Mayoría de evangélicos creen que estamos viviendo los últimos tiempos

Según el Instituto para la Investigación Religiosa del Grupo Barna, las guerras en curso y la amenaza de una invasión militar extranjera en Siria ha generado la percepción de la proximidad del fin del mundo.

  • Escatología    
  • 16 sep 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

La teología generada en los Estados Unidos es todavía la más influyente. Según un estudio publicado esta semana por el Instituto para la Investigación Religiosa del Grupo Barna, las guerras en curso y la amenaza de una invasión militar extranjera en Siria ha generado la percepción de la proximidad del fin del mundo.

Alrededor del 41% de los estadounidenses, cree que el mundo ya está viviendo los acontecimientos predichos en la Biblia acerca de los tiempos finales.

El índice es mayor (77%) entre los miembros de la mayoría de las iglesias contemporáneas, que no son parte de las denominaciones seculares. Entre los protestantes más tradicionales es sólo el 54%.

El Grupo Barna, dice que el uso de métodos científicos de la investigación para el muestreo, determinan un nivel de confianza del 95%. El margen de error es de 3 puntos porcentuales más o menos. La pregunta planteada a los encuestados fue: “¿Usted, personalmente cree que el mundo está viviendo actualmente el fin de los tiempos conforme lo describe la Biblia?”. También se les preguntó cuál era su afiliación religiosa. Respecto a esta pregunta, los católicos mostraron una posición diferente, un 73% dijo que no cree que estamos viviendo los últimos tiempos.

El Teólogo James F. Fitzgerald, que se especializa en el estudio de la profecía, dijo que los resultados publicados por revista evangélica Charisma son los “porcentajes son más altos de lo que podía imaginar”, dice él, que acaba de publicar el libro: “Startling Evidence the Endtimes Have Begun” [Evidencias sorprendentes que los últimos tiempos han comenzado].

“Cuando empecé a escribir, no estaba seguro de que la gente considerara útil o si estarían interesados. Sin embargo, esta investigación es totalmente interesante, y sé que hay más apertura al mensaje de mi libro de lo que me imaginaba. Tomé siete años investigando y escribiendo para publicarlo ahora”. Fitzgerald, utiliza como punto de partida los cambios en el mundo después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, que dieron lugar a las guerras en Irak y Afganistán.

Al mismo tiempo, el periódico secular USA Today, comenzó a publicar el 9 de septiembre una serie de artículos sobre las perspectivas políticas de un ataque de EE.UU. contra Siria. Entre los entrevistados están teólogos que apuntan a diversos pasajes de la Escritura. En los días siguientes, USA Today, presentó en un día un estudio sobre la venta de materiales religiosos, señalando que había ocurrido un aumento en las últimas semanas, desde que aumentó la tensión en Siria y Egipto.

También informó que entre los católicos hay un creciente interés en el tema debido a la película ” The Triumph” –El Triunfo– Este es un documental sobre las profecías de una perspectiva católica romana, dirigiéndose también a los cambios en el Vaticano.

El teólogo, Tom Lombardo, fue entrevistado por el periódico y este hizo hincapié en que hay que tener cuidado. Según él, un número creciente de pastores comenzó a predicar que el mundo ya está pasando por la “Gran Tribulación”, anunciado en el libro del Apocalipsis.

Lombardo, recuerda que las crisis políticas influyen en la percepción de la gente. Recuerda que en 1844, millares de evangélicos se prepararon y anunciaron el fin del mundo ese año. El evento fue conocido como el “Día de la Gran Decepción”.

Un movimiento liderado por el pastor Herbert W. Armstrong, hizo algo similar a finales de 1930, cuando se dibujó el escenario que dio lugar a la Segunda Guerra Mundial. La restauración del Estado de Israel en 1948, creó furor entre los teólogos, influenciando a Harry Truman, presidente de los EE.UU. en el momento y conocido por su fe en la Biblia.

Paige Patterson, presidente del Southwestern, uno de los seminarios más influyentes en el mundo, es también prudente. Hace hincapié en que el estudio de la profecía es importante para los cristianos, pero advierte: “Un error muy común que los cristianos cometen e intenten establecer un calendario… porque pueden exponerse a quedar en ridículo… Pero sé lo que dicen las profecías sobre el final de los tiempos que ayuda a los cristianos a no temer a ciertos eventos y que no te olvides que Cristo tendrá la victoria al final”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post