nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Un ex presidente condenado por corrupción, afirma que se convirtió al evangelio

Arnoldo Aleman cuenta de que desde el año pasado, es visitado por muchos evangélicos, entre ellos un ex dirigente de la Alianza Evangélica Nicaragüense.

  • Sociedad    
  • 31 oct 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

El ex presidente Arnoldo Aleman, quien cumple una condena de 20 años, por lavado de dinero y actos de malversación de caudales públicos, declaró al semanario “El Heraldo” que desde el año pasado visita una iglesia evangélica y que es cristiano.

El Semanario de línea cristiana, que dirige el líder evangélico Leonel Ubeda, en su edición aparecida el pasado jueves 26, destaca como primera noticia la supuesta conversión del ex mandatario quien es blanco de duras criticas de corrupción por el Embajador de Estados Unidos en Nicaragua.

Ubeda, quien entrevistó hace 20 días al ex mandatario en su finca- a 28 kilómetros al sur de la capital-dijo que no cree en la conversión de Aleman, y en todo caso si es cierto, tendrá que demostrarlo; “pero creo que Dios esta trabajando en su vida”. aclaró. “Me confeso que desde hace un año visita la iglesia Fraternidad de Managua, comunidad a cargo del pastor Silvio Jarquin”, informó el comunicador.

La entrevista afirma que el ex presidente Aleman ya logró todo lo que muchos hombres desean:ser presidente, y ahora ha logrado lo más importante, que es ser cristiano. “Me dijo incluso-continua Ubeda- que reta a sus amigos personales y a Nicaragua a que busquen a Jesús.

Habiendo probado todo, hoy está convencido que lo mejor es ser cristiano”.

El ex-mandatario afirma que incluso presentó en la iglesia a sus dos hijas, aunque su esposa sigue siendo católica. El relato periodístico da cuenta de que desde el año pasado, Aleman es visitado por muchos evangélicos, entre ellos un ex dirigente de la Alianza Evangélica Nicaragüense.

El director de El Heraldo, a título personal, declaró que no puede afirmar que Aleman aceptará el bautismo, “pero si sé que tendrá que demostrar con su testimonio que ha aceptado al Señor como su único Salvador ,y estudiar mas la doctrina de la iglesia evangélica”.

Alemán también sobrelleva otras acusaciones de corrupción en Panamá y Estados Unidos por blanqueo de fondos, entre los acusados están: Su esposa Maria Fernanda Flores de Alemán, sus hijos mayores, él y algunos de los colaboradores más cercanos durante su gobierno.

Alemán fue enjuiciado en Nicaragua por los cargos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, robo, y mal manejo de los fondos nacionales. Fue encontrado culpable, y fue sentenciado a 20 años de cárcel. Actualmente guarda prisión con un polémico permiso de convivencia familiar otorgado por una jueza que le permite la libre circulación por la ciudad de Managua, algo así como “ciudad por cárcel”.

alc