nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Primer Ministro de India: “El cristianismo es parte de nuestro patrimonio nacional”

El primer ministro de la India, Dr. Manmohan Singh, señaló que “el cristianismo es parte de nuestro patrimonio nacional”, cuando el Dr. Samuel Kobia le rindió visita, el 18 de octubre pasado, en su residencia de Nueva Delhi.

  • Sociedad    
  • 24 oct 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Nos alegramos mucho al escuchar esta afirmación del primer ministro indio”, dijo Kobia en una conferencia de prensa después de su reunión con el primer ministro.

El comentario del primer ministro Singh es una impugnación a lo que dicen los grupos nacionalistas hindúes, que describen el cristianismo como una “religión extranjera” para justificar su campaña contra la comunidad cristiana en la India. Los cristianos representan el 2,32% de los mil millones de habitantes de la India.

De hecho, el cristianismo en la India es más antiguo que en sus bastiones de Europa y en otros países occidentales.

Según la tradición, el apóstol Tomás llegó a Kerala, en la costa india Sudoccidental, en compañía de los comerciantes de especias del Oriente Medio, el año 52, sembrando las semillas de una vibrante comunidad cristiana en “la tierra de los cocoteros”.

En la entrevista de 30 minutos que el primer ministro Singh dio al secretario general del CMI dijo que la Alianza Progresiva Unida, coalición gubernamental que dirige, se comprometió a “restaurar la normalidad” y a que disminuyan los ataques a los cristianos en el estado oriental de Orissa, y en otras partes del país.

Cuando Kobia expresó su “profunda preocupación” por las atrocidades cometidas contra los cristianos, especialmente en Orissa, Singh señaló que la Constitución india “garantiza la libertad de practicar y propagar la propia religión” de todos los ciudadanos, y aseguró a Kobia que su Gobierno tomará medidas para recobrar la confianza de la comunidad cristiana.

Además de prometer que el Gobierno federal destinará ayuda financiera para la reconstrucción de las iglesias destruidas y dañadas, Singh dijo que su Gobierno apoyará a las familias cristianas que han perdido sus viviendas y otros bienes a causa de la violencia.

Violencia contra los cristianos

La violencia contra los cristianos estalló el 23 agosto cuando fue asesinado el líder hindú Swami Lakshmanananda en Orissa. Aunque rebeldes maoístas han reivindicado el atentado, grupos hindúes dijeron que se trata de un complot de la comunidad cristiana, dado que el líder asesinado, residente en Kandhamal, había hecho una enérgica campaña contra la conversión al cristianismo.

Por lo menos 54 cristianos han sido asesinados en un contexto de permanente violencia, y más de 5.000 casas de cristianos, 142 iglesias y decenas de instituciones cristianas fueron saqueadas e incendiadas por fundamentalistas hindúes en Kandhamal, donde los cristianos representan el 20% de medio millón de personas.

Debido a la acción de grupos extremistas hindúes que obligan a los cristianos a convertirse al hinduismo por la fuerza, más de las dos terceras partes de los 100.000 cristianos de Kandmahal se han refugiado en la selva o en campamentos de socorro administrados por el Gobierno, o han huido a las ciudades y a las zonas urbanas.

Kobia dijo después a la prensa: “He transmitido al primer ministro la preocupación de la comunidad cristiana internacional por la situación en Orissa y en otras regiones”.

“Deseamos que el gobierno asegure la paz a fin de infundir confianza para que los cristianos puedan regresar a sus aldeas y vivir sin temor”, agregó Kobia.

Kobia indicó que el gobierno de Singh “tiene el deber de proteger a las minorías religiosas”, y señaló con agradecimiento que la semana pasada convocó una reunión urgente del Consejo de Integración Nacional para examinar la situación y ejercer presión sobre el gobierno de Orissa.

Dijo además que el Gobierno federal ha enviado más de 6.000 soldados al conflictivo distrito de Kandhamal tras una petición del gobierno de Orissa.

Agencias.