Misioneros de Samaritans Purse son infectados por Ébola mientras trabajaban en África

Ambos misioneros atendían pacientes en Liberia en una misión de ayuda humanitaria.

  • Ministerios    
  • 6 ago 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

El continente africano es testigo de un brote sin precedentes de Ébola. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta el viernes (1), más de 1.300 personas han sido infectadas, y 729 de ellos murieron.

Varios países ya han anunciado un “estado de emergencia”. Liberia y Guinea están luchando para contener la epidemia. Sierra Leona anunció el cierre de escuelas y envió tropas para aislar regiones en cuarentena. Desde que surgieron los primeros casos en Nigeria se teme una epidemia continental.

Todavía no se conoce ninguna cura o tratamiento para las víctimas. Un número muy pequeño de personas puede resistir naturalmente al Ébola, pero la tasa de mortalidad entre los infectados es de aproximadamente 90%.

El médico Brantly Kent (33 años) y la enfermera Nancy Writebol (59 años) se encuentran entre las personas infectadas por el virus. Ellos son parte del equipo misionero médico de Samaritans Purse [Bolsa del Samaritano], el ministerio conectado a la Asociación Evangelística Billy Graham. Ambos misioneros atendían pacientes en Liberia en una misión de ayuda humanitaria.

El estado de salud de ellos es grave y sus amigos y familiares están pidiendo oraciones por ellos, pues la medicina no podrá ayudarlos.

Franklin Graham, director de la organización misionera dijo que a pesar que Brantly está muy débil demuestra su amor cristiano.

“Cuando llegó un suero experimental, suficiente para una persona, el Dr. Brantly pidió que le fuera dado a la enfermera Nancy”, dijo Graham quien agregó “el ministerio es heroico por ambos demuestra que se han sacrificado junto con todo el personal, el ministerio es un bello ejemplo del amor de Cristo en medio de esta crisis”.

Los dos misioneros ya fueron llevados a los EE.UU. y están internados en el Hospital Universitario Elmory de Atlanta. De acuerdo con Bolsa del Samaritano, Brantly llevaba trabajando voluntariamente durante varios meses con infectados en Liberia, que registra el mayor número de personas contagiadas por el virus.

La organización evangélica dice que todos sus misioneros y equipos médicos han sido retirados de la zona hasta que se controle la epidemia.

Bruce Johnson, presidente de la Misión SIM, a la cual pertenece a Nancy Writebol, está liderando una campaña de intercesión por Internet. “Creemos en el poder de la oración y pedimos a la gente de todo el mundo que ore, no sólo por Nancy y el Dr. Brantly, sino también por todos los que están infectados por este terrible virus”, resaltó.

Margaert Chan, jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), admitió que el virus se está propagando muy rápido y que la epidemia está “fuera de control”. Sin embargo, para los especialistas es muy bajo el riesgo de una pandemia global.

La infectóloga Stefan Cunha Ujvari, autora del libro “Pandemias”, explica que la transmisión de Ébola se produce a través del contacto directo con los pacientes y su transferibilidad es baja. Los virus son considerados como altamente contagiosos cuando son transmitidos por el aire.

Un último informe por las agencias asegura que Nancy ha demostrado mejoría tras recibir el suero experimental.

“Hemos visto un aumento en su apetito, pidió sopa de patata y yogur antes de abordar el avión, lo que cualquier médico puede interpretar como positivo. En cierto modo, hemos visto señales de mejoría”, dijo el presidente de SIM.

El hospital de Emory tiene una unidad especial de cuarentena para enfermedades infecciosas por agentes patógenos peligrosos y es capaz de proveer tratamientos especializados. Se trata de uno de los cuatro establecimientos hospitalarios de esta clase en Estados Unidos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com