Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Un estadounidense de nombre Chad logró llegar a las meta de obtener $1 millón de dólares a través de una gran cultura de trabajo, sin embargo, con el tiempo pudo descubrir que la verdadera riqueza era caminar junto al Señor, informa Eternity News.

Desde joven Chad tenía ansias por acumular dinero así que trabajaba en campos de soja durante las vacaciones.

Chad creció en una familia con carencias económicas y explicó que eso le impulso a ver el dinero como fuente de seguridad y de confort.

Con tan solo 16 años, el hombre comenzó a vender autos y luego pudo ser dueño de su propia empresa de televisión por satélite que contaba con decenas de empleados; fue así que Chad logró ganar su primer millón de dólares con 21 años.

Fuera de control

Chad aseguró que cuando se convirtió en millonario era arrogante y se creía un dios.

Pero perdió todo el dinero cuando cambió de modelo de negocio, y todos los concesionarios que tenía a sus disposición los perdió.

“De la noche a la mañana lo perdí todo: mi casa, la empresa, todo. Dejé de vivir en una gran casa nueva y comencé a quedarme en un sótano ”, manifestó.

Sin embargo, Chad tuvo otra oportunidad y creó dos empresas que le generaron una buena cantidad de dinero, sin embargo su mentalidad ambiciosas siguió con él.

El estadounidense tenía trastorno bipolar y volvió a tocar fondo cuando uno de sus amigos falleció, así que decidió cerrar dos empresas e irse a Tailandia.

Posteriormente, Chad conoció a Beth, una mujer de la cual se enamoró y quien le reveló que era cristiana.

Cambio de vida

Beth le contó a Chad que viajaría a Ecuador a un viaje misionero, y el se fue con ella en lugar de Tailandia.

El estadounidense reveló que durante el viaje le hablaron sobre el evangelio y el Señor comenzó a formar parte de su vida.

“Fue fantástico. Me sentía más cerca de ellos que de cualquier otra persona y sabía que era porque Dios era parte de sus vidas ”, recuerda Chad.

De vuelta a Estados Unidos decidió entregar su vida al Señor y pudo comprender que el dinero no lo es todo y que lo que más tenía valor era seguir a Dios.

Hoy asegura que el Señor es la única respuesta y que la relación con el Señor es más importante que el dinero. “Lo mejor que puedo ser, es ser un hijo de Dios. Y poder ser parte de la comunidad cristiana ”, dijo.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.