Connect with us

Blogs

¿Cómo conocer la voluntad de Dios?

Avatar

Published

on

NOTICIACRISTIANA.COM.- Imagínate este escenario. Tienes una decisión que tomar, pero tienes 3 opciones para escoger. ¿Cuál de ellas será la voluntad de Dios? ¿Qué harías?

Cada día son millones de personas que se encuentran ante este dilema, quizás sea el tuyo al momento de leer este artículo. Si llevas algún tiempo en la iglesia ya debes haber escuchado que si te equivocas en una decisión y no es la voluntad de Dios para tu vida estarás condenado a una existencia inferior por la cual estarás pagando las consecuencias el resto de tu vida.

Esta manera de interpretar la voluntad de Dios, lo que produce es temor en el corazón de los creyentes, porque piensan que si no escogen lo que el Señor “secretamente” ha planificado para ellos él los castigará en el futuro.

El argumento para esto va más o menos así: Dios tiene una perfecta voluntad – esa es la que te tienes que asegurar que nunca fallas. Luego él tiene una voluntad permisiva –esa es como que te equivocaste, pero ahora por desobediente pagaras las consecuencias toda tu vida porque fallaste en descubrir cuál era la perfecta voluntad de Dios.

Y luego es cuando alguien está totalmente fuera de la zona de la voluntad, en otras palabras; en tinieblas.

Consejos que liberan

Si no quieres tener problemas en la vida; algunos te dirán: asegúrate que a través de toda tu vida “siempre das en el centro de la perfecta voluntad de Dios”.

Otros te dirían: para asegurar que Dios te hable y te bendiga no fallas en tus diezmos, ora mucho, no falte a los cultos, sirves en la iglesia, ayuna si esto haces entonces el Señor se asegurara que siempre tomes las disecciones correctas, compres la casa correcta, encuentres la iglesia correcta, que tus hijos se casen con la persona ideal, tu negocio prospere, etc.

Si, simplemente sigues estas instrucciones ya verás como el Señor te dirá sin que te equivoques lo que tienes que hacer. Si esto no te trabaja te dirán: si no puedes discernir con claridad la voluntad de Dios, probablemente hay algún pecado que no has confesado en tu vida.

Busca bien adentro y en tu pasado que es lo que está impidiendo que Dios te hable y ya verás como el Señor te dirá claramente que debes hacer. Este tipo de enseñanza es peligrosa.

A través de los años he visto como esto paraliza a los creyentes, los mantiene viviendo con sentido de culpa y condenación “porque tiene que haber algo malo con ellos”, no les permite disfrutar su unión y comunión con Cristo y los mantiene relegados a un legalismo castrante.

Aquellos que, basado en esta premisa de conocer la voluntad de Dios de esta manera, tomaron decisiones cuando creyeron que oyeron a Dios, pero, ahora se encuentran en situaciones y circunstancias difíciles se preguntan: ¿Por qué Dios permitió que esto pasara si yo hice lo que Él me dijo que hiciera?

Hay creyentes que viven siempre buscando lo que está mal en ellos, el pecado que no han confesado, la maldición que los persigue porque su abuela era espiritista, el pecado que cometieron 20 años atrás o hace cinco minutos, que no fueron al servicio, que pasaron un coraje etc.

Cuando esto se convierte en la forma de vivir, se ha cambiado los efectos de la cruz y la obra del Espíritu Santo por un Karma cristiano; la retribución de Dios porque no has hecho lo suficiente.

La verdad sobre la voluntad de Dios

Para comenzar la palabra no enseña que usted está entrando y saliendo de la voluntad de Dios. En la escritura se describe la voluntad de Dios en los siguientes textos:

  • Llevar mucho fruto – Juan 15:8
  • Orar sin cesar – 1 Tesalonicenses 5:17-18
  • Que el evangelio llegue a los gentiles, no solo a los judíos – Efesios 1:11-13; 2:11-13
  • Que el evangelio sea proclamado a través de toda la tierra – Colosenses 1:23; 2 Pedro 3:9.

Esa es la voluntad de Dios.

Dos ejemplos en la vida del Apóstol Pablo:

Tenía el derecho de tomar esposa de entre una de las hermanas en la iglesia (1 Corintio 9:5) pero decidió quedarse soltero. Quiso visitar a la iglesia en Roma, pero fue estorbado, Romanos 1:13.

Evidentemente Pablo no tenía una bola de cristal cristiana que le diría cada cosa que le sucedería. Invirtió tiempo planificando cosas que nunca se realizaron. Aun el apóstol Pablo experimento tiempos de no saber muchas cosas. Detrás de toda esta enseñanza peligrosa que ha llevado a millones de creyentes a “sufrir su salvación” en vez de disfrutar la Gracia del Señor; esta la sutil obra de la carne de querer producir su propia justicia y tener algo de que gloriarse.

Un escenario común

Un hermano(a) pide dar un testimonio de la fidelidad de Dios en la iglesia. La persona comienza de esta manera: Quiero darle gracias al Señor porque hace un mes él Señor me bendijo con un carro nuevo, no tuve que dar deposito, el vendedor era cristiano, yo había estado orando y ayunando por eso, y sentí tremenda paz que eso era del Señor.

Conclusión: Esa es la voluntad del Señor porque todo le salió bien, sintió paz, el vendedor era cristiano y le dieron el carro sin depósito. Más de un oyente en la audiencia se cuestiona que será lo que está mal con ellos’ ¿por qué Dios no le habla así?, para ellos las cosas no le han sido tan fácil y además ellos no son tan fieles como la persona que dio el testimonio.

En muchos de los casos con un poco de información adicional se hubiera descubierto que el interés de la deuda a pagar era más alto de lo común, el plazo del préstamo era a 60 meses, la persona no considero los costos adicionales de tener un vehículo nuevo, su presupuesto no se lo permitía – si pierde su fuente de ingreso no puede pagar su nuevo carro.

Conclusión: El diablo me robo la bendición. ¿Sera así que esto funciona? Estar bien con Dios (justicia) no se encuentra en hallar la lista secreta que Dios ha seleccionado para ti. Tu comunión con Dios es resultado de la muerte y resurrección de Cristo. Una vez descansas en la obra perfecta, permanente y eterna de Cristo reposas de todas tus obras para impresionar a Dios y sentir que estas bien con él. La voluntad perfecta de Dios para tu vida es que “estas en Cristo” y “Cristo está en ti”, esta libertad puede ser incomoda al principio.

Pero, producirá una manera de pensar saludable, decisiones responsables y disfrutaras de la grandeza de tu Padre que está detrás de cada puerta. Esto te ayuda a despertar a la grandeza de su gracia en cada circunstancia y celebrar la grandeza de tu Señor. El Señor no te ha dado espíritu de temor sino de poder, amor y dominio propio.

No tengas temor de tomar decisiones como si tu Padre celestial tuviera una lista de cosas misteriosas que tienes que descubrir por tu propio esfuerzo y tener que buscarlo a Él. Ya Él te encontró, vive en ti, ha puesto sus deseos y voluntad en tu mente y corazón porque te ha dado su naturaleza. Ha prometido estar contigo todos los días de tu vida. Perteneces a Él.

Él es tu fuerza. Estas unido a Él en una unión perfecta para siempre. Eres un hijo(a) de su resurrección. Expresarlo a Él será tu mayor deleite.

Las malas decisiones siempre tendrán consecuencias, pero eso no significa que Dios está enojado contigo y te castigará toda la vida. Disfruta quien eres para él, y permite que el fruto que produces es la expresión de la vida de Cristo en ti. Esa es Su voluntad.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo.


 

Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    OK No thanks