nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

Narcos se hacían pasar por pastores evangelistas

La banda a la cual se le secuestró 150 kilos de cocaína impregnados en prendas de vestir operaba bajo la fachada de la “Iglesia de Dios”. Hasta hicieron un “viaje de oración” a Bolivia, de donde traían drogas.

  • Policial/Judicial    
  • 11 oct 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La banda de narcotraficantes desbaratada en la ciudad rionegrina de Cipolletti, en cuyo poder fueron secuestrados 150 kilos de cocaína impregnados en prendas de vestir, operaba bajo la fachada de una supuesta iglesia evangélica y organizó un falso viaje de oración a Bolivia para traer la droga.

El hombre que tenía alquilada la vivienda de la calle Namuncurá, de Cipolletti, donde se encontró la cocaína, decía ser pastor de la “Iglesia de Dios”.


Se trata de Daniel Trujillo, de 31 años y de nacionalidad chilena, quien fue detenido en esa ciudad rionegrina junto a su hermano y un ciudadano colombiano, también sindicados miembros de la banda, agregaron los voceros.

Los tres detenidos en Cipolletti fueron atrapados por efectivos de Operaciones Federales de Drogas Peligrosas de Policía Federal, al mando del comisario Miguel Castro, quienes secuestraron en esa ciudad 150 kilos de cocaína impregnados en 200 kilos de prendas de vestir y una camioneta Hyundai en la que la droga fue llevada a Río Negro desde Bolivia.

Los tres apresados en Cipolletti se suman a un cuarto detenidos en nuestro país, Raúl Sánches Zabala, de nacionalidad colombiana y apodado “El Químico”, atrapado el 9 de este mes en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza cuando planeaba abordar un vuelo a Holanda, dijeron las fuentes.

En Chile fueron arrestados cuatro sindicados integrantes de la organización y en Bolivia otros dos, quienes quedaron a disposición de la justicia de sus respectivos países.

Por otra parte en localidad bonaerense de El Jagüel los pesquisas identificaron a una mujer presuntamente ligada a la banda que no fue detenida por el momento por falta de pruebas.

El rumano y el químico. La banda, según las fuentes, era liderada por un hombre apodado “El Rumano”, quien se encuentra preso en una cárcel federal de Chile, desde donde aparentemente dirigía todas las operaciones de narcotráfico.

Esas comunicaciones fueron interceptadas por la división antinarcóticos de los Carabineros chilenos y son las que habrían permitido desbaratar la organización y llegar a la detención de “El Químico”, experto en impregnar telas con cocaína.

Las maniobras de los narcotraficantes fueron abortadas, según estiman los investigadores, unas pocas horas antes de que parte de la banda trasladara la cocaína a otro país.
Si bien inicialmente los pesquisas creían que la droga iba a ser traficada a Chile, por algún motivo la banda cambió de planes y decidió suspender esa operación y enviar a uno de sus hombres a Holanda.

Se sospecha que el destino final de la droga era un país europeo, hacia donde sería enviada por avión, aunque se ignora desde dónde y cómo.

Los investigadores estiman que la droga incautada podía tener un valor comercial cercano a los cuatro millones de pesos.

En Bolivia, otras dos personas fueron detenidas acusadas de pertenecer a dicha organización.

Perfil.com