Connect with us

Blogs

¿Por qué es Dios tan intolerante con el pecado?

El hombre fue creado para vivir en perfecta unión con Dios, estar de acuerdo con él, depender de él y vivir por él.

Avatar

Published

on

NOTICIACRISTIANA.COM.- ¿Por qué es Dios tan intolerante con el pecado? Porque él no quiere tener una pobre calidad de comunión con sus hijos. El hombre fue creado para vivir en perfecta unión con Dios, estar de acuerdo con él, depender de él y vivir por él.

Como hijos de Dios nuestro perdón y limpieza no dependen de nuestra memoria, o confesión sino de la obra perfecta de la cruz.

La sangre derramada en la cruz te limpio y te perdonó de una vez y para siempre y no necesita ser derramada otra vez, porque tu cometiste un pecado. Eres libre no porque repites lo que hiciste mal sino porque estás de acuerdo con Dios que no actuaste o estas actuando según tu nueva naturaleza.

Cualquier sistema, que no considera el sacrificio de “una vez y para siempre” esta intrínsecamente defectuoso.

Seamos honestos con nuestras luchas, pero estemos claros sobre lo que Dios logro en la cruz con la muerte de su hijo.

Los católicos van a los sacerdotes y los evangélicos apelan su caso directamente a Dios. Uno cree que otro hombre le confiere el perdón y el otro asegura que si lo hace con dolor y sinceridad Dios lo perdonara. Lo que Dios quiere que tu reconozcas es que “ya todo está consumado” te pongas de acuerdo con El (confieses) y experimentes una verdadera “metanoia”.

Solo esto te hará apartarte del pecado, y tus motivaciones no es “sentir algo” que se recibe por fe a pesar de lo que puedas estar sintiendo.

Por supuesto que sentimos pesar, tristeza, lamento cuando pecamos, eso es normal y se espera. Debe preocuparnos cuando un creyente no se siente mal porque ha pecado. Hay una tristeza que produce arrepentimiento para salvación.

2 Corintios 7:10

Porque la tristeza que según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.

La tristeza ocurre porque el creyente no está viviendo según su nueva naturaleza que está diseñada para la obediencia, amor y buenas obras. Estamos diseñados para algo mucho más grande y esto es manifestar la vida de Cristo en nosotros.

¿Contra qué estas tu luchando? ¿Qué hábitos, comportamientos, debilidades y vicios no has podido vencer?

Qué te parece si en vez de estar hablándole a Dios sobre tus pecados, le hablas a tu pecado sobre lo que Dios ha hecho en la cruz.

Ya Dios trato con el pecado una vez y para siempre.

2 Corintios 5:19

Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

No importa la cantidad de veces que te confieses, quieras obedecer la ley, hagas pactos y promesas de que no lo volverás a hacer, no es eso lo que te hará libre. Lo que te libertara es estar de acuerdo con Dios que solo en Cristo y Su obra tendrás todo lo que necesitas para vivir en victoria.

Esa fue la experiencia del mayor fariseo, religioso, y fiel cumplidor de la ley, Pablo.

Romanos 7:23-30

Pero, veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

24: !!Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?

25: Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.

Lo que tú necesitas no es otro método, formula o proceso para ser perdonado – lo que necesitas es ponerte de acuerdo con Dios de una vez y para siempre sobre lo que él dice que ha hecho con el pecado.

No tenemos que pecar, pero si pecamos (esto no es una excusa para pecar) sino el reconocimiento de que pecamos – Juan dice en el capítulo 2 verso 1

Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Tu abogado tiene toda la evidencia indisputable que la deuda esta cancelada y en Su propia justicia, El representa tu inocencia. El mismo es la paga por el pecado, y no solo por los tuyos sino por los del mundo entero.

Cuando estás de acuerdo con Dios en lo que él ha hecho será inevitable que no seas transformado(a).


Publicado en: NOTCIASCRISTINAS.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    OK No thanks