nav
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Descalifican a candidata a Miss de EEUU por su visión cristiana de la sexualidad

Carrie Prejean, Miss California 2009, se presentaba como una de las favoritas para convertirse en Miss USA 2009, certamen que tuvo lugar el pasado fin de semana en Las Vegas. Sin embargo, finalmente fue Kristen Dalton, Miss Carolina del Norte, quien se hizo con la victoria.

  • Sociedad    
  • 30 abr 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Carrie Prejean, Miss California 2009, se presentaba como una de las favoritas para convertirse en Miss USA 2009, certamen que tuvo lugar el pasado fin de semana en Las Vegas. Sin embargo, finalmente fue Kristen Dalton, Miss Carolina del Norte, quien se hizo con la victoria.

“En mi país, como en mi familia, creo que el matrimonio debería contraerse entre un hombre y una mujer”. Esas fueron las palabras que pronunció la noche del domingo Carrie Prejean, Miss California, durante la celebración de la gala de Miss Estados Unidos.

Esas palabras le pueden haber costado el título de reina de belleza estadounidense.

Especialmente, viniendo de un estado en el que tanta polémica ha levantado el reciente triunfo de la “Propostion 8”, que enmendó en noviembre del año pasado la ley que permitía las uniones entre homosexuales en California.

Según relata el portal Access Hollywood, la pregunta fue planteada a la candidata por el miembro del jurado que quizás más interés tenía en saber su respuesta, el famoso blogger y comentarista abiertamente homosexual Pérez Hilton, que no ha tardado en criticarla ferozmente en su blog, donde ha declarado, “Dio la peor respuesta de la historia en un concurso de belleza”; y continuó, “si hubiese ganado yo mismo le habría arrancado la corona de la cabeza”.

La contestación sincera “me costó la corona”, ha comentado a una emisora Prejean, que hasta el momento de su respuesta iba a la cabeza del concurso y que finalmente quedó en segundo lugar, tras la candidata de Carolina del Norte. “Pero no la habría aceptado de otro modo. Dije lo que siento. Di mi opinión y fui sincera conmigo misma y eso es todo lo que podía hacer”.

PREJEAN DEFIENDE SUS CONV
PUBLICIDAD
Kincho, el Payaso, presenta su álbum Sangre de Campeón
ICCIONES
En cuando al jurado que le preguntó, Prejean agregaba: “Es un tema muy delicado y él es un homosexual y creo que ya sé adónde quería llegar, y que seguramente al público le hubiese gustado que mi respuesta hubiera sido más políticamente correcta, pero fui criada de forma que nunca he podido comprometer mis ideas ni mis pensamientos por nada”.

En su propia familia, según Prejean, otros integrantes sí apoyan los matrimonios homosexuales. “Mi hermana tiene su propia visión de la sexualidad. Es una mujer de 22 años extremadamente educada y que trabaja en la Fuerza Aérea. Ella es una activista a favor de los derechos de los homosexuales, y debate todo el tiempo con mi padre acerca de esto. Eso es lo fantástico de ser estadounidense: tenemos la posibilidad de tener todos nuestra propia opinión”, concluye la segunda dama del concurso Miss Estados Unidos.

DEBATE POSTERIOR
En todo caso, la respuesta sincera de Carrie Prejean ha levantado un interesante debate en las tertulias de medios de comunicación y páginas webs, sobre lo acertado o no de su respuesta, y sobre si el posible voto contrario de Pérez Hilton habría evitado que fuera ella quien se convirtiera en la ganadora del certamen.

La controvertida respuesta de Carrie Prejean es ya uno de los asuntos más comentados en Internet, sobretodo en la red social Twitter. Son muchos los que han declarado su rechazo hacia la postura de la Miss. Así, Sara Moakler y Keith Lewis, encargados del certamen Miss California, se mostraron ofendidos ante las declaraciones de Prejean, y se negaron a acudir al backstage para felicitarla después de obtener el segundo puesto.

Moakler, quien además era amiga íntima de Prejean, también ha querido hacer pública su reacción, “No sé cómo puedes llamar amigo a un hombre o mujer homosexual, y luego no querer que puedan casarse y tener los mismos derechos que tú. En mi familia creemos en la igualdad de derechos para todos. Estoy triste y dolida, y de acuerdo con Perez al 100%”.

NO SE ARREPIENTE DE SU RESPUESTA
Sin embargo, la joven californiana no se arrepiente de la respuesta que le habría costado la corona. El pasado 21 de abril, concedió una entrevista a la NBC en la que declaró que “se mantiene firme en su opinión” y que “no se retracta de lo que dijo” porque “no se trata de ser políticamente correcta, sino bíblicamente correcta”.