Connect with us

Ciencia y Tecnología

Científicos intentan explicar relato de Josué quien pidió que el sol se detuviera

Las traducciones modernas indican que el Sol y la Luna pararon su movimiento. Sin embargo, explica Humphreys, originalmente pueden tener otro significado: el Sol y la Luna dejaron de brillar, o sea. Es decir, ocurrió un eclipse solar.

Publicado

en

INGLATERRA, REINO UNIDO.- Investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, publicaron los resultados de una investigación inédita en la revista científica Astronomy & Geophysics. Ellos admite que data del primer eclipse solar documentado – 30 de octubre de 1207 a.C. – fue mencionada en la Biblia.

La confirmación del relato del libro de Josué puede ser usada para establecer una mejor cronología de los eventos del mundo antiguo. Utilizando textos bíblicos y registros históricos del antiguo Egipto ellos apunta que el eclipse ocurrió en el período del gobierno de Ramsés II, el Grande.

“Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:  Sol, detente en Gabaón; y tú, luna, en el valle de Ajalón. Y el sol se detuvo y la luna se paró, hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ” , dice el texto de Josué 10:12-13.

Para Colin Humphreys, uno de los profesores de la Universidad de Cambridge involucrados en la investigación, “Si estas palabras describen una observación real, tuvo lugar un evento astronómico muy importante. Nuestro objetivo es entender lo que ese texto significa”.

Las traducciones modernas indican que el Sol y la Luna pararon su movimiento. Sin embargo, explica Humphreys, originalmente pueden tener otro significado: el Sol y la Luna dejaron de brillar, o sea. Es decir, ocurrió un eclipse solar.

“En este contexto, las palabras hebreas pueden estar refiriéndose a un eclipse solar, cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, y el Sol parece dejar de brillar. Esta interpretación es apoyada por el hecho de que la palabra hebrea usada aquí tiene la misma raíz que una palabra babilónica usada en textos astronómicos antiguos para describir eclipses”, defiende el científico.

Según los historiadores, la entrada de los hebreos en Canaán ocurrió entre 1500 y 1050 a.C., probablemente durante el gobierno del faraón Merneptá, hijo de Ramsés II. Los cálculos de los científicos apuntan que el eclipse solar en Canaán, registrado por Josué, ocurrió el 30 de octubre de 1207 a.C.

Este sería, por lo tanto, el primer eclipse solar documentado. Con base en ese dato, se puede establecer el período exacto del reinado de Ramsés II, el Grande, y de su hijo Merneptá.

Según la investigación de la Universidad de Cambridge, los historiadores hablaban sobre esta posibilidad de sobreponer la narración bíblica con los registros históricos, pero fallaron por haber buscado sólo eclipses totales.

Humphreys aclara que la investigación hecha por él y sus colegas desarrollaron un nuevo tipo de cálculo, que tiene en cuenta variaciones en la rotación de la Tierra a lo largo del tiempo. “Lo que los historiadores anteriores no consideraron era que sería un eclipse anular, en el que la Luna pasa directamente frente al Sol, pero no lo cubre completamente el disco solar, creando a la apariencia característica del “aro de fuego”. En el mundo antiguo, la misma palabra se utilizaba para eclipses totales y anulares”, explica.

Cálculos similares

En enero, tres científicos de la Universidad de Ben Gurion en Beer Sheva utilizaron cálculos de la NASA para mostrar el 30 de de octubre de, 1207 a.C. la fecha de la batalla que se describe en el capítulo 10 del libro de Josué .

En el original, el término ‘detiene’ es “dowm”. Ellos afirman que el uso de esa palabra, que ocurriría sólo otra vez en la Biblia (Salmos 37: 7) con ese sentido, no sería “quedarse parado”, como es tradicionalmente traducido, sino que sería “quedarse oscuro”.

El equipo multidisciplinario, liderado por el Dr. Hezi Yitzhak, también logró identificar lo que ellos creen que es el lugar de la batalla. Además, trazaron con precisión la ruta de 30 kilómetros que Josué y sus hombres habían caminado durante la noche para alcanzar a Gabaón, al norte de Jerusalén, y su campamento en Gilgal, en la porción oriental de Jericó.

[ Fuente: Christian Post ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Ciencia y Tecnología

Crean videojuego que impulsa a jugadores a la salvación

Crean un nuevo juego de realidad virtual basado en la Biblia que permite a los jugadores “convertirse en el personaje de Jesucristo” a medida que experimentan su vida de primera mano, aprendiendo paso a paso la vida y milagros del mesías.

Publicado

en

Crean videojuego que impulsa a jugadores a la salvación

NOTICIACRISTIANA.COM- Un nuevo videojuego de realidad virtual basado en la Biblia está permitiéndole a los jugadores “convertirse en el personaje de Jesucristo” a medida que experimentan su vida de primera mano, aprendiendo paso a paso la vida y milagros del mesías.

“I Am Jesus Christ” es el nombre del juego; este brinda a los jugadores la oportunidad de realizar más de 30 milagros mientras completas la carrera desde una perspectiva en primera persona, incluida la curación de ciegos, expulsar demonios y calmar los mares mientras siguen su vida en la tierra desde el bautismo hasta la ascensión.

En el juego se pretende que cuando completas el milagro, esta se acompaña también de una Escritura que se vincula con la historia del Nuevo Testamento a la que se refiere ese milagro hecho.

En el videojuego, los jugadores también pueden tener una parte para orar y así recibir la “superpotencia” del Espíritu Santo, “luchar contra Satanás” en el desierto y resucitar de entre los muertos en el juego de simulación bíblica del desarrollador desconocido SimulaM.

No se ha anunciado el lanzamiento oficial de I Am Jesus Christ, pero se dice que “llegará pronto” en el popular sitio de juegos Steam.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Reprogramación podría hacer que hombres produzcan óvulos y mujeres, espermatozoides

Tomando células normales, se podrían reprogramar y crear un espermatozoide y un óvulo que, una vez fecundado, se debería implantar en el útero de una mujer.

Publicado

en

ESPAÑA. – Recientemente, una clínica dedicada a los tratamientos de fertilidad, aprovechando las celebraciones del Orgullo LGTB, sugirió la posibilidad de que una pareja homosexual podrían tener hijos con la información genética de ambos y que esto muy pronto podría ser realidad.

Tomando células normales, se podrían reprogramar y crear un espermatozoide y un óvulo que, una vez fecundado, se debería implantar en el útero de una mujer.

Según El País, la técnica también serviría igualmente para parejas heterosexuales que no pudiesen producir de forma natural sus propios óvulos y espermatozoides.

Hace poco más de una década, el investigador japonés Shinya Yamanaka logró algo parecido a revertir el tiempo.

Una de las aplicaciones teóricas de la reprogramación celular es transformar una célula de piel, por ejemplo, hasta convertirla en un óvulo, la célula original y la que tiene la capacidad de diferenciarse en todas las células necesarias para construir un organismo completo.

En humanos, hasta el momento, con esta técnica solo ha sido posible crear precursores de ovocitos

La investigación en este campo es intensa y los logros en modelos animales han sido importantes.

En 2016, un grupo de investigadores liderado por Katsuhiko Hayashi, de la Universidad de Kyushu, en Japón, logró producir óvulos de ratón completamente funcionales a partir de células madre pluripotentes.

Después, sometieron a los óvulos cultivados en el laboratorio a fecundación in vitro y los insertaron en hembras de ratón para su gestación. Pese a que el proceso tuvo un porcentaje de éxito pequeño, algunos de esos embarazos produjeron crías fértiles que después tuvieron sus propias crías.

En 2018, un equipo chino logró superar otro escollo que hace que los mamíferos, a diferencia de otros grupos de animales, no puedan reproducirse entre parejas del mismo sexo.

La impronta genómica hace que, en condiciones normales, haya distintos genes del padre o de la madre que se encienden o se apagan.

Cuando hay una combinación entre los dos sexos, el embrión puede ser viable, porque la suma de genes activados y desactivados hace que el sistema funcione, pero si se crea un espermatozoide a partir de células de la hembra, los genes que permanecen apagados en el óvulo y en el espermatozoide serían los mismos y el sistema fallaría.

Los investigadores, liderados por Qi Zhou, de la Academia China de Ciencias, realizaron las manipulaciones genéticas necesarias para evitar este problema y lograron producir 29 crías viables a partir de 210 embriones. Su intento de hacer lo mismo con los machos fracasó.

Para demostrar que el proceso funciona en humanos como se ha hecho en ratones sería necesario crear y destruir embriones, algo que se puede hacer en países como EE UU o Inglaterra, pero no en España. “Hay por delante un proceso de cinco o diez años con muchísimas comprobaciones”, dijo Carlos Simón, director científico de Igenomix, una compañía dedicada a la genética reproductiva.

Anna Veiga, directora del Banco de Líneas Celulares del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona dijo que “En humanos, lo último que se ha conseguido es producir ovogonias, que son precursores de los ovocitos, pero de una manera muy imperfecta”, señala.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Físico ateo reconoce que “la ciencia no mata a Dios”

El físico y astrónomo brasileño Marcelo Gleiser recibió el Premio Templeton 2019, por mostrar que la ciencia y la religión no son enemigas.

Publicado

en

EE.UU.- El Premio Templeton 2019 fue para el astrónomo físico y brasileño Marcelo Gleiser que incluso sin creer en Dios, se dedica a demostrar que la ciencia y la religión no son enemigos.

Él es profesor de física y astronomía en el Dartmouth College de New Hampshire, Gleiser, de 60 años, nació en Río de Janeiro y vive en Estados Unidos desde 1986. Incluso sin creer en Dios, Gleiser reconoce que el conocimiento humano es limitado.

“El ateísmo es incompatible con el método científico”, dijo Gleiser a la AFP. “El ateísmo es una creencia en la no-creencia. Entonces usted niega categóricamente algo contra el cual no tiene pruebas. Mantengo la mente abierta porque entiendo que el conocimiento humano es limitado”.

El premio es financiado por la Fundación John Templeton, una organización filantrópica bautizada en homenaje al presbiteriano estadounidense que comenzó a “buscar pruebas de actuación divina en todas las ramas de la ciencia”, según el diario The Economist.

Es el primer latinoamericano en ganar el premio, creado en 1973, y va a recibir 1.5 millones de dólares, superando un 50% más que el Nobel el Nobel. La ceremonia de premiación será el 29 de mayo en Nueva York.

El físico se concentra en hacer que los asuntos complejos sean accesibles. El autor de cinco libros de habla inglesa y cientos de artículos en Estados Unidos y Brasil, Gleiser también explora cómo la ciencia y la religión intentan responder a preguntas sobre los orígenes de la vida y del universo.

“La primera cosa que ves en la Biblia es una historia de creación”, observó. “Sea cual sea su religión, todo el mundo quiere saber cómo el mundo comenzó”.

Aunque la ciencia tiene su metodología para explicar el origen del mundo, el físico cree que las explicaciones son limitadas. “La ciencia puede dar respuestas a ciertas cuestiones, hasta cierto punto”, apuntó Gleiser. “Debemos tener la humildad de aceptar que hay misterio a nuestro alrededor”.

Arrogancia científica

Gleiser cree que muchas veces las personas que creen que el mundo fue creado por Dios encaran a la ciencia como “enemiga”, “porque tienen una visión muy anticuada sobre ciencia y religión en la que todos los científicos intentan matar a Dios”, observó. “La ciencia no mata a Dios”.

Para el físico, que creció en una comunidad judía en Río, la religión no debe ser alejada de la ciencia.

“Cuando usted oye a científicos muy famosos haciendo pronunciamientos como ‘la cosmología explica el origen del universo’ y ‘no necesitamos más de Dios’, es un absurdo completo”, agregó. “Porque no explicamos el origen del universo”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – AGENCIA DE NOTICIAS- Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Más leídas