Estudio revela que jóvenes abandonan la iglesia porque es sobreprotectora y muy exclusiva

“Los jóvenes están en un período de transición”, señala Tippit. “Están en un período de convertirse en independientes. Están en un período de tratar de descubrir por sí mismos quiénes son, cuál es su propósito. Eso es difícil para la iglesia porque la iglesia tiene algunos valores concretos muy sólidos”.

  • Estudios    
  • 14 nov 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un estudio reciente realizado por el Grupo Barna, ofrece explicaciones de por qué los jóvenes cristianos estadounidenses, están dejando la iglesia. Las razones incluyen una idea general, la cual afirma que la iglesia es sobreprotectora, y que el cristianismo es muy exclusivo, publica la revista Charisma News.

El Grupo Barna, realiza estudios sobre la espiritualidad y el cristianismo en los Estados Unidos. Este estudio en particular se compone de ocho estudios nacionales, incluyendo entrevistas con adolescentes, adultos jóvenes, padres, pastores de jóvenes y pastores principales.

No hay una razón principal que determine, porqué los jóvenes cristianos salen de la iglesia. Según los informes del Grupo Barna, seis temas importantes quedaron al descubierto por qué tres de cada cinco jóvenes cristianos salen de la iglesia de forma temporal o permanente.

Los jóvenes dieron las siguientes razones, de porqué salieron de las iglesias: (1) La iglesia es sobreprotectora. (2) El cristianismo es superficial. (3) Las Iglesias se presentan como antagónicos a la ciencia. (4) Las iglesias cristianas son a menudo simplistas, prejuiciosas con la sexualidad. (5) Las iglesias luchan con la naturaleza exclusiva del cristianismo.

(6) La Iglesia se siente hostil respecto a los que dudan.

En cierto sentido, estos resultados no son nada nuevo, el evangelista Sammy Tippit, señala que la iglesia siempre ha tratado con la tensión de investigar las mentes jóvenes y los valores cristianos.

“Los jóvenes están en un período de transición”, señala Tippit. “Están en un período de convertirse en independientes. Están en un período de tratar de descubrir por sí mismos quiénes son, cuál es su propósito. Eso es difícil para la iglesia porque la iglesia tiene algunos valores concretos muy sólidos”.

Tippit, cree que la cultura estadounidense de hoy se ha hecho exasperada a estos temas. Pero más preocupante son los resultados, dice Tippit, es que la lucha de los jóvenes con el cristianismo que afirma ser el camino, una única idea central en el Evangelio (por ejemplo, Juan 14:6).

“De alguna manera, no nos estamos comunicando que el evangelio es para nuestros jóvenes”, se lamenta Tippit. “Por supuesto, vivimos en esta sociedad que dice cualquier cosa y todo está bien, y que debemos aceptar otras cosas. [Es importante saber] que lidiar con eso pero es necesario enseñar ¿quién es Jesús y por qué vino?”.

Para los padres de hoy en día, Tippit tiene algunas sugerencias sobre la forma de cómo combatir estos síntomas de la iglesia. Por un lado, Tippit, sugiere a los padres que deben proporcionar una sólida base de las enseñanzas sobre los valores cristianos, para empezar, y luego dejarlos hacer preguntas cuando llegue a ese punto.

“Esa es una de las claves reales que la Iglesia tiene que entender: no se puede mantener a los jóvenes en una pequeña caja. No va a funcionar. Hay que darles la libertad a fallar, la libertad de llegar y descubrir por sí mismos. Pero tienes que poner algo en ellos fundacionalmente que les permitan hacer frente a esas cuestiones”.