Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

En una Reunión Nacional de Oración en la Ciudad de México, Leslie Kiegel, Presidente de la Alianza Nacional Cristiana Evangélica de Sri Lanka, ha entregado su mensaje profético a México y sus líderes cristianos.

En este mensaje, se hace evidente el hecho de que las denominaciones han hecho una abismo entre congregaciones cristianas, en este mensaje se llama a la unidad y a dejar a trás las agendas egoístas donde no hay cabida para establecer una comunidad cristiana unida en México.

Este mensaje puede explicar el porqué de diferentes ataques a líderes de ministerios, como secuestros y extorsiones a los pastores o a sus familiares, ya que el mensaje explica que esta es una prueba y la iglesia se está limpiando.

Leslie Kiegel, asegura, como profeta, que muchos no resistirán la prueba y la solución será mantenerse unidos. El duro mensaje, habla de desacuerdos y divisiones que han llevado a la misma divisón en la sociedad, en la economía y por supuesto, los ministerios.

“Dentro de las principales causas que impiden la unidad en el Cuerpo de Cristo están las fortalezas sectarias. Es el orgullo en las creencias doctrinales, denominacionales, y el sistema de gobierno, lo que provoca que la iglesia se vuelva sectaria y solo acepte a aquellos que están de acuerdo con sus propias creencias y sistemas. Algunas de las razones por la cuales los líderes no disponen sus corazones para buscar la unidad son:

• Orgullo doctrinal y denominacional
• Menosprecio a los demás
• Idolatría denominacional
• Temor a perder miembros
• Inseguridad
• Celos y un espíritu competitivo
• Están edificando su propio reino
• Falta de tiempo
• Agotamiento

“Si como pueblo de Dios, en un mismo sentir y un acuerdo podremos responder a Dios tomando la responsabilidad de nuestros propios pecados de orgullo y falta de unidad, nuestras oraciones serán contestadas a favor de nuestra nación. Como dice la palabra profética, nuestra nación ha estado siendo sacudida violentamente hasta sus raíces y la corrupción en todas sus formas se ha estado manifestando. En este proceso la Iglesia está siendo purificada y refinada, para que todo lo que no sea de Dios sea completamente destruido…”

Algunas Iglesias, ya han tomado la iniciativa de unir esfuerzos y ha nacido “La Red Nacional de Oración por México” y a partir de 1 de enero de 2011 se ha iniciado un ayuno de 40 días por México, siendo acompañados por Iglesias de República del Salvador.