Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Descubrimientos

Arqueólogos descubren “anfiteatro perdido” bajo Muro de Lamentaciones

“Una tras otra, los descubrimientos arqueológicos muestran la herencia judía de nuestro pueblo”, conmemora el rabino.

Publicado

en

ISRAEL.- Un gran descubrimiento fue anunciado por los arqueólogos israelíes esta semana. Se trata de un anfiteatro romano de más de 1800 años de edad, situado a ocho metros bajo el Muro de Lamentaciones, en el centro de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

También revelaron un pedazo del Muro que estaba enterrado hace al menos 1700 años, probablemente después de un terremoto. El Muro de Lamentaciones es considerado el lugar más sagrado para el judaísmo, estando en el centro de una disputa con los musulmanes que niegan que hubo un templo en el lugar. Después de las decisiones de la UNESCO dando victoria a los islamistas, aumentaron las presiones sobre una decisión sobre quién tiene más derecho al lugar.

El Muro de Lamentaciones, es visitado por cerca de tres millones de personas al año, es en realidad la contención de la estructura construida por el rey Herodes, que gobernó a Judea entre el año 37 a.C. hasta el 4 d.C. El es todo lo que restó de la estructura del Segundo Templo, que fue destruido por los romanos en el año 70 d.C.

Hay ocho “niveles” del Muro de Lamentaciones desenterradas por los arqueólogos a lo largo de los años. Algunas partes continúan bastante preservadas, a pesar de haber quedado enterradas por milenios. El trecho ahora revelado queda por debajo del llamado “Arco de Wilson”, uno de los pasajes donde, en la época de Jesucristo, los judíos usaban para subir hasta el Monte del Templo. Originalmente, tenía 13 metros de altura.

El anfiteatro romano mostrado al público ahora, tenía 200 asientos y confirma los relatos del historiador Flávio Josefo sobre esa construcción junto a la muralla original. Cientos de piezas fueron desencabadas, incluyendo vasos de cerámica y monedas que confirman la datación.

En 1864, el arqueólogo británico Charles William Wilson hizo excavaciones en el lugar y descubrió el arco que lleva su nombre. Sin embargo, no pudo encontrar el anfiteatro descrito en los libros de Flávio Josefo y otras fuentes históricas sobre el período.

El arqueólogo Joe Uziel, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, explica: “En la perspectiva de los investigadores, esto es un descubrimiento sensacional, una verdadera sorpresa. Nuestro objetivo era datar el Arco de Wilson, no imaginábamos que acabaríamos solucionando uno de los mayores misterios de Jerusalén: el anfiteatro perdido.

La arqueóloga Tehila Lieberman, que también participa en las excavaciones, afirma que no hay previsión de cuándo el anfiteatro podrá ser abierto para la visita del público, pero cree que eso debe ocurrir “en breve”. Ella destaca que el anfiteatro, también llamado Odeon, era un importante lugar de amplificador durante el período en que la ciudad estaba totalmente sobre el gobierno romano, siendo rebautizada como Aelia Capitolina.

Palestinos no apoyan las excavaciones en el lugar

Las nuevas excavaciones en la Ciudad Vieja de Jerusalén fueron criticadas por líderes palestinos, pues ellas acaban por revelar la verdad sobre el lugar. La narrativa islámica es que toda la parte oriental de Jerusalén pertenece al Estado palestino.

El descubrimiento tiene un valor aún mayor por el que los judíos conmemoran los 50 años de la unificación de Jerusalén como resultado de la Guerra de los Seis Días en 1967. Sin embargo, el Monte del Templo fue utilizado en el acuerdo de paz y continuó bajo el gobierno de Jordania , que dominaba la porción oriental de la ciudad.

El rabino del Muro de Lamentaciones, Shmuel Rabinowitz, conmemoró el descubrimiento: “Una tras otra, los descubrimientos arqueológicos permiten que nuestra generación realmente toque la historia antigua y la herencia judía de nuestro pueblo, mostrando su conexión profunda con Jerusalén”.

Los palestinos dicen que las excavaciones en el Monte del Templo es parte de un plan judío para “debilitar” los cimientos de las dos mezquitas que existen hoy en el lugar, con vistas a la construcción del Tercer Templo.

La disputa por la capital Jerusalén es uno de los puntos de mayor conflicto entre israelíes y palestinos. Sin embargo, el director de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Israel Hasson, cree que los descubrimientos son mucho más importantes que las cuestiones políticas: “Espero que estos hallazgos nos ayuden a avanzar, para que todos podamos impresionarnos con el pasado glorioso de Jerusalén.

[ Fuente: Times of Israel ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Descubrimientos

Arqueólogos pueden haber encontrado ciudad de Ai -Hai- de A.T.

Los arqueólogos pueden haber encontrado la ciudad del Antiguo Testamento de Ai -Hai-.

Publicado

en

EE.UU.- El Dr. Scott Stripling y un equipo de arqueólogos dicen que pueden haber encontrado la ubicación de la ciudad bíblica de Ai en el Antiguo Testamento.

El equipo, los Asociados para la Investigación Bíblica, ha estado excavando el sitio cerca de Jerusalén durante años, según SputnikNews.com.

“Hubo 14 años de excavaciones difíciles con un hiato de 8 años debido a la Intifada”, dijo Stripling, refiriéndose al levantamiento palestino contra Israel. “Sufrimos de vandalismo constante. Pero perseveramos e hicimos un excelente trabajo de excavación”.

La ciudad de Ai -Hai- fue una ciudad cananea descrita en el Libro de Josué, donde la ciudad fue emboscada por Josué y los israelitas.

Anteriormente, los arqueólogos e historiadores pensaron que las ruinas de la ciudad estaban cerca de el-Tell en Cisjordania. Sin embargo, el equipo de Stripling afirma que la ciudad estaba ubicada en Khirbet el-Maqatir.

Stripling dijo que la descripción bíblica de los israelitas escondidos en un baño podría ser el actual Wadi Sheban, que se encuentra al oeste de la antigua ciudad de Ai.

Se espera que Stripling publique sus hallazgos y lo que él llama “evidencia convincente” a finales de este año.

“Esto nos da una perspectiva regional, una visión general de lo que estaba sucediendo en las tierras altas de Israel en la antigüedad”, dijo. “Podemos ver transiciones en la cultura”.

Stripling dice que él es cristiano y su trabajo ha reforzado su fe. “Mi trabajo en arqueología en Israel me ha afectado profundamente como creyente”, dijo.

“Ya creía en la Biblia, pero a medida que pasan los años he visto cientos de ejemplos de sincronización entre la cultura material que estamos excavando y lo que leí en el texto. Esto es un recordatorio constante de que hay un Dios y que él dejó un registro de su obra en la historia”.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE CHRISTIANLINES

Continuar Leyendo

Descubrimientos

Encuentran moneda con inscripción del rey Agripa, citado en la Biblia

Arqueólogos ya analizaron el artefacto y concluyeron que la moneda de aproximadamente dos centímetros tiene cerca de 2 mil años de edad.

Publicado

en

ISRAEL. – Un hallazgo arqueológico más surge para fundamentar científicamente la historicidad de los textos bíblicos, específicamente del Nuevo Testamento. Esta vez el descubrimiento fue por casualidad, hecho por un estudiante israelí. Él encontró en un arroyo en la región de Shiloh, en las cercanías de Tel Aviv, Israel, una moneda con la inscripción del rey Agripa, citado en Hechos de los Apóstoles.

Arqueólogos ya analizaron el artefacto y concluyeron que la moneda de aproximadamente dos centímetros tiene cerca de 2 mil años de edad, habiendo sido acuñada durante el reinado de Herodes Agripa I, en el año 40 después de Cristo. De hecho, la pieza consta la inscripción “Rey Agripa”, confirmando su autenticidad.

“Todo descubrimiento arqueológico tiene una historia y ofrece más detalles sobre la historia de la tierra y del pueblo de Israel. Este tipo de descubrimiento tiene una pieza más en el rompecabezas histórico de nuestro pueblo”, dijo Hanania Hezmi, líder del equipo de arqueología israelí, según el Times of Israel.

El hallazgo arqueológico es de gran importancia, ya que no sólo evidencia la confiabilidad del texto bíblico sobre la persona del rey Agripa, sino también del Apóstol Pablo, principal predicador de los Evangelios entre los no judíos de la época.

La Biblia, en Hechos de los Apóstoles, describe el encuentro del Apóstol con Agripa. Este relato preciso y detallado apunta directamente a la historicidad de Pablo, reforzando así sus relatos acerca de Jesucristo y los demás discípulos como eventos históricos.

“Al otro día, viniendo Agripa y Berenice con mucha pompa, y entrando en la audiencia con los tribunos y principales hombres de la ciudad, por mandato de Festo fue traído Pablo”, dice el verso de Hechos 25:23, describiendo el encuentro de ambos.

“Entonces Festo dijo: Rey Agripa, y todos los varones que estáis aquí juntos con nosotros, aquí tenéis a este hombre, respecto del cual toda la multitud de los judíos me ha demandado en Jerusalén y aquí, dando voces que no debe vivir más”, continúa el verso 24.

Herodes Agripa gobernó Judea desde el 41 d.C hasta su muerte tres años después. Era nieto de Herodes el Grande y padre de Herodes Agripa II, el último rey de la dinastía herodiana. Gobernó el territorio a satisfacción de los judíos, y en ese momento fue aclamado como “Agripa el Grande”, según Josefo.

Fuente: Times of Israel

Continuar Leyendo

Descubrimientos

Científicos confirman existencia de terremotos citados en la Biblia

Los profesores Israel Finkelstein y Yigal Yadin encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C”, el mismo período asignado a los escritos de los profetas de la Biblia.

Publicado

en

ISRAEL. – La relación entre fe y ciencia nunca ha sido un problema para los científicos comprometidos con la verdad de los hechos. Esto, porque cuanto más conocimiento es adquirido, más los descubrimientos, confirman los relatos de la Biblia para luego ser demostrados científicamente, contra los que niegan la verdad de la revelación de Dios a la humanidad.

Recientemente, se agregaron algunos datos al enorme banco de informaciones disponibles en favor de la fe judeo-cristiana, esta vez, fundamentando relatos contenidos en el Antiguo Testamento.

Estos datos parten de un artículo titulado: “Comprobación de los hechos del libro de Amos”, escrito por Ruth Schuster, donde cuenta con científicos de investigación que confirman el hecho de los terremotos mencionados en los libros de Amos y Zacarías.

Según Ruth, “descubrimientos hechos en una excavación en Hazor por los profesores Israel Finkelstein y Yigal Yadin encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C”, es decir, el mismo período asignado a los escritos de los profetas de la Biblia

“En otra excavación en Lachish, David Ussishkin encontró un nivel de destrucción de la misma época. El pedazo de tierra también tiene una capa similar que data de mediados del octavo siglo a.C.”, añade Ruth, que es bióloga, formada por la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El relato en el libro de Zacarías es preciso: “Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos”, Zacarías 14: 5.

En el verso 4 del mismo capítulo de la Biblia el profeta llega a decir que el Monte de los Olivos fue “dividido en dos mitades por un valle muy grande, de modo que una mitad se movió hacia el norte. y el otro para el sur”, indicando el tamaño del terremoto, que, según los expertos, debe haber sido de 8,2 en la escala Richter.

“Este evento de magnitud 8 de 750 a.C. parece ser el más grande ya documentado en la zona de falla de transformación del Mar Muerto durante los últimos cuatro milenios”, explicó el profesor de Geología Creacionista, el Dr. Steven A. Austin.

Según el artículo de Ruth, los científicos Kate Raphael y Amotz Agnon concluyeron que al menos 11 terremotos ocurrieron en la época y región descrita por los profetas bíblicos. Sin embargo, debido a la magnitud, sólo el más fuerte fue relatado en la Biblia.

Las investigaciones se realizaron mediante la utilización del método de datación carbono-14, usando materiales orgánicos cosechados en las profundidades del Mar Muerto.

Fuente: Haaretz

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas