Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 18 de Septiembre de 2018

Iglesia Evangélica en Chile celebra primer culto tecnológico en el mundo

Así inició el primer “Tecno culto”, donde no hubo Biblias físicas sino que cada uno llevó su teléfono personal para poder acceder digitalmente a la Biblia digital, además de himnos y sermones que se compartieron vía Bluetooth.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 22 feb 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Por primera vez en el mundo se hizo un culto evangélico usando sólo el teléfono celular. Mediante una aplicación se accedió a la Biblia y los asistentes compartieron vía Bluetooth himnos y sermones.

“La Biblia RV1960” se llama la aplicación que desde el domingo comenzaron a usar en sus celulares los asistentes a la Iglesia Metodista Pentecostal de Estación Central.

En el lugar todo era tecnológico. Te­nían un pasaje bíblico proyectado en el techo del templo y poco an­tes de la ceremonia algunos jóvenes compartían ringtones y música cristiana.

Así inició el primer “Tecno culto”, donde no hubo Biblias físicas sino que cada uno llevó su teléfono personal para poder acceder digitalmente a la Biblia digital, además de himnos y sermones que se compartieron vía Bluetooth.

Eduardo Durán, pastor de la Catedral Evangélica, dirigió el culto tecnológico a través de este sistema que prácticamente es lo más innovador que ha realizado la iglesia evangélica. “La palabra de Dios se hace cada día más accesible al común de las personas”, dijo en su reflexión dominical y agregó que esto “será fundamental para la evangelización y también para dar a conocer el reino de Dios en todo momento”.

Este culto tecnológico estuvo a cargo de la empresa 3 Génesis, compañía de telecomunicaciones móviles de la comunidad evangélica. “Es una revolución tecnológica muy fuerte que aún no lo puedo dimensionar todavía. Es un beneficio para los creyentes”, dijo a Publimetro, Cristián Flores, presbítero luterano que acompañó a Durán en la ce­lebración.