Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

Importantes investigadores científicos e influyentes dirigentes religiosos han unido sus fuerzas en los Estados Unidos para movilizar a la opinión pública en favor de llevar adelante acciones urgentes para combatir el calentamiento global que amenaza al planeta Tierra.

Minimizando la guerra entre creacionistas y darwinistas, el grupo de científicos, entre ellos el premio Nobel Eric Chivian y el principal climatólogo de la NASA, James Hansen, se unieron a dirigentes del movimiento evangélico para lanzar una iniciativa sin precedentes.

Esta coalición de 28 responsables de la comunidad científica y de la iglesia evangélica, que reivindica más de 30 millones de fieles en Estados Unidos, realizó una declaración por una “acción urgente” contra las actividades humanas que afectan el futuro del planeta y de la Humanidad.

El texto, presentado en conferencia de prensa, fue enviado al presidente estadounidense George W. Bush, a la nueva líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y a otros responsables políticos y de asociaciones científicas y religiosas.

Perfil.com