Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Descubrimientos

Arqueólogos encuentran menciones al rey bíblico bajo tumba del profeta Jonás

El lugar fue destruido en 2014 por el Estado Islámico, pero está siendo restaurado

Publicado

en

IRAK.-  Antiguas inscripciones, de unos 2.700 años de edad, fueron descubiertas bajo la tumba del profeta Jonás, en la región de Nínive, Irak. El lugar fue destruido por los yihadistas del Estado Islámico en 2014 , pero ahora está siendo restaurado.

Bajo la tumba, que preserva una tradición milenaria, se hicieron excavaciones y se encontraron inscripciones sobre el rey asirio Esar-Hadón, citado varias veces en el Antiguo Testamento. Él era hijo de Senaquerib, y gobernó el imperio Neoassírio entre el 681 a.C. y el 669 a.C.

Los arqueólogos iraquíes, que trabajaron en los túneles descubrieron el año pasado inscripciones de “toros y leones alados” que eran símbolos al reinado Esar-Hadón. “El palacio de Esar-Hadón, rey fuerte, rey del mundo, rey de Asiria, gobernador de Babilonia, rey de Sumeria y Acad, rey de los reyes de Egipto inferior, del alto Egipto y de Cuzo [un antiguo reino al sur de Egipto , actual Sudán]”, dice uno de los grabados descifrados y que ha sido revelado al público recientemente.

Otra inscripción dice que Esar-Hadón “reconstruyó el templo del dios Assur, y también restableció las antiguas ciudades de Babilonia y Esagila, donde “renovó las estatuas de los grandes dioses”.

Hay indicios que él también renovó un palacio construido por Senaquerib, cuyo ejército invadió Israel, según lo descrito en 2 Crónicas 32: 1. Además de sus obras, hay registros de sus conquistas, como de la ciudad de Cilicia (en el sur de la actual Turquía) y Sidón (en el Líbano). Hay otros registros que mostraban que había bajo su dominio cerca de 20 reyes vasallos, incluso Manasés de Judá.

Aunque no es nominado, el registro de 2 Crónicas 33: 10-13 muestra una referencia indirecta a él cuando narra que el rey Manasés fue capturado por los “comandantes del ejército del rey de Asiria”, que lo llevaron a Babilonia.

El lugar donde se cree que el profeta Jonás está enterrado es considerado sagrado para algunos grupos de cristianos y musulmanes. Los jihadistas destruyeron la tumba por considerarla un lugar de idolatría. Después de las derrotas del Estado Islámico en la ciudad de Nínive, a principios de 2017, estudiosos y arqueólogos vienen estudiando la compleja red de túneles en el subterráneo y que fueron reveladas por la destrucción.

La arqueóloga Layla Salih dijo que tras haber explotado el lugar, los soldados del EI saquearon el lugar para negociar los hallazgos en el mercado negro de antigüedades. “Creemos que se llevaron muchos de los artefactos, como cerámica y piezas más pequeñas, para vender. Pero lo que dejaron será estudiado y añadirá mucho a nuestro conocimiento sobre el período”.

Le llamó la atención a los arqueólogos las esculturas de piedra otras divinidades antiguas, que no fueron destruidas. “Hay una gran cantidad de historia aquí, no sólo piedras ornamentales. Es una oportunidad para finalmente mapear el tesoro del primer gran imperio del mundo, datado de su período de su mayor éxito”, conmemora Salih.

[ Fuente: Live Science]

Continuar Leyendo
Advertisement

Descubrimientos

Encuentran moneda con inscripción del rey Agripa, citado en la Biblia

Arqueólogos ya analizaron el artefacto y concluyeron que la moneda de aproximadamente dos centímetros tiene cerca de 2 mil años de edad.

Publicado

en

ISRAEL. – Un hallazgo arqueológico más surge para fundamentar científicamente la historicidad de los textos bíblicos, específicamente del Nuevo Testamento. Esta vez el descubrimiento fue por casualidad, hecho por un estudiante israelí. Él encontró en un arroyo en la región de Shiloh, en las cercanías de Tel Aviv, Israel, una moneda con la inscripción del rey Agripa, citado en Hechos de los Apóstoles.

Arqueólogos ya analizaron el artefacto y concluyeron que la moneda de aproximadamente dos centímetros tiene cerca de 2 mil años de edad, habiendo sido acuñada durante el reinado de Herodes Agripa I, en el año 40 después de Cristo. De hecho, la pieza consta la inscripción “Rey Agripa”, confirmando su autenticidad.

“Todo descubrimiento arqueológico tiene una historia y ofrece más detalles sobre la historia de la tierra y del pueblo de Israel. Este tipo de descubrimiento tiene una pieza más en el rompecabezas histórico de nuestro pueblo”, dijo Hanania Hezmi, líder del equipo de arqueología israelí, según el Times of Israel.

El hallazgo arqueológico es de gran importancia, ya que no sólo evidencia la confiabilidad del texto bíblico sobre la persona del rey Agripa, sino también del Apóstol Pablo, principal predicador de los Evangelios entre los no judíos de la época.

La Biblia, en Hechos de los Apóstoles, describe el encuentro del Apóstol con Agripa. Este relato preciso y detallado apunta directamente a la historicidad de Pablo, reforzando así sus relatos acerca de Jesucristo y los demás discípulos como eventos históricos.

“Al otro día, viniendo Agripa y Berenice con mucha pompa, y entrando en la audiencia con los tribunos y principales hombres de la ciudad, por mandato de Festo fue traído Pablo”, dice el verso de Hechos 25:23, describiendo el encuentro de ambos.

“Entonces Festo dijo: Rey Agripa, y todos los varones que estáis aquí juntos con nosotros, aquí tenéis a este hombre, respecto del cual toda la multitud de los judíos me ha demandado en Jerusalén y aquí, dando voces que no debe vivir más”, continúa el verso 24.

Herodes Agripa gobernó Judea desde el 41 d.C hasta su muerte tres años después. Era nieto de Herodes el Grande y padre de Herodes Agripa II, el último rey de la dinastía herodiana. Gobernó el territorio a satisfacción de los judíos, y en ese momento fue aclamado como “Agripa el Grande”, según Josefo.

Fuente: Times of Israel

Continuar Leyendo

Descubrimientos

Científicos confirman existencia de terremotos citados en la Biblia

Los profesores Israel Finkelstein y Yigal Yadin encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C”, el mismo período asignado a los escritos de los profetas de la Biblia.

Publicado

en

ISRAEL. – La relación entre fe y ciencia nunca ha sido un problema para los científicos comprometidos con la verdad de los hechos. Esto, porque cuanto más conocimiento es adquirido, más los descubrimientos, confirman los relatos de la Biblia para luego ser demostrados científicamente, contra los que niegan la verdad de la revelación de Dios a la humanidad.

Recientemente, se agregaron algunos datos al enorme banco de informaciones disponibles en favor de la fe judeo-cristiana, esta vez, fundamentando relatos contenidos en el Antiguo Testamento.

Estos datos parten de un artículo titulado: “Comprobación de los hechos del libro de Amos”, escrito por Ruth Schuster, donde cuenta con científicos de investigación que confirman el hecho de los terremotos mencionados en los libros de Amos y Zacarías.

Según Ruth, “descubrimientos hechos en una excavación en Hazor por los profesores Israel Finkelstein y Yigal Yadin encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C”, es decir, el mismo período asignado a los escritos de los profetas de la Biblia

“En otra excavación en Lachish, David Ussishkin encontró un nivel de destrucción de la misma época. El pedazo de tierra también tiene una capa similar que data de mediados del octavo siglo a.C.”, añade Ruth, que es bióloga, formada por la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El relato en el libro de Zacarías es preciso: “Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos”, Zacarías 14: 5.

En el verso 4 del mismo capítulo de la Biblia el profeta llega a decir que el Monte de los Olivos fue “dividido en dos mitades por un valle muy grande, de modo que una mitad se movió hacia el norte. y el otro para el sur”, indicando el tamaño del terremoto, que, según los expertos, debe haber sido de 8,2 en la escala Richter.

“Este evento de magnitud 8 de 750 a.C. parece ser el más grande ya documentado en la zona de falla de transformación del Mar Muerto durante los últimos cuatro milenios”, explicó el profesor de Geología Creacionista, el Dr. Steven A. Austin.

Según el artículo de Ruth, los científicos Kate Raphael y Amotz Agnon concluyeron que al menos 11 terremotos ocurrieron en la época y región descrita por los profetas bíblicos. Sin embargo, debido a la magnitud, sólo el más fuerte fue relatado en la Biblia.

Las investigaciones se realizaron mediante la utilización del método de datación carbono-14, usando materiales orgánicos cosechados en las profundidades del Mar Muerto.

Fuente: Haaretz

Continuar Leyendo

Descubrimientos

Descubren lugar que albergó Arca de la Alianza en Israel

El equipo de excavación sugiere que el objetivo en la época era “legitimar Quiriate-Jearim como el nuevo santuario del Arca”.

Publicado

en

ISRAEL. – Una plataforma descubierta por los arqueólogos en un convento católico en el centro de Israel puede haber sido un antiguo lugar para el Arca de la Alianza. Descubierto en Quiriat-Jearim, el lugar presenta evidencias sobre los reinos hermanos de Judá e Israel.

De acuerdo con la Biblia, abrigó por 20 años el Arca de la Alianza hasta ser llevada a Jerusalén por el rey David. Por otro lado, el podio elevado y rectangular, desenterrado en la cima de una colina de Judea, no presenta pistas sobre el Arca en sí.

A diferencia de otros expertos que trabajan en la región, el arqueólogo israelí de la Universidad de Tel Aviv, Israel Finkelstein, no cree en la existencia del Arca. Sin embargo, afirma que el descubrimiento podría llevar a la información sobre los acontecimientos políticos en los tiempos bíblicos.

“Las excavaciones en Quiriat-Jearim arrojan luz sobre la fuerza de Israel a principios del siglo VIII, incluyendo, posiblemente, su dominación de Judá”, dijo Finkelstein al sitio Times of Israel. El equipo de excavación sugiere que el objetivo en la época era “legitimar Quiriate-Jearim como el nuevo santuario del Arca”. “La plataforma fue construida para acomodar un complejo administrativo israelí, incluido un templo, destinado a dominar el reino de Judá”, dijo Finkelstein.

Quiriat-Jearim en sí es un importante sitio bíblico, citado en 1 Crónicas 13: 5-6: “David reunió a todos los israelitas […] para traer de Quiriat-Jearim el arca de Dios. David y todos los israelitas fueron a […] Quiriat-Jearim, en Judá, para buscar el arca de Dios”.

Otros arqueólogos unen su fe religiosa a la búsqueda de pistas relacionadas con la Biblia, como Scott Stripling, de Associates for Biblical Research. “Estamos tomando la Biblia como un documento histórico serio”, destacó. Recientemente, la afirmación de que el Arca de la Alianza se encuentra dentro de una iglesia en Etiopía ha sido cuestionada. El supuesto descubrimiento fue basado en relatos antiguos del historiador británico Edward Ullendorff, que alegó haber visto el Arca dentro de la Iglesia de Nuestra Señora María de Sión en Aksum, en el norte del país, durante la Segunda Guerra Mundial.

Según Tudor Parfitt, profesor en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, Ullendorff vio una copia, y no el Arca original. “Lo que vio fue lo que usted encuentra en cualquier iglesia etíope, que es un modelo del Arca de la Alianza”, dijo el profesor a Live Science.

Le puede interesar: Museo expone a Ronald McDonald crucificado provocando protestas

Continuar Leyendo

Más leídas