nav
Jueves 19 de Julio de 2018

Trump pide que Turquía libere al pastor acusado de “terrorismo”

Líder de la iglesia evangélica en la ciudad de Izmir, antigua Esmirna, Brunson fue detenido en octubre de 2016 y, si es condenado, podrá pasará hasta 35 años en la prisión.

  • Persecuciones    
  • 18 abr 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- El presidente estadounidense Donald Trump expresó su apoyo al pastor Andrew Brunson, de 50 años, que está preso en Turquía, acusado de actividades terroristas y espionaje. El juicio del líder religioso comenzó el lunes.

Líder de la iglesia evangélica en la ciudad de Izmir, antigua Esmirna, Brunson fue detenido en octubre de 2016 y, si es condenado, podrá pasará hasta 35 años en la prisión. Un tribunal turco no autorizó que él responda en libertad, bajo el argumento de que existiría riesgo de fuga del reo.

Por Twitter, Trump se manifestó sobre la situación, mostrando que es consciente de las implicaciones. “Pastor Andrew Brunson, un caballero y líder cristiano en Estados Unidos, está siendo juzgado y procesado en Turquía sin motivo. Ellos dicen que él es espía, pero soy más espía que él. Espero que le dejen volver a casa para su hermosa familia, a la cual él pertenece”, escribió.

Brunson vive en Turquía desde hace más de dos décadas. Él pastoreaba la pequeña Iglesia de la Resurrección en Izmir, la tercera ciudad más grande del país. Este es sólo uno de los casos que estremeció las relaciones entre Ankara y Washington.

La principal dificultad es la situación de los kurdos en Siria. Para el presidente Tayip Erdogan, el Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) es una organización terrorista. Hasta hace poco, Estados Unidos ayudaba financieramente a las milicias kurdas.

Desde el fracasado golpe ocurrido en Turquía en 2016, el movimiento del predicador musulmán Fethullah Gulen, exiliado en Estados Unidos, es acusado de ser responsable de las acciones que casi resultaron en la caída de Erdogan.

Mientras Washington pide la liberación de Brunson, Erdogan insiste en la extradición de Gulen. Ninguna prueba concreta fue ofrecida en el caso del pastor, que hacía un trabajo de evangelización entre musulmanes, lo que está prohibido por la ley religiosa sharia. Este sería el “terrorismo” practicado por él.

El Departamento de Estado estadounidense afirma no ver “evidencia plausible” de culpa de Brunson. “No he hecho nada contra Turquía. Por el contrario, amo a Turquía, oro por este país desde hace 25 años”, declaró el pastor durante la audiencia. Respondiendo a las acusaciones de espionaje por propósitos políticos y militares, el pastor dijo que “sería un insulto a mi religión. Soy cristiano, no me uní a un movimiento islámico [red de Gülen]”.

Washington cree que la detención del pastor fue para forzar un intento de “cambio de presos. En septiembre de 2017, Erdogan afirmó que su país podría liberar a Brunson a cambio de Fethullah Gülen. “Los estadounidenses nos dicen: ‘Danos al pastor’. Pero ustedes también tienen un religioso [Gülen]. Entreguen y juzguemos [Brunson] y lo devolveremos”.

[ Fuente: Reuters ]