Connect with us

Blogs

7 cosas que debes saber antes de la segunda venida de Jesús

“De ahora en adelante te lo digo antes de que suceda, para que cuando ocurra, puedas creer que yo soy Él” (Juan 13:19, NAS).

Publicado

en

El espíritu de Anti-Cristo intentó destruir a Jesús en su primera venida en Belén, y ese mismo espíritu aún se burla y miente a todos los que escucharán sobre la certeza de la segunda venida de Cristo.

Jesús aparece en ciertas señales en el capítulo 24 de Mateo que indicaría el fin de la era y que pronto volvería a establecer su reino milenial en el planeta tierra.

El Antiguo y el Nuevo Testamento registran las certezas de su regreso para reclamar a su novia, poner fin al pecado y cumplir su promesa de pacto con Israel.

Solo Dios sabe la hora y el día, pero en los últimos cien años han sido asesinados más judíos y cristianos que en todos los siglos desde el diluvio.

Satanás sabe que su tiempo es corto, pero antes de que ocurra esta segunda venida del Señor Jesús, el sol debe oscurecerse, la luna no dará su luz y las estrellas caerán del cielo a medida que se sacudan los poderes del cielo.

¿Cuál es la segunda venida de Jesús?

Cuando Jesús ascendió por primera vez a los cielos en una nube, el ángel les preguntó a los que observaban: “¿Por qué te quedas mirando al cielo? Este Jesús, que te fue arrebatado al cielo, vendrá de la misma manera que lo has visto ir al cielo”, (Hechos 1: 2-11, NAS).

Apocalipsis 19: 11-16, Juan nos dice lo que Jesús lo invitó a ver y grabar. Incluyendo este gran y terrible Día del Señor. Y en 2019 los creyentes observan los cielos y esperan con gran anticipación la segunda venida de nuestro Señor. Pero hay una serie de eventos que Jesús nos dijo que buscáramos antes de que llegue ese día.

Un día en que los cielos se abrirán y el Rey Jesús guiará a una gran multitud para que acompañe su segunda aparición en la Tierra. Esta vez como el juez justo y el rey de reyes.

Aquí hay siete cosas que debes saber sobre la Segunda Venida de Jesucristo:

1. El mensaje de Jesús a las iglesias

Jesucristo revela sus advertencias, reprimendas y promete a los creyentes que venzan, tanto a esas iglesias del primer siglo como en la actualidad, Apocalipsis 1-3.

Los vencedores comerán del árbol de la vida en medio del paraíso de Dios.

Los vencedores no sufrirán daño de la segunda muerte.

Los vencedores recibirán algún maná escondido, una piedra blanca con un nombre nuevo.

Los vencedores tendrán autoridad sobre las naciones que gobernará Jesús con vara de hierro y recibirán la estrella de la mañana.

Los vencedores serán cubiertos con prendas blancas y sus nombres no serán removidos del libro de la vida y Jesús le confesará sus nombres delante del Padre y de sus ángeles.

Los vencedores se convertirán en pilares en el templo de El Señor Dios y tendrán el nombre de Dios y el nombre de la ciudad de Dios, y el nuevo nombre de Jesús en ellos.

Los vencedores se sentarán con Jesús en su trono.

El ángel le ordenó a Juan que escribiera las cosas que vio, las cosas que son y las que sucederán después de estas cosas.

“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de la profecía, y prestan atención a las cosas que están escritas; porque el tiempo está cerca”, (Apocalipsis 1: 3, NAS).

2. ¿Qué viene primero? – apostasía

De Apocalipsis 4 al 22, Jesús le muestra a Juan, tal como dijo que lo haría en Juan 13:19, lo que sucede después de estas cosas. A los vencedores, a los creyentes, a la iglesia, se les ordena que lleven el mensaje del evangelio hasta que Dios le diga a su Hijo: “Ve por mis hijos”.

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición”, (2 Tesalonicenses 2: 3).

Dos eventos saltan a nuestra pantalla de radar: la caída y el hombre de pecado. Las traducciones más recientes se refieren a esta caída como la palabra griega “apostasía”, la deserción de la verdad, la revuelta, la apostasía.

La siguiente palabra describe al hijo de perdición. . . la palabra griega “Apoleia”, ruina, pérdida, destrucción, condenable.

Durante siglos, los creyentes han sacado su lupa tratando de predecir quién podría ser este hombre de iniquidad. Pero la Palabra de Dios dice que no habrá duda de su identidad cuando aparezca. Los que escudriñan las Escrituras lo conocerán por sus acciones.

Muchas iglesias han descartado porciones de la Palabra de Dios que decidieron ignorar. Al escribir este artículo, algunas iglesias han descartado el Antiguo Testamento.

3. Los siete sellos como juicios

Si intentamos formar una línea de tiempo profética, la regla es comenzar con los eventos que la Biblia identifica.

Apocalipsis 6 lleva a Juan al Trono de Dios, donde Jesús sostiene un libro que está sellado. Jesús rompe el primero de los siete juicios sellados sobre la tierra; y aunque sabemos que los eventos son secuenciales, no sabemos el marco de tiempo entre estos juicios.

Los primeros cuatro son conocidos como los Cuatro Jinetes a quienes se les asignan diferentes juicios y destrucciones para que se realicen en partes de la tierra.

Este primer jinete sale a conquistar. El segundo sale a sacar la paz de la tierra. ¿Es posible que estos dos primeros jinetes ya hayan salido? Algunos predicadores piensan que sí. El tercer jinete sale con una balanza en la mano: ¿hiperinflación? ¿Tal vez el colapso del liderazgo y el hambre que lleva a una catástrofe política y financiera mundial y un gobierno global se convierta en realidad? ¿Un pacto con Israel y la construcción del Templo de la Tribulación Judía?

Todos los eventos señalan el comienzo de la semana 70 de Daniel . Recuerde que las Escrituras indican que habrá más de tres años de paz relativa, mientras que a los judíos se les permite comenzar su sistema de sacrificios.

Los últimos tres sellos marcan el comienzo de juicios y escenas más catastróficas, que terminan con los eventos que la Palabra dice que deben suceder antes de la Segunda Venida de Cristo.

El Sello Seis trae un terremoto, el sol se vuelve negro, la luna se vuelve como la sangre y las estrellas del cielo caen a la tierra. El cielo se divide como un pergamino y los hombres se esconden de la ira del Cordero. . . pero todas las cosas aún no se han cumplido. No, hay mucho más que aprender.

4. Dos testigos proclaman el evangelio

Y concederé autoridad a mis dos testigos, y ellos profetizarán por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Y si alguien quiere dañarlos, el fuego sale de su boca y devora a sus enemigos; así que, si alguien quiere hacerles daño, debe ser asesinado de esta manera” (Apocalipsis 11: 3,5, NAS).

Si bien hay mucha especulación sobre quiénes son estos testigos, Elías generalmente es nombrado como uno de ellos. Piense en esto, somos la primera generación donde la tecnología podría permitir que este evento se vea en tiempo real en todo el mundo en su sala de estar. . . Apocalipsis 11: 9-10.

Nadie puede dañar a estos dos testigos durante tres años y medio mientras predican la verdad del evangelio. ¿Te imaginas el circo que crearán los principales medios de comunicación?

Entre la sexta y la séptima trompeta, este Anticristo matará a estos dos testigos. Permanecerán muertos en las calles de Jerusalén durante tres días y medio mientras la gente celebra su muerte. Entonces, Dios hablará … “Sube aquí”. Y ellos irán al cielo en la nube. En ese momento, 7.000 personas en Jerusalén serán asesinadas por un terremoto. Los demás se aterrorizarán y darán gloria a Dios.

Si está creando una línea de tiempo, incluso durante la destrucción que viene de la mano de Dios, Él todavía extiende su gracia y perdón a aquellos que se arrepienten, se vuelven y siguen a Jesús. Mientras tanto 10 reyes están gobernando el mundo. Uno de estos diez, el cuerno pequeño o el anticristo, gana mayor poder y eliminará a tres de estos reyes.

“He aquí, te enviaré a Elías el profeta antes de la venida del gran y terrible día del Señor. Y él devolverá los corazones de los padres a sus hijos, y los corazones de los hijos a sus padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con una maldición”, (Malaquías 4: 5-6 NAS).

5. Los juicios de la trompeta

“Cuando el Cordero rompió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo durante aproximadamente media hora. Y vi a los siete ángeles que están de pie ante Dios, y se les dieron siete trompetas … otro ángel vino y se paró en el altar, sosteniendo un incensario de oro, y se le dio mucho incienso, para que él pudiera agregarlo a las oraciones. de todos los santos en el altar de oro que estaba delante del trono”, (Apocalipsis 8: 1-3 NAS).

¡Qué mensaje de confirmación para los creyentes! A través de los siglos, el rey David confirmó que Dios salva nuestras oraciones y nuestras lágrimas. . . ahora vemos por qué.

A medida que se despliegan estos juicios de trompeta, vemos otra cosa necesaria que viene del cielo que debe suceder antes de la segunda venida de Jesucristo: granizo, fuego y humo, mezclados con sangre, serán lanzados desde el cielo a la Tierra. La primera trompeta cumple esta profecía.

Cada juicio de trompeta aumenta en intensidad. Dios envía tres ayes sobre aquellos habitantes de la tierra para acompañar las trompetas restantes.

La escena cambia abruptamente entre los juicios de la sexta y séptima trompeta, al igual que la actitud de los hombres y mujeres que logran sobrevivir.

 Apocalipsis 13 habla de este líder, esta bestia que es asesinada por una herida mortal en la cabeza y luego curada. Él va al templo judío, proclama que es dios, rompe su pacto y hace la guerra con Israel. Dios le da autoridad para actuar durante cuarenta y dos meses.

Y el falso profeta del anticristo establece una sociedad sin efectivo en la que debes llevar una marca en tu mano o en tu frente para poder comprar o vender. Esta marca, llamada “la marca de la bestia” es el número de su nombre “666”.

Los que rechacen la marca serán decapitados en este mundo, pero los que tomen la marca de esta bestia nunca heredarán el Reino de Dios. Pasarán la eternidad con Satanás en el Lago de Fuego.

6. Dios no olvida a su pueblo

En el capítulo 11 de Romanos, Pablo exclama: “Dios no ha desechado a su pueblo, ¿verdad?” Entonces contesta su propia pregunta. “Que nunca sea”.   No entonces. Ahora no. Ni nunca.

Quizás parte de la confusión del lector sobre el Libro de Apocalipsis podría aclararse si los creyentes de hoy comprendieran qué profecías se refieren a Israel y cuáles a la iglesia.

El pacto de Dios con Israel es irrevocable. Si Dios pudiera romper su pacto con Israel, ¿qué significaría eso para la iglesia? Dios no miente.

La mentira de Satanás de que la iglesia ha reemplazado a Israel, llamada teología del reemplazo, es una herejía y, por lo tanto, está destruyendo el Antiguo Testamento.

Dios preparará un lugar en el desierto para el resto del pueblo judío y estarán enclaustrados en seguridad durante tres años y medio, donde conocerán que Jesús es su Mesías y Rey.

Mientras tanto, Dios ha preparado siete tazones finales de su ira para ser derramados sobre esta Tierra. Y el capítulo 16 de Apocalipsis nos habla de estos últimos y horribles juicios. Con estos cuencos, se termina la ira de Dios.

El último y último tazón, el terremoto más grande de todos los tiempos, divide a Jerusalén en tres partes, las ciudades de las naciones caen, enormes piedras de granizo de alrededor de cien libras descienden del cielo sobre los hombres, y todavía blasfeman contra Dios.           

“Porque no quiero que ustedes, hermanos, estén desinformados de este misterio, no sea que sean sabios en su propia estimación, que a Israel le ha ocurrido un endurecimiento parcial hasta que llegue la plenitud de los gentiles; y así, todo Israel será salvo; tal como está escrito, ‘El Libertador vendrá de Sión, Él quitará la impiedad de Jacob. Y este es mi pacto con ellos, cuando quito sus pecados”, (Romanos 11: 25-27, NAS).

7. El rey viene

En el horror de esta escena, las islas y las montañas han huido. Satanás y sus dos bestias han atraído a los ejércitos del mundo a tres escenas de batalla: una en Babilonia, donde los ejércitos de Satanás, instados por Dios, destruyen a Babilonia.

Entonces el diablo de antaño y sus ejércitos invaden Jerusalén y saquean la ciudad, violan y matan a la gente. Al degustar la victoria, él y sus ejércitos se dirigen hacia el desierto, tal vez de camino a Petra, donde muchos creen que Dios está protegiendo el resto de su pueblo. Llegan hasta el valle de Josafat, y en ese momento …

“Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, en su cabeza tenía muchas diademas y tenía escrito un nombre que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre y su nombre es: La Palabra de Dios. Los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, lo seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro. Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. En su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores”,( Apocalipsis 19: 11-16).

Entonces, ¿qué debemos hacer tú y yo con toda esta información y estas promesas de Dios? La semana pasada, la vida de mi hermano en la tierra terminó. Durante años caminó en rebelión a Dios, demasiado ocupado con su propia agenda para inclinarse ante el Rey de reyes y el Señor de señores. Mi corazón está roto. Sin embargo, sé que muchos de ustedes también tienen seres queridos que, si murieran esta noche, serían separados de Dios para siempre.

Jesús nos dio a ti y a mí la instrucción de compartir la verdad de la misericordia y la gracia de Dios, debido a la sangre y el sufrimiento que soportó en el Calvario, por todos los que creen y confían en su nacimiento, muerte y resurrección.

Piensa en esa escena gloriosa: los cielos se abren y el Rey Jesús aparece seguido por todos los que han creído y han confiado en su nombre. ¿Usted y sus seres queridos serán parte de esa primera resurrección? Sobre estos, la segunda muerte no tiene poder.

“Y la prensa de vino fue pisoteada fuera de la ciudad, y la sangre salió de la prensa de vino, hasta las bridas de los caballos, a una distancia de doscientas millas” (Apocalipsis 14:20, NAS).

Esposa, madre y artista y fotógrafa independiente, DiAne Gates escribe para niños, adultos jóvenes y no ficción para adultos.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Blogs

¿Cuál es la diferencia entre la verdadera y la falsa victoria?

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM.- ¿Cómo saber si la victoria que confieso me la dio el Señor?

Victoria, es una de esas palabras en el Nuevo Testamento que no siempre hemos entendido. Me temo que con más frecuencia que lo que estamos dispuestos a aceptar, lo que muchos creemos que es una victoria no es otra cosa que una falsa imitación de la verdadera victoria que nos enseña la Escritura.

En una ocasión el Señor le respondió a algunos judíos que creían que siempre estaban en lo correcto, diciéndole:

Juan 8:34-36

Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Luego, el mismo Espíritu Santo que estaba en Jesús, le dijo a Pablo,

Romanos 6:14

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Más tarde el Señor miso le dice a Pablo,

2 Corintios 2:9

Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.

Cuando consideramos lo que esto significa podemos decir que:

Nos estamos bajo la ley que dice, “tienes que hacer” sino bajo la gracia que proclama, “HECHO ESTA” y esta es la razón por la cual “el pecado no se enseñoreará de nosotros”.

Esta es la razón por la cual Pablo apasionadamente exhorta a los Gálatas, quienes estaban reincidiendo de la gracia a la ley y como nos ha pasado a muchos de nosotros en algún momento de nuestra vida – que él estaba Con Cristo juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí.

Más tarde le dijo a los Filipenses,

Filipenses 1:12

Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

Y a los Corintios le dijo,

1 Corintios 15:57

Más gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Eso es GRACIA. Esa es la manera de probar si una victoria es real o es una imitación falsa. Recuerda esto, cualquier victoria, sobre cualquier pecado que haya en tu vida, si tú tienes que trabajar por ella, es una victoria falsa. Cualquier victoria que es el resultado de tu esfuerzo personal, es falsa – no es la victoria que Dios te ofrece.

¿Cómo sabes que la victoria que declaras, es la victoria que Dios te dio y no la que tú has logrado?

¿Estas tu tratando de vivir una vida victoriosa? La victoria que recibes por medio de tu esfuerzo personal es una falsa imitación de la verdadera victoria que Dios te da.

Tienes que cambiar la palabra “tratar” por la palabra “confiar”, tú no puedes tratar y confiar a la misma vez. Tratar es lo que tú haces, confiar es lo que permitimos que el Señor haga.

La propuesta del Señor es que el que conoce la verdad es “verdaderamente libre” (Él es la verdad). El no dijo medio libre, o un poco libre, o tres cuartos libres –no, en Cristo tú eres VERDADERAMENTE LIBRE.

La tragedia de esto es que a un gran número de creyentes no se le ha enseñado la verdad sobre este asunto. Y, ¿cómo lo conocerán, si a los maestros los institutos y seminarios tampoco se lo enseñaron?

¿Cuántas predicaciones y enseñanzas has oído en tu vida cristiana sobre que te tienes que esforzar para vivir en victoria, vencer el pecado, ser bendecido, alcanzar el favor de Dios, recibir la unción, etc.?

Amado hermano(a) en la Biblia nunca encontraras esta clase de cosas. La victoria que obtienes gradualmente según tu esfuerzo personal es una victoria falsa. Cristo no te ofrece victorias graduales él te ha dado la VICTORIA.

La victoria que Cristo te ha dado es un regalo de la gracia no una recompensa por tu esfuerzo. Los regalos no se dan graduales, y la victoria en Cristo es un regalo. ¿Estás listo para saber de una vez y por todas porque eres “más que un vencedor”?

2 Corintios 2:14

Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.

¿Cuándo te lleva Dios en triunfo? A veces, cuando está de buen humor, cuando lo siente – no, “SIEMPRE” – declara esto, “Dios siempre me lleva en triunfo, por causa de la victoria que ya me dio en Cristo”.

Imagínate que es tu cumpleaños, y si lo es, felicidades – tus amigos y familiares te sorprenden y te traen regalos. ¿Cuánto tiempo se toma gradualmente para que ese regalo sea tuyo? Bueno, cuando está en las manos de otros, todavía no es tuyo, al momento que lo tomas, ya es tuyo. Tu no recibiste el regalo gradualmente, el regalo fue tuyo instantáneamente cuando lo recibiste.

Así mismo es la victoria, es un regalo por el cual tú no trabajas, sino que lo recibes, porque no es la victoria que tu obtienes sino la victoria que Dios te da.

Por favor no creas que estoy diciendo que en la vida victoriosa no hay crecimiento. Eso sería un grave error. Lo que quiero que sepas es que el verdadero crecimiento y madurez en Cristo es el fruto natural de recibir su victoria en tu vida, no de tu activismo religioso para vivir en victoria.

Por causa de la madurez que vamos obteniendo por causa de su victoria es que podemos crecer en el conocimiento de Su gracia. Tu maduras en el conocimiento de su gracia, pero ya vives en VICTORIA SOBRE EL PODER DEL PCADO, PORQUE NO ESTAS BAJO LA LEY SINO BAJO LA GRACIA.

Vivir en victoria no es suprimir los deseos de la carne. Eso es una victoria falsa. Eso es lo que nos lleva a ponernos máscaras y a disfrazar con frases, actividades y orgullo lo que verdaderamente está sucediendo dentro de nosotros.

Cualquiera puede suprimir deseos para lograr lo que quiere. Cualquiera puede portarse bien delante de otros para que no le quiten el puesto que tiene en la congregación, cualquiera puede criticar a otro para cubrir sus propias faltas, cualquiera puede decir una cosa por delante y luego traicionarte.

Es posible ayunar, orar, reprender, confesar todos tus pecados para suprimir el deseo de pecar, para luego descubrir que, si no haces nada de eso, la tentación es tan fuerte que por fuera no lo haces, pero por dentro te está consumiendo. Eso, amado hermano(a) no es vivir en victoria. Se te podrá considerar un buen cristiano por fuera, pero tú sabes que eres un miserable por dentro. Disculpa mi franqueza.

Es posible ser un cristiano completamente rendido y vivir en derrota. Como muchos hemos experimentado.

Vivir en victoria no es el resultado de tu “fuerza de voluntad”, es un milagro, es un regalo que ya en Cristo has recibido. ¿Ya lo recibiste?

Las falsas victorias se caracterizan por una continua lucha y esfuerzo por hacer más cosas. Seguro que le pides ayuda a Dios y luego sientes que tú le tienes que ayudar porque parece que él no puede hacerlo solo.

La victoria verdadera es absolutamente por medio de Él. Sin tu ayuda.

La mente religiosa reacciona a esto porque no tiene nada de que gloriarse. Pero, los que caminan en la victoria que Dios da saben que Cristo es su propia vida y la batalla es de Él.

Alguno se estará preguntando; ¿y yo, que tengo que hacer?, ¿así de fácil es esto? Trátalo a ver si es fácil. Nada requiere más la asistencia del Espíritu Santo que ensenarnos a confiar en lo que Dios ha dicho.

Para la mayoría de las cosas que nos han ensenado que hay que hacer para vivir en victoria, no hay ni que nacer de nuevo, es más hay inconversos que son más consistentes en sus oraciones, disciplinas, tienen más fuerza de voluntad, que muchos cristianos. ¿Sera eso vivir en victoria?

Una vida victoriosa no es el resultado del ambiente o tu temperamento, es un asunto de que en Cristo ya Dios te ha dado la victoria. Él es tu propia vida. Nunca olvides que Su gracia es más que suficiente en medio de tus debilidades.

Una vida victoriosa no está reservada para un grupo elite que vive en “otra dimensión espiritual” – más bien es el regalo de Dios para los que han confiado en la obra perfecta de Su Hijo.

La victoria ya es tuya. Recíbela. Confía. Y vive agradecido(a) de que en Dios eres más que un vencedor.

Ahora ve y enfrenta lo que estás viviendo con la actitud de lo que verdaderamente ya eres. Uno que ha vencido por la batalla que otro gano. Eso es gracia.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo.

 




Continuar Leyendo

Blogs

¿Si supieras el día y lugar de tu muerte, qué harías?

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM.- ¿Se ha imaginado lo que podría ser una celebración de despedida cuando muera? ¿Qué tal si de la misma forma en que se anuncia la llegada de un bebé a la familia, también se nos anunciara la partida del abuelo nueve meses antes? —pregunta el humorista colombiano José Ordóñez en su obra titulada Primer libro de José Ordóñez a los aburridos.

Lo primero que harían las mujeres de la familia, incluso la esposa, las hijas y las nietas, sería organizar una “fiesta de despedida”, responde el talentoso cómico, que ha batido repetidas veces su propio récord mundial de chistes. Y luego describe la fiesta, dando vuelo a su fecunda imaginación:

Para la ocasión, el lugar se vería lleno de letreros alusivos a la celebración, como, por ejemplo: “¡Que te vaya [bien]!” “¿Vuelves?” “¡Nos vemos al otro lado!”

Globos y serpentinas colgarían para la alegre celebración, mientras que algunos gladiolos se repartirían con buen gusto por toda la casa. Una torta grande de pasas y ciruelas negras se encontraría sobre el ataúd.

Se cambiaría el gélido minuto de silencio por la música preferida del futuro finado; él podría escuchar lo que siempre le encantó mientras espera la muerte.

Si supiéramos el día de nuestra muerte, se verían entierros con orquestas, grupos de vallenatos [y] mariachis… cantando alegres… —continúa Ordóñez—. En lo más álgido de la fiesta entrarían de sorpresa los mariachis cantando:

Estas son las mortajitas que le dieron a David

el día, que, de estar tan viejo, a él se le dio por morir.

¡Morite, viejo, morite! Mira que ya anocheció.

Y ya los grillos se aprestan a cantarte en tu panteón….

Enseñanza

Otra de las ventajas de saber la fecha en que vamos a fallecer es que podríamos escoger el lugar. Si los papás nos escogen dónde es que nacemos, nosotros decidimos dónde moriremos.

Si supiera que hoy es el día de mi muerte, llamaría a esos que sé que he ofendido y les pediría que me perdonaran, pues me daría tristeza saber que no me podrían recordar con agrado.

Si hoy fuera el día de mi muerte, dejaría todas mis cuentas canceladas, pues no me gustaría que mis hijos tuvieran que responder por las mismas, [y] miraría a mi esposa a los ojos y con un sonoro beso le diría: “¡Gracias, ha sido un placer compartir la vida contigo!”

Querido Dios… si hoy vinieras por mí, te agradecería por haberme enviado aquí a conocer a gente maravillosa, a beber con sed, a comer con hambre, a besar con entusiasmo, a sentir arrepentimiento, a luchar sin fuerzas, a vivir con pasión.

Te pediría que me dejaras ver por última vez a mi familia de pie en la puerta de mi casa, para que se despidieran con la mano mientras admiro que el sol está en el poniente y refleja la cruz sobre mi casa.

¡Quizá éste no sea el día de mi muerte, quizá haya muchos más, pero hoy viviré como si fuera el último de mis días!

¿Y tú qué harás?

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo.




Continuar Leyendo

Blogs

Carta de Luis Palau ante la crisis mundial

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM- Este mensaje en carta y vídeo de Luis Palau busca dar ánimos en este tiempo de crisis mundial. Una pandemia que cada día cobra más vidas y que muchos cristianos se encuentran en cuarentena, unos por temor, otros por obediencia a las medidas tomadas por los gobiernos del mundo.

Esta época de incertidumbre golpea los ánimos, las esperanzas y genera una ola de preocupación en todas las familias del mundo. Iglesias han tenido que valerse de la tecnología para transmitir sus servicios, en un intento por mantener a sus miembros metidos en la oración, el ayuno y la vigilia.

¿Dónde quedó la confianza en Dios? Veamos lo que dice la carta del evangelista, Luis Palau: 

Querido hermano en Cristo:

Puede sentirse ansioso o temeroso en estos tiempos inciertos. Muchos de nosotros lo estamos. Sin embargo, tenemos mucho a lo que aferrarnos. . . tantas promesas y bendiciones del Señor.

Quería darte algunas palabras de aliento de las Escrituras para que te arraiguen, te den paz y te den esperanzaEl Señor es nuestro escudo. Él es nuestro refugio en tiempos de angustia (2 Samuel 22:31). ¿Crees eso?

Seamos una luz en este tiempo de tinieblas. El mundo necesita a Jesús y nosotros somos sus mensajeros. Nuestro equipo es su aliado para levantar las Buenas Nuevas de Jesús todos los días.

Gracias por estar con nosotros. Te amamos, oramos por ti y confiamos en que el Señor usará este tiempo para atraer a muchos hacia Él.

Estamos en esto juntos,

Luis Palau. (2 Samuel 22:31)

PD: Ahora es el momento de ser valiente con el Evangelio. La gente está muy abierta a las Buenas Nuevas en este momento. Su mundo se desmorona a su alrededor, o eso parece. ¡Ellos necesitan a Jesús!

Reflexión

En el siguiente vídeo, el evangelista Luis Palau, habla en Inglés, como una manera de ampliar sus anteriores palabras.

En el vídeo relata cómo fue su experiencia cuando se le diagnosticó un cáncer de pulmón en estadío cuatro. Situación que lo llevó a afirmar aún más su confianza en Dios.

Instó a mantener la calma, la paz y a refugiarnos en el Señor frente a esta crisis.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.


 




Continuar Leyendo

Más leídas