¿Qué debes hacer cuando te sientes lejos de Dios?

Blogs

NOTICIACRISTIANA.COM- A menudo, existen momentos en los que una persona puede llegar a sentirse lejos de Dios, en estos casos, ¿qué debes hacer cuando el Señor está distante? 

Los afanes diarios suelen desconectarnos de Dios, ya que, en ocasiones, nos encontramos tan ocupados que olvidamos lo más importante: nuestra comunión con el Creador. 

Es fundamental reconocer que atesorar otras cosas en nuestro corazón, nos aleja de Dios. La fatiga, el cansancio, el estrés y las muchas ocupaciones son distracciones, que cada día nos sumergen en la apatía y estas cosas, también nos distancian del Padre.

El pasado, las decepciones y las dificultades, crean en nosotros un estado de pereza espiritual que muchas veces, sentimos que no podremos salir de ahí, pero, es necesario saber que existe una solución. Sí, es posible volver a tener un encuentro con Dios.

Vuelve a enamorarte de tu Dios

En las reuniones humanas la monotonía siempre ha sido una de las causas por las cuales los matrimonios se destruyen, ya que, tanto el hombre como la mujer, necesitan hacer cosas nuevas para mantenerse vivos, felices, contentos y de alguna u otra forma, más unidos.

Lo mismo sucede en tu relación con Dios. Si siempre tomamos la misma actitud de falta de entrega, compromiso, pasión y amor por las cosas del Señor, evidentemente, nos alejaremos más de él.

Si tan solo viéramos a Dios como un ser indispensable en nuestras vidas, nunca nos alejaríamos de él. El Señor es el único que puede llenarte completamente. No existe algo más que pueda satisfacer el vacío que existe en tu corazón.

Cuando estamos en la etapa del noviazgo, siempre buscamos hacer cosas nuevas para impresionar a la persona que amamos, en este sentido, es menester preguntar: ¿qué estás haciendo para enamorarte más del Señor? ¿Pasas más tiempo con él? ¿Estás orando con mayor intensidad? 

El pecado te hace sentir lejos de Dios

La apatía no es la única causa que nos aleja del Señor, ya que, muchas veces, la falta de comunicación con él nos aleja más de Dios y tendemos a caer en el pecado.

Somos vulnerables cuando dejamos de orar, somos vulnerables cuando no reconocemos que estamos apáticos, somos vulnerables cuando no hacemos lo que es necesario para volvernos a enamorar de Dios.

Tu relación matrimonial es importante, tu familia también lo es, tu trabajo, pero, aún más importante es Dios en tu vida, porque con él lo tendrás todo.

Es momento de reflexionar y te detengas a pensar en cómo retomar tu relación con Dios. ¡Realmente lo necesitas! ¡No te permitas estar más tiempo lejos del Señor!


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.