Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM- Ante la creciente ola de casos de coronavirus en el mundo, la iglesia debe estar preparada para predicar a través de cualquier plataforma digital, valiéndose de los avances tecnológicos, que hoy se han materializado en el mundo. ¿Crees que el coronavirus sea el escenario perfecto para desatar un avivamiento mundial?

Cada día estamos más digitalizados y la principal misión de la iglesia de hoy es el mundo digital.

Cualquier ministro, pastor, evangelista, profeta o líder espiritual puede utilizar la tecnología a su favor para predicar el evangelio.

Las iglesias actualmente han realizado videoconferencias de los cultos, congresos y seminarios que ejecutan dentro de una congregación, para dar a conocer sus ministerios.

En este sentido, es importante destacar que las necesidades digitales de los usuarios del mundo cada día son más exigentes y que nosotros, como hijos de Dios, debemos adaptarnos y aprovechar esta oportunidad para ofrecer una palabra de aliento, restauración y para desatar un avivamiento mundial.

¿Plaga enviada por Dios?

Sabemos que las enfermedades de este siglo son solo señales que Dios sigue enviando al mundo para hacernos entender que él viene y debemos estar preparados.

¿Cuántas noticias no hemos recibido de que esta pandemia podrá desaparecer a gran parte de la humanidad? Miles, pero, como iglesia qué estamos diciéndole a las personas ante esta alerta mundial.

Como cristianos sabemos que la oración tiene poder para sanar, restaurar, cambiar cualquier panorama y sobre todo, cuando lo hacemos con fe.

No dejemos que el miedo, la incertidumbre y los medios de comunicación nos dominen, tenemos a Dios, eso significa, que estaremos seguros, siempre que nos mantengamos en fidelidad hacia él.

¿Estrategia de temor?

Desde siempre hemos visto que os grandes gobiernos del mundo, se han valido de estrategias de masas para controlar el comportamiento de los habitantes de un determinado país.

La comunicación, hasta la fecha, sigue siendo uno de los aspectos más importantes y que debemos estar conscientes de que la responsabilidad principal recae en el emisor del mensaje.

En este sentido, no es lo que se dice sino cómo se dice. Entonces, debemos alarmarnos por lo que está pasando en el mundo en estos momentos. Los que tenemos a Dios, no nos dejamos dominar por el temor.

“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor” (1 Juan 4:18).

Si Dios nos dice en su palabra que no debemos tener temor, entonces, es momento que dejemos nuestro destino en sus manos, porque él cumplirá su propósito en nosotros.

Propósito y avivamiento

El temor nos aleja de nuestro propósito. Si Dios te dijo que cumpliría algo en ti, así lo hará. No tenemos el poder de decidir hasta qué día viviremos o la fecha en que ya no estaremos en este mundo. Esto sólo le corresponde a Dios.

La vida consiste en propósitos que ya están escritos y que cada uno de nosotros tiene, entonces, por qué permitir que la mutación de un virus nos robe la paz, la confianza y la seguridad en Dios.

Es inaceptable vivir en una cárcel mental, sumido bajo el miedo, la preocupación. Dios no nos hizo esclavos. Nos dio libertad. Desatemos un avivamiento en todo el mundo.

Es momento de que la iglesia se levante en oración, ayuno y vigilia, para que la mano de Dios detenga la expansión de este virus. Enfocarnos en las cosas celestiales nos permitirá estar confiados en el Señor, porque de él dependen todas las cosas.

No debemos cuestionar lo que Dios está haciendo, pero, sí podemos a través de la oración, alcanzar misericordia.

“Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos¨, números 14:18

Si el pueblo de Dios se une en un mismo sentir, la misericordia del Padre nos alcanzará. Pero, sabemos también que no debemos ignorar los planes del Creador para con esta tierra.

Este es el escenario perfecto para desatar un avivamiento mundial. Si la iglesia actúa con inteligencia, miles llegarán a los pies de Cristo.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.