Supuesto “rostro de Jesús” aparece en un árbol atrayendo a cientos de personas

El fenómeno se ha repetido en Rusia por lo que ha dejado desconcertado a muchos religiosos.

  • Sociedad    
  • 7 oct 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

DAILY MAIL-. En poco más de una semana dos eventos similares en diferentes partes del mundo han dejado a algunos religiosos desconcertados.

A fines del mes pasado, el dueño de una maderera en el estado de Tennessee, Estados Unidos, afirmó haber encontrado la imagen de Jesucristo en el tronco de un árbol. Daniel Turbevill, dueño de Cerrajeros Mid-South dijo al Huffington Post que no sabe si esto es en realidad una señal divina.

Daniel dice que la mayoría de las personas ven la imagen de Jesucristo en el tronco.

“Si alguien quiere comprar el tronco yo lo vendo. Creo que se vería bien en una iglesia o en la oficina de un pastor”, dijo. La imagen terminó en Internet y ha tenido un gran impacto.

Esta semana, los cristianos ortodoxos rusos empezaron a hacer peregrinaciones al lugar donde se cree que apareció también el rostro de Jesús en un árbol.

Las imágenes comenzaron a aparecer en un tronco, exactamente cuando unos jardineros cortaban ramas secas. El árbol se encuentra en el pueblo de Burmakino, en el centro de Rusia.

Valentina Naumova, que mora en la localidad dijo que “el árbol comenzó espontáneamente a formar esas formas arqueadas, como iconos que tenemos en nuestras iglesias.

Los rostros de Jesús y sus discípulos comenzaron a aparecer en ellos y eso realmente debe ser la obra de Dios. Me parece que querían decirnos algo”. Entre los ortodoxos existe la creencia de que estas manifestaciones pueden hacer milagros.

El pequeño pueblo no tiene su propia iglesia ya que la antigua iglesia fue destruida por los comunistas en 1930. El régimen de la antigua Unión Soviética, confiscó todos los bienes de la iglesia y fueron entregados para uso público. Ahora, un gran número de personas se reúnen en frente del árbol para orar y dar gracias. Líderes ortodoxos ya hablaron de aprovechar este renovado interés y reconstruir la iglesia donde ha aparecido la supuesta imagen.

Aunque muchas de estas apariciones tienen un sentido espiritual, según los estudiosos del cerebro, nacemos con la habilidad innata para identificar fácilmente un rostro humano. Esto se llama pareidolia, es decir que nos podemos encontrar con un patrón en algo que no es necesariamente un rostro humano.