Connect with us

Blogs

7 cosas que debes saber antes de la segunda venida de Jesús

“De ahora en adelante te lo digo antes de que suceda, para que cuando ocurra, puedas creer que yo soy Él” (Juan 13:19, NAS).

Avatar

Publicado

en

El espíritu de Anti-Cristo intentó destruir a Jesús en su primera venida en Belén, y ese mismo espíritu aún se burla y miente a todos los que escucharán sobre la certeza de la segunda venida de Cristo.

Jesús aparece en ciertas señales en el capítulo 24 de Mateo que indicaría el fin de la era y que pronto volvería a establecer su reino milenial en el planeta tierra.

El Antiguo y el Nuevo Testamento registran las certezas de su regreso para reclamar a su novia, poner fin al pecado y cumplir su promesa de pacto con Israel.

Solo Dios sabe la hora y el día, pero en los últimos cien años han sido asesinados más judíos y cristianos que en todos los siglos desde el diluvio.

Satanás sabe que su tiempo es corto, pero antes de que ocurra esta segunda venida del Señor Jesús, el sol debe oscurecerse, la luna no dará su luz y las estrellas caerán del cielo a medida que se sacudan los poderes del cielo.

¿Cuál es la segunda venida de Jesús?

Cuando Jesús ascendió por primera vez a los cielos en una nube, el ángel les preguntó a los que observaban: “¿Por qué te quedas mirando al cielo? Este Jesús, que te fue arrebatado al cielo, vendrá de la misma manera que lo has visto ir al cielo”, (Hechos 1: 2-11, NAS).

Apocalipsis 19: 11-16, Juan nos dice lo que Jesús lo invitó a ver y grabar. Incluyendo este gran y terrible Día del Señor. Y en 2019 los creyentes observan los cielos y esperan con gran anticipación la segunda venida de nuestro Señor. Pero hay una serie de eventos que Jesús nos dijo que buscáramos antes de que llegue ese día.

Un día en que los cielos se abrirán y el Rey Jesús guiará a una gran multitud para que acompañe su segunda aparición en la Tierra. Esta vez como el juez justo y el rey de reyes.

Aquí hay siete cosas que debes saber sobre la Segunda Venida de Jesucristo:

1. El mensaje de Jesús a las iglesias

Jesucristo revela sus advertencias, reprimendas y promete a los creyentes que venzan, tanto a esas iglesias del primer siglo como en la actualidad, Apocalipsis 1-3.

Los vencedores comerán del árbol de la vida en medio del paraíso de Dios.

Los vencedores no sufrirán daño de la segunda muerte.

Los vencedores recibirán algún maná escondido, una piedra blanca con un nombre nuevo.

Los vencedores tendrán autoridad sobre las naciones que gobernará Jesús con vara de hierro y recibirán la estrella de la mañana.

Los vencedores serán cubiertos con prendas blancas y sus nombres no serán removidos del libro de la vida y Jesús le confesará sus nombres delante del Padre y de sus ángeles.

Los vencedores se convertirán en pilares en el templo de El Señor Dios y tendrán el nombre de Dios y el nombre de la ciudad de Dios, y el nuevo nombre de Jesús en ellos.

Los vencedores se sentarán con Jesús en su trono.

El ángel le ordenó a Juan que escribiera las cosas que vio, las cosas que son y las que sucederán después de estas cosas.

“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de la profecía, y prestan atención a las cosas que están escritas; porque el tiempo está cerca”, (Apocalipsis 1: 3, NAS).

2. ¿Qué viene primero? – apostasía

De Apocalipsis 4 al 22, Jesús le muestra a Juan, tal como dijo que lo haría en Juan 13:19, lo que sucede después de estas cosas. A los vencedores, a los creyentes, a la iglesia, se les ordena que lleven el mensaje del evangelio hasta que Dios le diga a su Hijo: “Ve por mis hijos”.

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición”, (2 Tesalonicenses 2: 3).

Dos eventos saltan a nuestra pantalla de radar: la caída y el hombre de pecado. Las traducciones más recientes se refieren a esta caída como la palabra griega “apostasía”, la deserción de la verdad, la revuelta, la apostasía.

La siguiente palabra describe al hijo de perdición. . . la palabra griega “Apoleia”, ruina, pérdida, destrucción, condenable.

Durante siglos, los creyentes han sacado su lupa tratando de predecir quién podría ser este hombre de iniquidad. Pero la Palabra de Dios dice que no habrá duda de su identidad cuando aparezca. Los que escudriñan las Escrituras lo conocerán por sus acciones.

Muchas iglesias han descartado porciones de la Palabra de Dios que decidieron ignorar. Al escribir este artículo, algunas iglesias han descartado el Antiguo Testamento.

3. Los siete sellos como juicios

Si intentamos formar una línea de tiempo profética, la regla es comenzar con los eventos que la Biblia identifica.

Apocalipsis 6 lleva a Juan al Trono de Dios, donde Jesús sostiene un libro que está sellado. Jesús rompe el primero de los siete juicios sellados sobre la tierra; y aunque sabemos que los eventos son secuenciales, no sabemos el marco de tiempo entre estos juicios.

Los primeros cuatro son conocidos como los Cuatro Jinetes a quienes se les asignan diferentes juicios y destrucciones para que se realicen en partes de la tierra.

Este primer jinete sale a conquistar. El segundo sale a sacar la paz de la tierra. ¿Es posible que estos dos primeros jinetes ya hayan salido? Algunos predicadores piensan que sí. El tercer jinete sale con una balanza en la mano: ¿hiperinflación? ¿Tal vez el colapso del liderazgo y el hambre que lleva a una catástrofe política y financiera mundial y un gobierno global se convierta en realidad? ¿Un pacto con Israel y la construcción del Templo de la Tribulación Judía?

Todos los eventos señalan el comienzo de la semana 70 de Daniel . Recuerde que las Escrituras indican que habrá más de tres años de paz relativa, mientras que a los judíos se les permite comenzar su sistema de sacrificios.

Los últimos tres sellos marcan el comienzo de juicios y escenas más catastróficas, que terminan con los eventos que la Palabra dice que deben suceder antes de la Segunda Venida de Cristo.

El Sello Seis trae un terremoto, el sol se vuelve negro, la luna se vuelve como la sangre y las estrellas del cielo caen a la tierra. El cielo se divide como un pergamino y los hombres se esconden de la ira del Cordero. . . pero todas las cosas aún no se han cumplido. No, hay mucho más que aprender.

4. Dos testigos proclaman el evangelio

Y concederé autoridad a mis dos testigos, y ellos profetizarán por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Y si alguien quiere dañarlos, el fuego sale de su boca y devora a sus enemigos; así que, si alguien quiere hacerles daño, debe ser asesinado de esta manera” (Apocalipsis 11: 3,5, NAS).

Si bien hay mucha especulación sobre quiénes son estos testigos, Elías generalmente es nombrado como uno de ellos. Piense en esto, somos la primera generación donde la tecnología podría permitir que este evento se vea en tiempo real en todo el mundo en su sala de estar. . . Apocalipsis 11: 9-10.

Nadie puede dañar a estos dos testigos durante tres años y medio mientras predican la verdad del evangelio. ¿Te imaginas el circo que crearán los principales medios de comunicación?

Entre la sexta y la séptima trompeta, este Anticristo matará a estos dos testigos. Permanecerán muertos en las calles de Jerusalén durante tres días y medio mientras la gente celebra su muerte. Entonces, Dios hablará … “Sube aquí”. Y ellos irán al cielo en la nube. En ese momento, 7.000 personas en Jerusalén serán asesinadas por un terremoto. Los demás se aterrorizarán y darán gloria a Dios.

Si está creando una línea de tiempo, incluso durante la destrucción que viene de la mano de Dios, Él todavía extiende su gracia y perdón a aquellos que se arrepienten, se vuelven y siguen a Jesús. Mientras tanto 10 reyes están gobernando el mundo. Uno de estos diez, el cuerno pequeño o el anticristo, gana mayor poder y eliminará a tres de estos reyes.

“He aquí, te enviaré a Elías el profeta antes de la venida del gran y terrible día del Señor. Y él devolverá los corazones de los padres a sus hijos, y los corazones de los hijos a sus padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con una maldición”, (Malaquías 4: 5-6 NAS).

5. Los juicios de la trompeta

“Cuando el Cordero rompió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo durante aproximadamente media hora. Y vi a los siete ángeles que están de pie ante Dios, y se les dieron siete trompetas … otro ángel vino y se paró en el altar, sosteniendo un incensario de oro, y se le dio mucho incienso, para que él pudiera agregarlo a las oraciones. de todos los santos en el altar de oro que estaba delante del trono”, (Apocalipsis 8: 1-3 NAS).

¡Qué mensaje de confirmación para los creyentes! A través de los siglos, el rey David confirmó que Dios salva nuestras oraciones y nuestras lágrimas. . . ahora vemos por qué.

A medida que se despliegan estos juicios de trompeta, vemos otra cosa necesaria que viene del cielo que debe suceder antes de la segunda venida de Jesucristo: granizo, fuego y humo, mezclados con sangre, serán lanzados desde el cielo a la Tierra. La primera trompeta cumple esta profecía.

Cada juicio de trompeta aumenta en intensidad. Dios envía tres ayes sobre aquellos habitantes de la tierra para acompañar las trompetas restantes.

La escena cambia abruptamente entre los juicios de la sexta y séptima trompeta, al igual que la actitud de los hombres y mujeres que logran sobrevivir.

 Apocalipsis 13 habla de este líder, esta bestia que es asesinada por una herida mortal en la cabeza y luego curada. Él va al templo judío, proclama que es dios, rompe su pacto y hace la guerra con Israel. Dios le da autoridad para actuar durante cuarenta y dos meses.

Y el falso profeta del anticristo establece una sociedad sin efectivo en la que debes llevar una marca en tu mano o en tu frente para poder comprar o vender. Esta marca, llamada “la marca de la bestia” es el número de su nombre “666”.

Los que rechacen la marca serán decapitados en este mundo, pero los que tomen la marca de esta bestia nunca heredarán el Reino de Dios. Pasarán la eternidad con Satanás en el Lago de Fuego.

6. Dios no olvida a su pueblo

En el capítulo 11 de Romanos, Pablo exclama: “Dios no ha desechado a su pueblo, ¿verdad?” Entonces contesta su propia pregunta. “Que nunca sea”.   No entonces. Ahora no. Ni nunca.

Quizás parte de la confusión del lector sobre el Libro de Apocalipsis podría aclararse si los creyentes de hoy comprendieran qué profecías se refieren a Israel y cuáles a la iglesia.

El pacto de Dios con Israel es irrevocable. Si Dios pudiera romper su pacto con Israel, ¿qué significaría eso para la iglesia? Dios no miente.

La mentira de Satanás de que la iglesia ha reemplazado a Israel, llamada teología del reemplazo, es una herejía y, por lo tanto, está destruyendo el Antiguo Testamento.

Dios preparará un lugar en el desierto para el resto del pueblo judío y estarán enclaustrados en seguridad durante tres años y medio, donde conocerán que Jesús es su Mesías y Rey.

Mientras tanto, Dios ha preparado siete tazones finales de su ira para ser derramados sobre esta Tierra. Y el capítulo 16 de Apocalipsis nos habla de estos últimos y horribles juicios. Con estos cuencos, se termina la ira de Dios.

El último y último tazón, el terremoto más grande de todos los tiempos, divide a Jerusalén en tres partes, las ciudades de las naciones caen, enormes piedras de granizo de alrededor de cien libras descienden del cielo sobre los hombres, y todavía blasfeman contra Dios.           

“Porque no quiero que ustedes, hermanos, estén desinformados de este misterio, no sea que sean sabios en su propia estimación, que a Israel le ha ocurrido un endurecimiento parcial hasta que llegue la plenitud de los gentiles; y así, todo Israel será salvo; tal como está escrito, ‘El Libertador vendrá de Sión, Él quitará la impiedad de Jacob. Y este es mi pacto con ellos, cuando quito sus pecados”, (Romanos 11: 25-27, NAS).

7. El rey viene

En el horror de esta escena, las islas y las montañas han huido. Satanás y sus dos bestias han atraído a los ejércitos del mundo a tres escenas de batalla: una en Babilonia, donde los ejércitos de Satanás, instados por Dios, destruyen a Babilonia.

Entonces el diablo de antaño y sus ejércitos invaden Jerusalén y saquean la ciudad, violan y matan a la gente. Al degustar la victoria, él y sus ejércitos se dirigen hacia el desierto, tal vez de camino a Petra, donde muchos creen que Dios está protegiendo el resto de su pueblo. Llegan hasta el valle de Josafat, y en ese momento …

“Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, en su cabeza tenía muchas diademas y tenía escrito un nombre que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre y su nombre es: La Palabra de Dios. Los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, lo seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro. Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. En su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores”,( Apocalipsis 19: 11-16).

Entonces, ¿qué debemos hacer tú y yo con toda esta información y estas promesas de Dios? La semana pasada, la vida de mi hermano en la tierra terminó. Durante años caminó en rebelión a Dios, demasiado ocupado con su propia agenda para inclinarse ante el Rey de reyes y el Señor de señores. Mi corazón está roto. Sin embargo, sé que muchos de ustedes también tienen seres queridos que, si murieran esta noche, serían separados de Dios para siempre.

Jesús nos dio a ti y a mí la instrucción de compartir la verdad de la misericordia y la gracia de Dios, debido a la sangre y el sufrimiento que soportó en el Calvario, por todos los que creen y confían en su nacimiento, muerte y resurrección.

Piensa en esa escena gloriosa: los cielos se abren y el Rey Jesús aparece seguido por todos los que han creído y han confiado en su nombre. ¿Usted y sus seres queridos serán parte de esa primera resurrección? Sobre estos, la segunda muerte no tiene poder.

“Y la prensa de vino fue pisoteada fuera de la ciudad, y la sangre salió de la prensa de vino, hasta las bridas de los caballos, a una distancia de doscientas millas” (Apocalipsis 14:20, NAS).

Esposa, madre y artista y fotógrafa independiente, DiAne Gates escribe para niños, adultos jóvenes y no ficción para adultos.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Blogs

Doce bendiciones del Nuevo Pacto que Dios prometió

La pregunta es ¿Y qué se hace para heredar todas estas bendiciones? Solo confiar en Cristo.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM.-  En Cristo heredamos todas las bendiciones que Dios le prometió a Abraham y todas las bendiciones bajo el Viejo Pacto de la ley sin ninguna de las maldiciones.

Gálatas 3:13

Cristo nos rescató de la maldición de la ley al hacerse maldición por nosotros, pues está escrito: Maldito todo el que es colgado de un madero.

Gálatas 3:14, 29

Así sucedió, para que, por medio de Cristo Jesús, la bendición prometida a Abraham llegara a las naciones, y para que por la fe recibiéramos el Espíritu según la promesa

Y si pertenecéis a Cristo, sois la descendencia de Abraham y herederos según la promesa.

Esto es mucho decir cuando consideras todo lo que Dios prometió en el Antiguo Testamento.

Para Abraham y sus descendientes se le prometió, grandeza, fructificación, prosperidad, gran recompensa, las naciones y más… (Gálatas 12:2-3, 15:1, 17:4-8,22:18)

Para aquellos que estuvieron bajo el pacto de ley se les prometió larga vida, fructificación, abundante prosperidad, protección y más… (Deuteronomio 5:33, 28:3-13)

Como si esto no fuese suficiente en el Nuevo Pacto tenemos 12 bendiciones que Dios ha prometido a sus hijos. Por supuesto que son muchas más al final puedes dejar tu comentario y compartir otras.

Dios perdona todos nuestros pecados. (Mateo 26:28, Hechos 13:38) Nuestros pecados no fueron cubiertos con la sangre de toros y cabras, fueron quitados por el cordero de Dios (Juan 1:29). En la cruz la justicia fue satisfecha, su perdón es perfecto y completo.

Dios no se volverá a acordar de tus pecados jamás (Hebreos 8:12, 10:17, Jeremías 31:34). En relación a la justificación es como si nunca hubieras pecado. (algunos se cayeron de la silla al leer esto)

Dios ha prometido que nunca volvería a enojarse con nosotros (Isaías 55:3) El Nuevo Pacto es un pacto eterno de amor y justicia. Dios nunca dejara de hacernos el bien (Jeremías 32:40).

Dios mismo te hace apto para participar de la herencia (Colosenses 1:12). Ahora no tiene que ver con lo que haces (el viejo pacto) o a quien estas relacionado (el pacto de Abraham) tiene que ver con en quien confías.

Cristo te hace de Él y nunca te soltara (Filipenses 3:12, Judas 24). Nada te puede separar del amor del Padre (Romanos 8:39). Por lo tanto, podemos hablar de nuestra esperanza como “un ancla segura para nuestra alma” (Hebreos 6:19).

Dios mismo nos acredita la perfecta justicia de Jesús (2 Corintios 5:21) La justicia no se puede ganar tiene que ser recibida (Romanos 5:17) Por causa del sacrificio de Jesús en la cruz nuestra condición delante de Dios es “perfecto” para siempre (Hebreos 10:14).

Dios nos da el Espíritu Santo para enseñarnos (Juan 14:26) empoderarnos (Hechos 1:8) y recordarnos de nuestra justicia (Juan 16:10). Ya no necesitamos sacerdotes que sean mediadores entre nosotros, porque ahora todos conoceremos al Señor (Jeremías 31:34). Somos su real sacerdocio (1 Pedro 2:9).

Dios es por nosotros (Romanos 8:31). Dios nos justificó y ya no hay más condenación (Romanos 8:1). Cuando pecamos, Jesús no nos juzga, nos defiende (1 Juan 2:1). Su gracia nos empodera para vencer el pecado (Tito 2:12). El suple abundantemente todas nuestras necesidades (Filipenses 4:19), para que disfrutemos la vida en abundancia (Juan 10:10). El favor de Dios es inmerecido y no se puede ganar.

Dios está con nosotros (Ezequiel 37:27). Por causa de Jesús la puerta al trono de justicia siempre está abierta (Hebreos 4:16). Podemos acercarnos con libertad y confianza (Efesios 3:12)

Dios nos empodera para vencer al enemigo (1 Juan 5:4). Tenemos autoridad sobre enfermedades y demonios (mateo 16:17).  Vivimos bajo su protección divina (Lucas 10:19). Estamos destinados a “reinar en vida” (Romanos 5:17).

Dios nos ofrece su descanso (hebreos 4:10-11). Bajo el viejo pacto era “tienes que hacer, hacer, hacer” bajo el Nuevo Pacto es hecho, hecho, hecho (Juan 19:30). Estamos sentados con Cristo en lugares celestiales (Efesios 2:6)

Dios mismo nos da vida eterna (Romanos 6:23).

La pregunta es ¿Y qué se hace para heredar todas estas bendiciones? Solo confiar en Cristo. Descansa en él. Escoge creer lo que dice la Escritura que él murió por los pecados del mundo, incluyendo los tuyos y resucito victorioso de entre los muertos. Déjale saber a otros que él es tu redentor y Rey.

Si nunca has hecho esto, ¿Por qué no lo haces ahora?


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Continuar Leyendo

Blogs

“Cuando los padres se insultan, los hijos son los que más pierden”

Jesucristo enseñó que cuando alguien nos da una bofetada en una mejilla, debemos dejar que nos pegue también en la otra.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM.- En este mensaje tratamos el caso de un hombre que “descargó su conciencia” de manera anónima en nuestro sitio www.conciencia.net y nos autorizó a que lo citáramos, como sigue:

Mi esposa me acusó de infiel y me golpeó…Yo le juré por la vida de mi hijo que no era cierto, pero ella no me creyó y me sacó de su casa con policías porque ya no dejé que me golpeara.

Yo le dije a mi esposa que no escatimaría nada que estuviera a mi alcance para mi hijo, y ahora he interpuesto una demanda de divorcio. Quiero ser un padre ejemplar, aunque no me repongo todavía. Cada vez que tiene la oportunidad, ella me insulta por las redes sociales y me mortifica diciéndome que soy un cobarde poco hombre, y eso me lastima mucho.

Este es el consejo que le dio mi esposa:

Estimado amigo:

Lamentamos el fracaso de su matrimonio, y sobre todo la manera como sabemos que está afectando a su hijo. De seguro que él ama a su mamá y a su papá, y tiene sentimientos encontrados hacia los dos.

Todo matrimonio consta de dos cónyuges, y cada cual tiene su propia perspectiva de los problemas entre los dos. Si su esposa fuera quien nos contara su caso, los detalles serían diferentes. No tenemos ningún modo de saber por qué llegó la policía y lo sacó a usted de la casa, pero sospechamos que había más detrás de lo que usted describe.

Enseñanza

Tampoco sabemos si los mensajes que le está enviando su esposa los están recibiendo otras personas a través de las redes sociales, o si son mensajes privados sólo para usted.

Es indebido que cualquier persona haga uso de las redes sociales para sacar los trapos sucios al sol, incluso si quien lo hace es una víctima del todo inocente. Así mismo no hay justificación alguna para insultar o menospreciar a alguien enfrente de los demás, ya sea dentro de un grupo o a través de las redes sociales.

Los hijos son los que más pierden cuando sus padres se insultan. Es como jugar “tira y afloja” con el cuerpo del niño en vez de usar una soga. Uno de los dos padres tira para acá, y el otro para allá. ¡Por algo será que el hijo sale lastimado!

Le recomendamos que no responda a los insultos de su esposa ni hable mal de ella a su hijo. Más bien pase por alto las cosas negativas como si ella no se las hubiera dicho, trátela con cortesía y termine la conversación de inmediato cuando ella comience a insultarlo.

Jesucristo enseñó que cuando alguien nos da una bofetada en una mejilla, debemos dejar que nos pegue también en la otra. Esa enseñanza suena ingenua y poco realista, pero Cristo lo dijo para mostrarnos una manera mejor de reaccionar. Le sugerimos que comience ahora mismo a seguir todas las enseñanzas de la Biblia para que pueda evitarle mayores daños a su hijo.

Con eso termina lo que recomienda Linda, mi esposa. Este caso y este consejo pueden leerse e imprimirse si se pulsa la pestaña en www.conciencia.net que dice: “Casos”, y luego se busca el Caso 467.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo.


Continuar Leyendo

Blogs

¿Cómo deberían ser los líderes de la iglesia del futuro?

Un líder es aquel que lidera con el ejemplo, con humildad, solidaridad y sobre todo, con compasión.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM- A menudo visualizamos cientos de líderes en la iglesia que no cumplen con las cualidades que se requieren para guiar, ayudar, exhortar y corregir.

La mentalidad de un líder siempre debe estar encaminada hacia la verdad, ya que, quien busca la justicia, transparencia y sinceridad, proviene de Dios.

Pero, no todas las personas suelen tienen una mentalidad de progreso o bienestar para los demás.

Un líder es aquel que lidera con el ejemplo, con humildad, solidaridad y sobre todo, con compasión.

Líderes enfocados

Optimista.

Esto me habla de actitud y felicidad. Personas que disfrutan lo que hacen. Dejan la queja de lado. Ven el lado positivo de todas las situaciones y nunca se quejan.

Veraz

Estas personas siempre dicen la verdad y están del lado de la justicia. La honestidad es una de las principales características que todo buen líder debe resaltar en su personalidad.

Esta cualidad trae consigo mayor credibilidad para con los demás.

Idóneo

El líder debe ser una persona estable emocionalmente, capaz de tomar decisiones, en cualquier momento o circunstancia.

Es necesario incorporar esta habilidad para liderar con mayor efectividad.

Decisivo.

Hay muchos más atributos, pero quiera terminar con este: ser decisivos. No solamente saber qué hacer, sino mas bien, tener la seguridad de que estamos haciendo las cosas excelentes.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.


Continuar Leyendo

Más leídas