nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Intensa polémica en Ecuador por tema del aborto en nueva Constitución

El aborto, hoy prohibido en Ecuador, ocupa un lugar preponderante en las discusiones sobre la nueva Constitución ecuatoriana.

  • Sociedad    
  • 30 ago 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

El aborto, hoy prohibido en Ecuador, ocupa un lugar preponderante en las discusiones sobre la nueva Constitución ecuatoriana, luego que diferencias de interpretación tensaron las relaciones del gobierno con las iglesias Católica y Evangélica.

Las instituciones religiosas sostienen que la propuesta de la nueva carta magna, que será votada en un referendo el próximo 28 de septiembre, deja abierta las puertas al aborto, dado el carácter “ambiguo” de los textos referentes al tema.

El artículo 45 de esa propuesta dice: “Las niñas, los niños y adolescentes gozarán de los derechos comunes del ser humano, además de los específicos de su edad. El Estado reconocerá y garantizará la vida, incluido el cuidado y protección desde la concepción”.

El presidente Rafael Correa, uno de los principales impulsores de una nueva Constitución, ha señalado que ese texto tiene un espíritu similar al de la actual carta magna, que data de 1998.

El artículo 49 de esa carta estipula que “Los niños y adolescentes gozarán de los derechos comunes al ser humano, además de los específicos de su edad. El Estado les asegurará y garantizará el derecho a la vida, desde su concepción”.

Sin embargo, las jerarquías católica y evangélica sostienen que el texto de la nueva propuesta deja abierta la puerta al aborto en el capítulo 6, que habla de los derechos de libertad.

En el numeral 9 de ese capítulo se afirma que se reconocerá y garantizará a las personas “el derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, y su vida y orientación sexual”.

Agrega que “el Estado promoverá el acceso a los medios necesarios para que estas decisiones se den en condiciones seguras”.

El numeral 10 de ese mismo artículo garantiza a las personas “el derecho a tomar decisiones libres, responsables e informadas sobre su salud y vida reproductiva y a decidir cuándo y cuántas hijas e hijos tener”.

La oposición a esos textos está encabezada por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, cuyo titular, Antonio Arregui, anunció una “catequesis” sobre el tema a los feligreses, en los oficios religiosos ordinarios.

También la oposición ha dicho que esos textos son una de las razones fundamentales por las cuales la población debe rechazar el proyecto de nueva carta.

Esos hechos llevaron al presidente Correa, católico practicante, a poner en lugar prioritario de su discurso a favor del “sí” el tema del aborto y al oficialismo a dedicarle un importante espacio de su campaña a través de medios masivos.

Correa ha acusado a la alta jerarquía católica de adoptar posiciones políticas y estar impulsando el “no” en el referendo de septiembre próximo y ha asegurado que sacerdotes y pastores de base de las iglesias católica y evangélica están por la nueva Constitución.

Milenio.com