Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

BRASIL. – “Gratitud”, esta fue la palabra que guió la celebración del portero Alisson Becker después de que la selección de Brasil ganara la Copa América en el Maracaná, el domingo pasado, 07 de julio.

Elegido el mejor de su posición en la competencia, el titular del equipo brasileño continuó agradeciendo a Dios durante toda la fiesta.

“Primero que nada, el sentimiento que viene es gratitud, gratitud a Dios, siempre me dio oportunidades, aquí también [en la Selección Nacional de Brasil] … No me exalten con alabanza ni me sacudan con críticas. Sentí una gran confianza con los que trabajaron a mi lado. Tenían la confianza de ponerme a jugar”, dijo el portero de Brasil después del partido contra Perú.

Según Alisson, el grupo de futbolistas se caracteriza por ganar días contra la adversidad: “La historia de cada jugador en Brasil es una mejora increíble de todos. Siempre he trabajado, tranquilo, concentrado, no respondí a nadie, pero tampoco he sido víctima…”.

El portero de Brasil tuvo un solo gol a lo largo de los seis juegos en la Copa América, justo en la final: “Perú hizo un gran partido, luchamos duro, nos meremos este título de la Copa América. Es muy importante continuar este trabajo”, dijo Alisson, de acuerdo con Lance.

El atleta expresó su apoyo al entrenador Tite, quien había sido criticado por la prensa deportiva del país.

Otro que agradeció a Dios fue el atacante Richarlison, apodado Pombo. Sufrió una lesión durante la Copa América, pero se recuperó a tiempo para regresar y jugar en la final. Durante el juego, marcó un gol de penal y se lo dedicó a su bisabuela.

“Le dije al [defensor] Miranda que estaba seguro, que, si entraba y tenía una oportunidad, salvaría. Solo puedo agradecer a Dios y a mis compañeros de equipo“, celebró el joven anotador, según Globo Esporte.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.