Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Iglesia

Iglesia Episcopal debate si debe adoptar género neutro para referirse a Dios

Cambiar a lenguaje neutro en términos de género es la razón más comúnmente mencionada para hacer el cambio, pero muchas partes interesadas en la iglesia quieren otras revisiones.

Publicado

en

EE.UU.- La Iglesia Episcopal tiene, entre sus sacerdotes, algunos defensores del discurso progresista que cuestiona la naturaleza de Dios y el motivo por el cual nos referimos a Él con sustantivos masculinos, como Padre, Rey y Señor, entre otros. El debate, oriundo del movimiento feminista contemporáneo, quiere cambiar el Libro de Oración Común de la denominación, para referirse a Dios como un género neutro.

El Libro de Oración Común es un texto usado en toda congregación episcopal y valorado como un elemento central de la identidad de la denominación. Ahora, los líderes de la iglesia están discutiendo si el texto debe ser revisado para que el concepto de Dios sea libre de género.

“Mientras que los hombres y Dios están en la misma categoría, nuestro trabajo hacia la equidad no sólo será incompleto. “Yo sinceramente creo que eso no importa en algunos aspectos”, dijo la reverenda Wil Gafney, profesora de Biblia Hebrea en la Brite Divinity School en Texas.

Gafney es un miembro de la comisión que discutió el asunto y recomendó un cambio en el lenguaje de género en el libro de oraciones de la Iglesia Episcopal, y reveló al diario The Washington Post que, cuando predica, a veces cambia las palabras del Libro de Oración Común, incluso si los sacerdotes episcopales no estén formalmente autorizados a hacerlo.

Los cambios, según la reverenda, ocurren en términos como “Rey”, que ella sustituye por “Gobernante”, o “Creador”, por ejemplo. En algunos momentos, su osadía va más allá, y cambia “Él” por “Ella”. En otros, mantiene la tradición, como en el caso del “Padre Nuestro”, la oración enseñada por Jesús. “No voy a opinar con eso”, dijo Gafney.

Sin admitir que el debate está motivado por una demanda social actual, que coloca al hombre en el centro de todo, la reverenda dice que la sugerencia por cambio pretende dar mayor libertad a los reverendos, que como ella, cambian el texto del Libro de Oración Común y, no querer hacerlo burlando reglas.

Para ello, Gafney y sus pares dicen que la Iglesia Episcopal-descendiente de la Iglesia Anglicana, pero separada de la matriz británica, necesita adaptar su teología a un concepto de Dios mayor que el género.

El Comité emitió una resolución pidiendo una gran revisión del Libro de Oración Común, que fue revisado por última vez en 1979. En respuesta, la Iglesia dice que una revisión completa llevaría años, lo que significa que ningún cambio significativo se haría hasta 2030.

Cambiar a lenguaje neutro en términos de género es la razón más comúnmente mencionada para hacer el cambio, pero muchas partes interesadas en la iglesia quieren otras revisiones. Hay defensores para añadir lenguaje sobre el deber de un cristiano de conservar la Tierra; para agregar una ceremonia litúrgica, para celebrar la adopción de un nuevo nombre por un transgénero; para añadir ceremonias de matrimonio entre personas del mismo sexo a la liturgia, ya que la iglesia realiza esos matrimonios desde hace años; y para actualizar el calendario de santos para incluir figuras importantes nombradas como santos después de 1979.

Una resolución alternativa dice que la iglesia no debería actualizar el Libro de Oración Común ahora, y debería pasar los próximos tres años estudiando intensamente el libro existente, que tiene sus raíces en el primer libro de oración anglicano, publicado bajo el mismo título en 1549.

Es lo que el obispo de Chicago Jeffrey Lee defiende. El Libro de Oración Común, según él, “realmente constituye la iglesia episcopal de maneras significativas”. “Nuestra teología es lo que oramos”, añade Lee, miembro del comité que considerará las dos resoluciones y presentará una de ellas -o una propuesta revisada alternativa- a los órganos legislativos mayores de la convención.

Otras denominaciones protestantes, incluyendo la Iglesia Metodista Unida y la Iglesia Evangélica Luterana en América, debatieron de forma semejante el uso del lenguaje de género para Dios, así como el movimiento judío reformista, que actualizó su lenguaje de Dios para términos neutros en términos de género al sustituir su libro de oraciones de 1975 por una nueva edición en 2007.

[ Fuente: Washington Post ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Iglesia

Iglesias liberales están muriendo, pero las conservadoras crecen

El estudio muestra que la crisis teológica y moral resultó en el cierre de iglesias

Publicado

en

EE.UU.- Las iglesias protestantes más antiguas están en apuros. Un informe de 2015, hecho por el Centro de Investigación Pew, muestra que esas congregaciones, que en el pasado eran la mayoría en el escenario cristiano, están disminuyendo rápidamente en Estados Unidos. Perdiendo casi un millón de miembros al año.

Con menos fieles, disminuyeron las entradas y con ello entraron en declive. Decenas de templos están siendo cerrados anualmente.

Un número reducido de líderes llamados y pastores han hecho varios esfuerzos para revertir esta tendencia y volver a atraer a la gente a la iglesia. Hace casi 20 años el obispo anglicano John Shelby Spong publicó el libro “Por qué el cristianismo necesita cambiar o morir”.

Spong, un teólogo liberal, enseñaba que sólo crecerían las iglesias que abandonaran la interpretación literal de la Biblia y se adaptar a las transformaciones sociales. Esto incluiría, por ejemplo, aceptar el divorcio, el aborto y el matrimonio gay como “normales”. Irónicamente, el libro era presentado como un “antídoto” para el declive de las grandes denominaciones evangélicas.

Según The Washington Post, este tipo de teología expuesta por Spong sigue siendo popular, especialmente en los más tradicionales, tales como la Iglesia Metodista Unida, la Iglesia Evangélica Luterana, la Iglesia Presbiteriana de EE.UU. (PCUSA) y la Iglesia Episcopal.

Después de dos décadas, las cifras muestran que esa mentalidad liberal no sólo fue incapaz de resolver el problema de declinación en la frecuencia, pero en algunos casos dividió y debilitó las denominaciones.

En la Iglesia Unida de Canadá, un reciente estudio muestra que el 20% de los pastores afirmó no creer en el Dios descrito en la Biblia. Veinte y nueve por ciento cree en Dios, pero no lo ve como “sobrenatural”. Poco más del 2% dijo ver a Dios como una “fuerza” y el 15,6% percibe a Dios como una “metáfora”.

Entre los presbiterianos, por ejemplo, vino el Pacto Evangélico de los presbiterianos, que hoy reúne a 300 iglesias que se han cansado de la agenda PCUSA liberal.

Por otro lado, continúan con tendencia de crecimiento las iglesias pentecostales y las que no niegan la Biblia como Palabra de Dios.

La búsqueda

El estudio realizado por el Pew llama “Teología Materias: Comparación de las características de crecimiento y disminución de las iglesias protestantes,” se pueden leer en su totalidad aquí, en inglés.

El director de la investigación, David Haskell, observó que el estudio apunta como las iglesias que están creciendo “se mantienen firmes en las creencias tradicionales del cristianismo y están más involucradas en prácticas como oración y lectura de la Biblia”.

Haskell observó también que la confianza sentida cuando se le presenta un conjunto de creencias cohesionadas, acaba siendo atractiva para no creyentes.

La enseñanza de doctrinas centrales, consideradas verdades inalterables, hace que los visitantes ganen confianza. Esta confianza, aliada a un mensaje edificante, reconfortante o claramente positivo, es una combinación atractiva.

El estudio también encontró una correlación entre el crecimiento de las iglesias y las prácticas de sus pastores. Aquellos que declaran leer la Biblia diariamente y consideran el evangelismo “importante” logran mantener un crecimiento más sólido.

Por ejemplo, el 71% de los líderes de las iglesias en crecimiento leía la Biblia diariamente, mientras que sólo el 19% de los pastores de las iglesias que pierden miembros tienen ese hábito.

Además, el 100% de los pastores responsables de las iglesias en ascenso dicen que es muy importante alentar a los no cristianos a convertirse en cristianos”, en comparación con el 50% del clero de las iglesias con declive de la membresía.

Otro aspecto de la investigación fue cómo la alabanza influenciaba el crecimiento. Las congregaciones que optan por un estilo de adoración contemporáneo, con instrumentos musicales y cánticos, en promedio crecen más que las iglesias que optan sólo por un estilo “tradicional”, con órgano y un coro.

El material confronta otros estudios similares publicados en los últimos años mostrando que para las personas que frecuentaban las iglesias la teología que se enseñaba no era ‘relevante’.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE CHRISTIAN POST Y WASHINGTON POST

Continuar Leyendo

Iglesia

Estacionamiento se convierte en iglesia para alcanzar a indigentes

Con la intención de involucrar a los indigentes en los cultos, la iglesia se estableció en un estacionamiento en el centro de Alabama, en los Estados Unidos.

Publicado

en

ALABAMA, EE.UU.- Los indigentes de la ciudad de Birmingham, en Alabama, pasaron a recibir la visita frecuente de Keith Akins, después de que se sintió llamado a hacer algo nuevo. “Queríamos entrar en los lugares oscuros y olvidados de la ciudad donde nadie iba”, dijo a Baptist Press.

Junto con su familia y amigos, Akins preparó las comidas y la distribuyó a los indigentes – a veces era posible conseguirle que comieran en los restaurantes. No importa donde fuera el encuentro, las enseñanzas de Jesús eran siempre el tema principal.

“Fue como leer el Evangelio”, describió. “Jesús adoraba sentarse y compartir una comida. Sólo sentíamos, comíamos y conversábamos normalmente. Construimos algunas relaciones fuertes”.

En aquella época, había comenzado una iglesia en su casa, la Church at Southside, que creció y necesitaba su propio edificio. Akins quería que fuera un lugar donde cualquiera se sintiera cómodo, pero los indigentes no se abrieron a la idea de asistir a un templo.

“Siempre he escuchado historias de que no tenían la ropa adecuada. Yo les decía a ellos que era diferente, que podrían venir exactamente como estaban, pero decían: ‘No, yo ya estuve en la iglesia antes’ y luego me contaban historias horribles. Eso rompió mi corazón”, dijo Akins.

La iglesia comenzó a reunirse en un espacio alquilado con la esperanza de incluir a los indigentes, pero ninguno de ellos entró por las puertas. “Me acuerdo que le pregunté a Dios: ‘Yo sé que el Señor los colocó en mi corazón, ¿qué quiere que haga?’. Y sentí el Espíritu Santo animándome: ‘¿Por qué no vas a ellos?’, contó.

En aquel momento, la congregación de 40 miembros desistió de renovar el contrato del alquiler y tuvieron la idea de ser una “iglesia móvil”. Ellos llevaron un camión con comida y se pararon en un estacionamiento en el centro de la ciudad.

En noviembre de 2016, en las primeras tres semanas, nadie apareció. Hoy más de 100 personas se reúnen todos los domingos en el estacionamiento de una agencia de publicidad.

Todos toman el desayuno juntos antes del culto y, al final, los indigentes reciben una cesta de alimentos. En los últimos dos años, la iglesia ha servido más de 10 mil comidas.

Akins destaca que la iglesia quiere recibir a todos con los brazos abiertos, no importa su condición. Si hay pecado, el amor de Jesús es capaz de transformar. “Son personas de diferentes estilos de vida. No todos los que vienen son desamparados – algunos están en casas y apartamentos de baja renta”, explica.

La generosidad pasó a ser una característica en la congregación del estacionamiento. Muchas veces, los miembros llevan dinero o comida para distribuir a las personas que necesitan más.

“Es una bella imagen del Reino de Dios”, dijo Akins. “Nosotros no tenemos todo planeado, pero Dios está trabajando”.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE BPNEWS

Continuar Leyendo

Iglesia

Iglesia dona 50 mil dólares para grupo pro-vida

El Centro de Enriquecimiento de las mujeres apoya a las mujeres para que no aborten a sus bebés.

Publicado

en

CAROLINA DEL SUR, EE.UU.- Una iglesia en Carolina del Sur, en los EE.UU., hizo un sorpresivo anuncio el domingo (10), revelando que donaría 50.000 dólares para un centro pro-vida.

El pastor Derwin Gray de la Iglesia Transformación, entregó el cheque al Centro de Enriquecimiento de la Mujer en Lancaster, diciendo que la misión del grupo de prevenir el aborto está cerca de su corazón.

“Para aquellos que no saben, mi madre quedó embarazada de mí a los 16 años de edad, en la Thomas Jefferson High School. Ella fue llevada a una enfermería de la escuela que le dijo: ‘Usted debería ir a California abortar a su hijo’, contó el pastor.

Él concluyó su historia diciendo que la respuesta de su madre fue: “No voy a abortar a mi hijo”. El pastor habló que la convicción de su madre le hizo vivir.

En su propia historia de vida, el pastor Derwin dijo estar decidido a ayudar a otras jóvenes madres a encontrar un camino que no implica la destrucción de la vida de sus bebés.

“El Centro de Enriquecimiento de las Mujer tiene el privilegio de servir a miles de jóvenes y sus familias ante gestaciones no planificadas”, dijo a la congregación de 3.500 personas, antes de entregar el cheque a la directora ejecutiva del centro de las mujeres, Julie Walters.

Entonces el pastor hizo una oración por la institución junto a la directora Julie y delante de toda la congregación;

“Esta cuestión es compleja, tratamos con las personas. En vez de quejarse de la oscuridad, queremos ser luz y esperanza en la oscuridad. Es por eso que hacemos asociación con el Centro de Mujeres, porque traen esperanza, luz y el evangelio trayendo misericordia y compasión.

El centro, fundado en 1998, dice que tuvo “el privilegio de servir a miles de jóvenes y sus familias ante un embarazo no planificado”.

“Nuestros servicios están disponibles independientemente de renta, raza o religión”, afirma el sitio web de la organización. “Nuestra misión es servir y capacitar a las mujeres. A través de nuestros innumerables programas y servicios gratuitos, nos esforzamos para: Ampliar la Compasión, Proporcionar Esperanza, Salvar Vidas, Fortalecer a las familias”.

Al final del culto, el pastor Derwin agradeció a los miembros de la iglesia por colaborar con la donación: “¡Qué increíble demostración de generosidad y de amor de Dios que ustedes hicieron por esas mujeres y bebés!”.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE FAITH WIRE

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas