara.

La Escritura nos dice: “Cuando Atalía madre de Ocozías vio que su hijo era muerto, se levantó y destruyó toda la descendencia real”, 2 Reyes 11: 1. Pero una de las hermanas de Ocozías escondió al pequeño hijo de Ocozías, Joás. Esta pequeña y su nodriza estuvieron escondidas en la casa del Señor durante seis años, mientras esta mujer deshonesta usurpaba el trono del rey David.

Joás tenía siete años cuando el sumo sacerdote les dio a los soldados de Judá las lanzas del rey David y le colocó la corona en la cabeza. La reina Atalía oyó los vítores, vio al niño y gritó “¡Traición!” Pero los soldados la tomaron a ella cuando irrumpió en la entrada de la casa del rey. La mataron en el acto. Si crees que tu suegra es horrible… acuérdate de Atalía. Los detalles sobre este horrible período en la historia de Judá se pueden encontrar en 2 Reyes 10 y 11.

8.-HERODÍAS

En este día de divorcio sin culpa, la condena de Juan el Bautista de Herodes Antipas y Herodías puede causar cierta incomodidad. Sin embargo, Dios es claro. Él dice: “Odio el divorcio”. Aquellos de nosotros que hemos vivido lo suficiente como para ver y experimentar el dolor y las consecuencias del divorcio entendemos esto. Dios instituyó el matrimonio al principio, un pacto de tres vías entre Dios, un hombre y una mujer, hasta la muerte.

Pero Herodes deseaba a la esposa de su hermano y ella obviamente estuvo de acuerdo con el plan. Juan el Bautista arruinó su relación ilícita cuando reprendió a Herodes. Y Herodías estaba furiosa, lo suficiente como para desquitarse. Ella incitó a Herodes a echarlo en la cárcel. Y Juan se sentó en el calabozo mientras Herodes y sus amigos celebraban el cumpleaños del tetrarca.

La hija de Herodías bailó ante todos estos hombres humildes y la Biblia dice que les agradó tanto que Herodes le prometió lo que quisiera. Y la mamá le pidió a su hija que pidiera la cabeza de Juan el Bautista en un plato. Aunque entristeció a Herodes, la Biblia dice que era demasiado orgulloso para rechazarla e inmediatamente ordenó la ejecución de Juan.

9.-LA MUJER SAMARITANA

Viajando de Judá a Galilea, Jesús pasó por Samaria a la hora del mediodía. Estando cansado, se sentó en el pozo de Jacob. Había una hora en que las mujeres adecuadas venían a llenar sus jarras de agua y era en la frescura de la mañana, pero las de carácter cuestionable venían en el calor del día para evitar miradas acusadoras. La samaritana vino a sacar agua y Jesús le pidió un trago y ella se asombró de que este hebreo incluso le hablara.

Jesús le dijo que Él era el Agua Viva y le pidió: “Ve a llamar a tu esposo”. Ella respondió: “No tengo marido”. Jesús respondió: “Bien lo has dicho… porque has tenido cinco maridos, y el que ahora tienes no es tu marido… “. Y Jesús se le reveló a ella como el Mesías esperado. Estaba tan emocionada que dejó su olla de agua, corrió de regreso a la ciudad, y corrió la voz.

Y esta mujer de dudosa reputación llevó a muchas de su ciudad a Jesucristo. Los hombres le pidieron que se quedara y Jesús se quedó dos días, y muchos más creyeron que Él era el Mesías prometido. Juan 4 registra esta cita divina.

“Por tanto, todos los que me confiesen delante de los hombres, también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos”, Mateo 10:32.

10.-SAFIRA

Los nuevos creyentes florecieron en la iglesia primitiva, siendo llenos del Espíritu Santo a medida que Dios aumentaba su número. Pedro y Juan realizaron milagros de curación. El ambiente estaba jubiloso. Pero no para los sacerdotes y saduceos. Ordenaron a Pedro y Juan que dejaran de hablar el nombre de Jesús. Ellos lo rechazaron. El cuerpo de la iglesia oró, el lugar fue sacudido, y el Espíritu llenó a los creyentes que tenían un solo corazón y alma. No había una persona necesitada entre ellos ya que vendieron y compartieron sus propiedades.

Pero Ananías y su esposa Safira vendieron una propiedad y acordaron retener parte del dinero, pero fingieron que estaban dando la cantidad total. Pedro, a través del poder del Espíritu, le preguntó a Ananías por qué le había mentido al Espíritu. Entonces lo reprendió, “No le has mentido a los hombres sino a Dios”. Y Ananías cayó muerto.

La Biblia informa que Safira llegó tres horas después y repitió la mentira de su esposo. Pedro dijo: “¿Por qué acordaron juntos poner el Espíritu del Señor a prueba?” Safira cayó muerta a sus pies. No hubo una segunda oportunidad. No hubo más. No hubo oportunidad para el arrepentimiento.

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”, Apocalipsis 21: 8.

La muerte instantánea es una excepción puesto que todos de alguna manera mentimos Dios no nos castiga con la muerte aunque eso quiere decir que no acepta el pecado de la mentira, es simplemente su misericordia y su amor que no sigue dando oportunidades para arrepentirnos, como pudiste apreciar estas chicas malas tuvieron la oportunidad de redimirse, de cambiar de vida pero otras no lamentablemente, si identificas con una de estas mujeres recuerda esta palabra: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”, Lucas 19:10. Acércate hoy a Cristo, arrepiente, recibe su perdón, vida eterna y una nueva vida.

Por DiAne Gates

Continuar Leyendo
Advertisement

Blogs

“Los que viven según la carne, no pueden agradar a Dios”

Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

Publicado

en

Primera Entrega

NOTICIACRISTIANA.COM.- Uno de los intercambios más importantes en los Evangelios, es la conversación entre Jesús y Nicodemo. Las implicaciones son profundas y el contenido revela la incapacidad del hombre natural de comprender lo relacionado a la verdadera naturaleza del orden espiritual (Juan 3:1-15).

Jesús le había expresado a Nicodemo lo imperativo e inflexible de la necesidad de un nuevo nacimiento para la implantación de la nueva vida (“el que no naciere de nuevo” versículo 3). Lo que para Nicodemo fue un golpe a su intelecto (¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? versículo 4), para Jesús era el principio básico de la ley que gobierna el Reino espiritual.

En la esfera de lo físico se reconocen dos leyes que operan en todo lugar, todo el tiempo:

1. La vida física es el resultado del nacimiento físico.

2. Lo que nace participa de la naturaleza que le dio nacimiento.

Lo natural engendra lo natural. Por lo tanto, Lo que Jesús le está diciendo a Nico es, así como en el orden natural y físico hay una ley que gobierna ese orden, en la esfera del espíritu, también. La vida espiritual es resultado de un nacimiento espiritual que nace de Dios y participa de la naturaleza de Dios. Lo divino engendra lo divino.

Juan 3:6

Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del espíritu, espíritu es.

De esta forma Jesús declaro con precisión y claridad cuatro profundas verdades:

1. Los hombres viven en dos esferas distintas.

2. La entrada a ambas esferas es por nacimiento

3. La carne engendra carne y el espíritu engendra espíritu.

4. Si alguien desea pasar de la esfera de la carne, a la esfera del espíritu solo lo puede hacer por medio de un segundo nacimiento.

Jesús era y tenía lo que Nico necesitaba, la vida. Solo a los que viven en la esfera del espíritu se le puede conferir esa clase de vida porque poseen una naturaleza espiritual. Nico vivía en la esfera de la carne (el orden natural).

Sin dudas que él estaba viviendo de la mejor manera posible, en la esfera natural. Su deseo era ser mejor y esa fue la razón por la cual el vino a Jesús; él quería saber cómo vivir mejor y ser más útil en esa esfera.

Juan 3

Este vino a Jesús de noche, y le dijo: rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, sino está Dios con él.

Pero, Jesús fue directo a la necesidad y le mostro la imposibilidad de hacer que la carne se comporte de una manera espiritual: “Lo que es nacido de la carne, carne es”.

Puede ser carne intelectual, con mucha cultura, con grandes logros, carne moral, aun hasta religiosa – pero sigue siendo carne.

La carne es carne, llámese como se llame. Aun Dios ni siquiera intenta hacer que la carne sea algo diferente a lo que es.

Romanos 8:7-8

Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne, no pueden agradar a Dios.

La carne es irreconciliablemente enemiga de Dios. No se puede cambiar ni mejorar. Se puede disfrazar con simpatía, amabilidad, gentileza, generosidad, cortesía y sigue siendo enemiga y se opone a todo lo que sea de Dios – y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Aquí estaba el inmenso problema de Nico de cual él no tenía ni idea. Sus estudios, estatus y privilegios no lo prepararon y mucho menos le mostraron que la vida natural del hombre es incapaz de operar en el orden de la vida espiritual.

La vida natural (carne) equipa al ser humano para vivir en la esfera de lo natural. Jesús no le ofreció ningún tipo de esperanza a Nico de que si se esforzaba más o si continuaba estudiando podía lograr un cambio gradual de lo natural a lo espiritual. Tampoco Jesús le hizo una propuesta para añadirle algunos dones espirituales de modo que reduciendo las tendencias malignas operara en virtudes divinas.

Jesús sabía que no hay ningún proceso para que la carne sea transformada de lo que es al orden espiritual. La carne no puede ser mejorada, cambiada o utilizada por Dios. No hay nada en ella que Dios pueda aceptar.

Si esto es así; ¿Qué es lo que hace Dios con el pecador que se arrepiente para trasladarlo a la nueva vida en la esfera del espíritu?

Lo que él hace es que lo dota con una nueva naturaleza que hace posible que pueda ver y entrar a su reino y a su familia de hijos. Al hacerlo participe de su propia naturaleza, implanta en él que ha creído, en su propia vida la cual fructificara una vida celestial.

Para vivir la vida de Dios es necesario tener la naturaleza de Dios a través del nuevo nacimiento en el cual Dios implanta Su propia vida en el espíritu del hombre para que habite en él.

2 Pedro 1:4

por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

1 Juan 3:9

Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

Por causa de esta implantación y participación el creyente en Cristo se convierte en alguien que posee algo que nunca había tenido, la naturaleza de Dios mismo.

La vida eterna del Dios que siempre es implantada en lo más profundo del ser humano y todo su ser, es gobernado con la energía divina de una nueva vida. El nuevo nacimiento es la impartición de una nueva naturaleza con facultades celestiales que produce en el hombre una vida totalmente nueva y lo equipa para vivir en una nueva esfera – lo que Pablo le llama, la vida en el espíritu.


Publicado en: NOTCIASCRISTINAS.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Summary
“Los que viven según la carne, no pueden agradar a Dios”
Article Name
“Los que viven según la carne, no pueden agradar a Dios”
Description
La vida natural (carne) equipa al ser humano para vivir en la esfera de lo natural. Jesús no le ofreció ningún tipo de esperanza a Nico de que si se esforzaba más o si continuaba estudiando podía lograr un cambio gradual de lo natural a lo espiritual. Tampoco Jesús le hizo una propuesta para añadirle algunos dones espirituales de modo que reduciendo las tendencias malignas operara en virtudes divinas.
Author
Publisher Name
NoticiaCristiana.com
Publisher Logo
Continuar Leyendo

Blogs

Nadie peca solo. El pecado de Adán manchó la vida de toda la humanidad

Sólo Dios puede hacernos cambiar nuestra conducta. Lo hace cuando cambia nuestra vida.

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM.- Fueron dos manos juntas, dos manos de la misma sangre, unidas firmemente. Pero no eran manos unidas en oración. Esas dos manos empuñaban juntas un revólver. Y juntas dispararon el arma.

El problema del jurado era decidir qué dedo, de cuál mano, fue el que apretó el gatillo. Porque ambos hermanos, Jesse Hogan y su hermana Jean, habían matado a la enfermera Ana Urdiales. El jurado decidió, por fin, que fue el dedo de Jesse el que apretó el gatillo. Así que condenaron a Jesse a muerte.

He aquí un caso dramático. Dos personas, hermano y hermana, empuñan un arma y con ella matan a una enfermera. Ambas manos sostienen el revólver, pero es un solo dedo el que hace el movimiento fatal. A una mano, la que no apretó el gatillo, le corresponde un castigo menor; a la otra, la pena de muerte.

¡Cuántas veces son dos manos las que cometen el delito, pero una sola recibe el castigo! ¡Cuántas veces el mal que se comete es resultado de otros elementos que han contribuido al mal, pero sólo una persona es castigada!

Una persona bajo la influencia del alcohol comete un asesinato, y sólo ella lleva la culpa. Pero ¿qué del fabricante de licores? ¿Qué del que anuncia con llamativa propaganda su veneno? ¿Qué del que vende el licor? Es más, ¿qué de las leyes que autorizan tales ventas? ¿No tienen todos ellos, también, la culpa de ese homicidio?

Enseñanza

Una muchacha se escapa de su casa y se hace miembro de una pandilla callejera. Allí prueba drogas. Para tener con qué comprar las drogas, se vuelve prostituta. A causa de la prostitución, contrae SIDA. Así infecta a decenas de hombres que a su vez infectan a sus esposas. Y las que están embarazadas le transmiten el SIDA al hijo que está por nacer.

¿Quién es culpable? ¿La joven infectada? Claro que sí, pero junto con ella tienen la culpa, también, los padres, si no le dieron un hogar amoroso, las pandillas callejeras, los narcotraficantes y los hombres lujuriosos que compraron por una ínfima cantidad de dinero el cuerpo y el alma de aquella mujer.

Nadie peca solo. Todo lo que hacemos tiene repercusiones enormes. El pecado de Adán ha manchado la vida de toda la humanidad de todo tiempo y de todo lugar. Nadie peca solo.

Sólo Dios puede hacernos cambiar nuestra conducta. Lo hace cuando cambia nuestra vida. A esto Cristo lo llama “nacer de nuevo”. Busquemos el perdón de Dios. Cuando Él limpia nuestro corazón, la semilla que sembramos produce vidas sanas y puras.


Publicado en: NOTCIASCRISTINAS.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Summary
Nadie peca solo. El pecado de Adán manchó la vida de toda la humanidad
Article Name
Nadie peca solo. El pecado de Adán manchó la vida de toda la humanidad
Description
Sólo Dios puede hacernos cambiar nuestra conducta. Lo hace cuando cambia nuestra vida. A esto Cristo lo llama “nacer de nuevo”. Busquemos el perdón de Dios. Cuando Él limpia nuestro corazón, la semilla que sembramos produce vidas sanas y puras.
Author
Publisher Name
NoticiaCristiana.com
Publisher Logo
Continuar Leyendo

Blogs

Ante la ola de feminicidios ¿Cuál es el papel de la iglesia?

Si las mujeres que están muriendo víctimas de estos egos machistas apasionados y obsesivos, no son nuestro objetivo ministerial, yo me preguntó: ¿Qué evangelio y cuál Dios estamos predicando?

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM- La muerte de mujeres por hombres que dicen amarlas, constituye un grito desafiante y urgente. Lo que está pasando con los feminicidios que continúan en este año, harta e indigna, interpela y avergüenza, es algo terrible que no se puede ignorar. Es un llamado que hay que atender sin más excusas ni postergaciones.

Si hay iglesia evangélica en este mundo, que se ufana de su activismo y presencia social o si existen personas hechas a imagen y semejanza de Dios, entonces debemos preguntarnos: ¿Para qué estamos aquí, y cuál es nuestra misión?

En la cara de nuestros ministerios, del mío como comunicador y pastor, no pueden seguirse produciendo tantos hechos atroces que ofenden y degradan la dignidad del ser humano. No puede continuar este festín de atropellos o masacres sin nombres.

Campanas siniestras de luto y dolor que deben sonar con la suficiente estridencia en nuestras conciencias hasta que el reteñir de sus repiques nos despierte al reconocimiento y nos que todos somos hijos de Dios para reconocer que también existen homicidios por omisión.

Omisión

Si ante esta burla, desprecio a la vida y desdén antojadizo, caprichoso, inexplicable y sangriento, que lleva algunos hombres a matar a sus compañeras, nos limitamos a pasivos lamentos cotidianos y a inútiles coloquios para exacerbar la curiosidad y darnos por informados. Entonces, el aparataje institucional y religioso que acompañamos de un garbo pietista es solo una fachada inútil con poco sentido.

Cuál es la trascendencia de nuestras reuniones, de los apuros sociales que nos mueven y atosigan, de los contactos y formalidades que llenan nuestros días, si en nuestra agenda no aparece la pregunta: ¿Qué podemos hacer hoy por una mujer, asediada por la pasión obsesiva y enajenante de un hombre, cae o va a ser víctima de su furia, de su crueldad y desaprensión?

Si las mujeres que están muriendo víctimas de estos egos machistas apasionados y obsesivos, no son nuestro objetivo ministerial, yo me preguntó: ¿Qué evangelio y cuál Dios estamos predicando?

No es que esté pensando que con un toque mágico de fe religiosa se resuelva todo. Creo que se trata de un problema complejo, psicológicamente y científicamente exigente, espiritual y socialmente demandante, degradante, ofensivo e íntima y particularmente humillante.

Violencia

Pero nuestra comprensión de la fe y presupuestos cristianos nos dicen que estas inclinaciones perversas y pecaminosas son una realidad de la depravación del ser humano. Pero, nos anuncia que esta no es la voluntad de Dios y que la indiferencia, el desconocimiento y la tolerancia pasiva ante estos crímenes no puede ser la respuesta de quienes el Señor ha puesto en la tierra para afirmar y defender la vida.

La muerte violenta de mujeres en esta sociedad es un asunto de las organizaciones que Dios nos ha dado, de las iglesias, de los concilios, de los organismos para eclesiásticos, de los ministerios diversos, de las entidades educativas cristianas.

Este es un asunto que debe convocarnos para mirarnos a los ojos unos a otros y preguntarnos en actitud de humillación y ruego, de arrepentimiento profundo y sonada mea culpa: ¿Para qué Dios nos ha puesto aquí?

En República dominicana tenemos códigos legales modernos y actualizados, policías expertos, programas y políticas de prevención diseñadas con mecanismos y medidas harto ensayadas y estudiadas.

Además, contamos con medios de comunicación que disponen de contenido educativo y sensibilizador, de cuerpos de profesionales de la salud mental. Pero, no tenemos una iglesia que llena de amor y compasión cristiana.

Recursos

Entre los recursos e instituciones que tenemos en el país se encuentran: una entidad privilegiada, una institución única y de una elevadísima y exclusiva misión. Se trata de la Universidad Nacional Evangélica, de la cual formo parte, y desde dónde estoy proponiendo un gran congreso de psicología y consejería pastoral.

Estoy proponiendo un acercamiento entre Atenas y Jerusalén, entre la ciencia y la fe para responder a estas necesidades urgentes, con el propósito de articularnos con todos los actores de la sociedad para darle una respuesta apropiada y urgente a la muerte violenta de mujeres de parte de hombres cegados por el machismo.

Necesitamos fundar, armados de racionalidad, de compasión y amor abundante una nueva cultura basada en la ternura. Como ha dicho mi amigo Harold Segura, ya ensayamos todas las revoluciones y han fracasado, “vamos a emprender la revolución de la ternura”.

La propuesta consiste en que a partir de este congreso podamos establecer una gran alianza social de vida y salud mental y espiritual, que articule las iglesias con todos los demás actores responsables del ordenamiento social y jurídico de nuestra sociedad.

Una alianza que alcance a todos los sectores sociales y que apunte a producir un cambio significativo en donde la ternura se convierta en un valor de primer orden que todos procuremos exhibir.

Por: Tomás Gómez Bueno.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.


Summary
Ante la ola de feminicidios ¿Cuál es el papel de la iglesia?
Article Name
Ante la ola de feminicidios ¿Cuál es el papel de la iglesia?
Description
La muerte de mujeres por hombres que dicen amarlas, constituye un grito desafiante y urgente. Lo que está pasando con los feminicidios que continúan en este año, harta e indigna, interpela y avergüenza, es algo terrible que no se puede ignorar. Es un llamado que hay que atender sin más excusas ni postergaciones.
Author
Publisher Name
Noticiacristiana.com
Publisher Logo
Continuar Leyendo

Más leídas