Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Autoridades judiciales de Madrid (España), se reunieron para definir en principio el futuro de ‘Alberto S.G.’, un joven acusado de asesinar a su madre y devorar partes del cuerpo y a quien ahora lo han denominado como ‘el caníbal de Ventas’.

En su escrito de acusación, el fiscal le ha imputado un delito de homicidio y otro de profanación de cadáveres, al tiempo que le reclama una indemnización de 90.000 euros para su hermano.

El acusado, según recuerda la Fiscalía, a principios de 2019 convivía con su progenitora en un domicilio de Madrid, situado en el barrio de Ventas.

 Sin concretar una fecha, pero a finales de enero o a principios de febrero, el acusado discutió con su madre y, tras un enfrentamiento verbal, se dirigió hacia ella “sujetándola fuertemente por el cuello y, con el propósito de acabar con su vida, le presionó fuertemente con sus manos hasta lograr estrangularla, causando su muerte por asfixia”.

Luego trasladó el cadáver hasta el dormitorio de la vivienda y lo colocó sobre la cama “con el propósito de ir haciendo desaparecer su cuerpo”.

Para ello procedió a su descuartizamiento empleando una sierra de carpintero y dos cuchillos de cocina que tenía en la misma casa.

Una vez troceado el cuerpo, el acusado se fue alimentando “en ocasiones” durante unos 15 días de los restos cadavéricos, “guardando otros restos en varios recipientes de plástico por la vivienda y en el interior de la nevera que había en el domicilio, arrojando también algunos de ellos a la basura dentro de bolsas de plástico”.

“Mensajes ocultos”

En su declaración, ha relatado que tenía discusiones habituales con su madre al ser consumidor de alcohol y hachís, pero que toma medicación para su problema de adicción.

Además, ha manifestado que solía fumar canutos y ver televisión, escuchando mensajes ocultos.

Sobre el crimen, no recuerda nada de lo sucedido pero sí recuerda que las voces le decían: «”mata a su madre”,  “te voy a descuartizar”, escuchaba en su cabeza.

El acusado ha detallado que oía voces desde los quince años, “voces de vecinos, de conocidos, de famoso”.

Ahora, el asesino confeso se enfrentará a una pena de cárcel por 15 años y cinco meses de cárcel bajo el delito de homicidio, así como 9o.000 euros de indemnización para el hermano.

Ante el hecho, el pastor Will Graham se pronunció diciendo que es evidente que el hombre no quiere reconocer su pecado, pues siempre tiene algo en que escudarse, en este caso en las voces ocultas que el ‘el caníbal de Ventas’ aseguraba escuchar.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.