Connect with us

Descubrimientos

Descubrimiento de las ruinas de la “sinagoga de Jesús” tiene intrigado a los arqueólogos

Judíos y cristianos se han unido en un intento por rescatar más de la historia en lo que es considerado por algunos estudiosos como la “sinagoga de Jesús”, ya que algunos expertos creen que Cristo realmente estuvo allí durante sus años en la tierra.

Publicado

en

Durante miles de años, el nombre de María Magdalena, les recuerda a los cristianos que fue una prostituta. Sin embargo, la Biblia, nunca dice que Jesús era un seguidor de la industria del sexo. Apenas relata que había sido poseída esta mujer por siete demonios, y que fue la primera persona que vio al Cristo resucitado.

En los últimos años, las excavaciones arqueológicas en Magdala, una ciudad que se deriva del “apellido” de María, reveló lo que los arqueólogos creen que es una sinagoga del siglo primero, que Jesús mismo había visitado. Un cambio importante para este pequeño pueblo en la costa noroeste del Mar de Galilea y junto al Monte Arbel.

Judíos y cristianos se han unido en un intento por rescatar más de la historia en lo que es considerado por algunos estudiosos como la “sinagoga de Jesús”, ya que algunos expertos creen que Cristo realmente estuvo allí durante sus años en la tierra. La nueva controversia sobre el tema se menciona en la edición del pasado domingo del diario israelí Haaretz.

Magdala, fue la antigua Galilea, situada a sólo siete kilómetros de la antigua Cafarnaúm, una de las ciudades donde Jesús se estableció durante el tiempo de su ministerio público, y desde luego se había reunido allí para predicar y enseñar.

En los primeros años del cristianismo, la mayoría de los cristianos eran judíos convertidos que todavía asistían a las sinagogas. Según los historiadores, esta situación sólo cambió en torno al año 70, después de la destrucción del templo de Jerusalén. En ese momento no había una separación más clara porque los cristianos tenían sus propios lugares de reunión y de culto.

La ciudad de Magdala, tiene algunas características únicas, por ser uno de los mejores yacimientos arqueológicos conservados de Israel. En el año 67, la ciudad fue sitiada por los romanos bajo el general Tito, que la tomó después de una sangrienta batalla, y tres años más tarde invadió Jerusalén, en una batalla que causó la destrucción del Templo de Salomón.

Las excavaciones en la región de Magdala, son dirigidas por la arqueóloga judía, Dina Avshalom-Gorni, y la judía y musulmana arqueóloga, Arfan Najar, ambas de la Autoridad de Antigüedades de Israel, además, Marcela Zapata, de la Universidad Anáhuac del Sur, Ciudad de México.

Desde el 2004 la institución católica de los Legionarios de Cristo, ha estado construyendo cerca del “Centro Magdala”, que funcionará como una iglesia, hotel para peregrinos y un museo, con énfasis en las mujeres de la Biblia. El padre Juan Solana, director del centro, explica que esto se justifica porque María Magdalena, es la mujer con más frecuencia que se menciona en el Nuevo Testamento después de María, la madre de Jesús.

Maria, una seguidora de Jesús, puede haber sido una moradora influyente en la ciudad, dice la estudiosa Mary R. Thompson. Las nuevas excavaciones revelaron que las ruinas de este lugar, fue un local de culto. Es la más antigua sinagoga de Galilea, una de las pocas en el país que data del primer siglo de la era cristiana.

Las ruinas muestran que el sitio era un pequeño salón de 11 x 11 metros, que podían reunir 100 personas. En ella se encontraron varios paneles e incluso una rara moneda que data del año 29 d.C. Sin duda, su mayor hallazgo fue una mesa de piedra pequeña con cuatro patas y una serie de relieves, que incluye un menorah [candelabro de siete brazos]. Este es el primer registro de un menorah encontrado fuera de Jerusalén.

Según Najar, la mesa de piedra con agujeros en la parte superior, servía de apoyo a una estructura de madera, donde los rollos de la Torá fueron colocados para la lectura. Esto puede enseñar mucho cómo la Torá fue leída en las sinagogas antiguas.

Las estructuras de la pared, con seis columnas que sostienen el techo estaban cubiertas de frescos pintados en siete colores diferentes. La excavación reveló que la sinagoga fue renovada entre los años 40 y 50, y abandonada antes del año 68 d.C., durante la Gran Revuelta de los judíos contra los romanos. Uno de los aspectos más curiosos es que se encontraron los restos de la estructura de unos 50 cm por debajo de la tierra, al parecer se ha construido sobre el antiguo pueblo de pescadores durante los dos últimos milenios.

Según la arqueólogo Dina Gorni, “el hallazgo fue un milagro… estábamos cavando aquí como medida de precaución antes de iniciar un proyecto de construcción [el Centro Magdala]. Creemos que fue un lugar especial… Esta comunidad quería hacer un sitio religioso diferente. Ellos hicieron muchas inversiones para la decoración, y un altar con una piedra especial”. Por lo tanto, la tabla podría estar en el centro del altar de la sinagoga y pasó a ser llamada la “piedra de Magdala”.

Aunque las Escrituras no dicen que Jesús fue a Magdala, el padre Solana dice que el hallazgo podría sugerir que “desde el punto de vista judío, la posición es clara. Se trata de una sinagoga del siglo primero, muy bien decorada con piezas de arte y como un altar que no se encuentra en ninguna otra sinagoga de la época. Desde el punto de vista cristiano, no podemos dudar de que Jesús estuviera allí por algún tiempo. Las primeras comunidades cristianas se reunieron en las sinagogas. Fueron judios observantes”, argumenta.

“Es probable que las personas que han utilizado esta sinagoga fueron testigos de la multiplicación de panes y otros milagros descritos en los cuatro Evangelios”, dice el video promocional de MagdalaCenter.com.

Este descubrimiento arqueológico es de gran interés para el mundo judío, como lo demuestran las dos visitas de Shuka Dorfmann, director de la Autoridad de Antigüedades de Israel, que calificó el descubrimiento como extraordinario, único, y debe ser estudiado en toda su profundidad.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Haaretz y The World

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Descubrimientos

Hallazgo podría indicar lugar donde Dios le habló a Moisés

Para los expertos, el lugar es la montaña descrita en la Biblia como un área que estuvo envuelta en fuego, humo y truenos.

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – Un descubrimiento arqueológico está siendo tratado por investigadores como la revelación del lugar donde Dios le habló a Moisés durante el éxodo del pueblo hebreo.

Las inscripciones en hebreo antiguo en las paredes de las montañas son la evidencia utilizada por los arqueólogos como argumento.

Las imágenes de las inscripciones fueron publicadas por la Doubting Thomas Research Foundation (DTRF). El registro se realizó en Jabal al-Lawz, que se encuentra en Arabia Saudita, cerca de la frontera con Jordania.

Según la información del portal Sputnik News, el sitio es conocido como la “montaña de los almendros” y tiene 2.500 metros de altura, ubicado en la región noreste del país árabe de mayoría musulmana.

Para los expertos, el lugar es la montaña descrita en la Biblia como un área que estuvo envuelta en fuego, humo y truenos. A pesar que el video fue producido por los investigadores de DTRF en 2018, este tiene más de 2.2 millones de visitas en YouTube, y muestra el viaje a la montaña.

Los investigadores informaron que se descubrió que el sitio tenía una de las representaciones más antiguas de una menorá, un candelabro de siete brazos utilizado como símbolo en el judaísmo.

El Dr. Sung Hak Kim, una autoridad en física en Arabia Saudita, dijo que encontró el dibujo de este antiguo símbolo del judaísmo, que fue grabado en las paredes de las montañas durante el éxodo dirigido por Moisés.

“Las imágenes se ven como […] una gran cantidad de inscripciones y dibujos de rocas alrededor de la posible ubicación del Monte Sinaí.

Se cree que la presencia de estas inscripciones prueba que había personas que hablaban hebreo en la región de estos tiempos antiguos”.

Miles Jones, un médico que se especializa en lenguas arcaicas, examinó las fotografías y dijo que los registros en realidad pueden ser “hebreo antiguo”. Además, el equipo de DTRF también afirma que las pruebas realizadas muestran que las inscripciones se remontan a un tiempo cercano al momento en que la Biblia habla del éxodo.

Otro descubrimiento son las huellas grabadas en algunas de las piedras alrededor del sitio de las inscripciones hebreas.

La Biblia dice que Dios le dijo al pueblo hebreo que “toda planta que pisara la planta de vuestro pie será vuestro territorio”, por lo que los investigadores sugieren que estas huellas pueden haber sido una marca dejada por los hebreos durante el éxodo.

Doubting Thomas Research Foundation señala otra evidencia que respaldaría la teoría, como las cuevas en el mismo lugar con grabados en roca que representan la historia del “becerro de oro” mencionado en la Biblia.

En este contexto, los arqueólogos fundaron el proyecto “El Sinaí en Arabia” para garantizar que el gobierno saudí conserve el sitio con el fin de realizar más investigaciones.

En respuesta a la solicitud, el gobierno saudí ha erigido cercas alrededor de la montaña para hacer que el sitio sea señalado como un sitio arqueológico.

Mientras tanto, otros investigadores sauditas creen que Jabal al-Lawz es el Monte Sinaí o fue el punto de cruce de los hebreos hace milenios.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Descubrimientos

Podrían haber encontrado lugar donde Jesús alimentó 5,000 personas

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – Los arqueólogos israelíes han descubierto un mosaico inusualmente bien conservado, que aparentemente representa el milagro de Jesús alimentando a 5,000 personas, según citan los Evangelios de Marcos, Lucas y Juan. La representación está en el piso de una antigua iglesia cristiana con vista al Mar de Galilea.

Investigadores de la Universidad de Haifa expusieron el mosaico durante las excavaciones en la llamada “Iglesia quemada” en el sitio de la excavación Hippos-Sussita.

Ellos creen que la iglesia del siglo VI probablemente fue incendiada durante la conquista sasánida del siglo VII. El fuego ayudó a preservar el mosaico porque cuando el techo se quemó, cubrió el piso con una capa de ceniza, protegiéndolo de los elementos con el tiempo.

Cuando los arqueólogos rompieron la capa de cenizas, encontraron un mosaico colorido que representa imágenes de canastas con pan y pescado, un milagro que se cree que ocurrió cerca del Mar de Galilea.

“Ciertamente puede haber diferentes explicaciones para las descripciones de pan y pescado en el mosaico, pero no se puede ignorar el parecido con la descripción en el Nuevo Testamento: por ejemplo, porque el Nuevo Testamento tiene una descripción de cinco panes en una canasta o dos peces representados en el ábside, como lo encontramos en el mosaico”, dijo el Dr. Michael Eisenberg, jefe del equipo de excavación de Hippos-Sussita, en nombre del Instituto de Arqueología de la Universidad de Haifa, Israel .

Dr. Michael Eisenberg, durante una visita a la iglesia, presentando uno de los azulejos que cubrían el piso (Foto: Reproducción / Arleta Kowalewska)

Esta iglesia estuvo parcialmente expuesta hace aproximadamente una década, y ahora el Dr. Eisenberg, su colega Jessica Rentz y su equipo han regresado para exponer los restos. El descubrimiento del mosaico con cestas llenas de pan y pescado desafía la creencia tradicional de que el milagro del Nuevo Testamento ocurrió en la ahora llamada Iglesia de Multiplicación Tabgha en el lado noroeste del Mar de Galilea.

Algunos expertos teorizan que ocurrió más cerca del sitio de excavación Hippos-Sussita.

En la actualidad, tendemos a considerar la Iglesia de la Multiplicación en Tabgha, al noroeste del Mar de Galilea, como el sitio del milagro, pero con una lectura cuidadosa del Nuevo Testamento es evidente que puede haber ocurrido al norte de Hippos en la región de la ciudad”, explicó Eisenberg.

“Según las Escrituras, después del milagro, Jesús cruzó el agua al noroeste del Mar de Galilea hacia el área de Tabgha / Ginosar, de modo que el milagro tuvo que ocurrir en el lugar donde él comenzó la travesía en vez de donde el mosaico de la Iglesia de la Multiplicación tiene una representación de dos peces y una canasta con solo cuatro panes, mientras que en todas partes del Nuevo Testamento que cuentan el milagro, hay cinco panes, como se encuentra en el mosaico Hippos. Tiene una representación de 12 canastas, y el Nuevo Testamento también describe a los discípulos que, al final del milagro, tenían 12 canastas de pan y pescado”, explica.

Sin embargo, Eisenberg no está convencido de que el milagro sucedió cerca de la Iglesia Quemada en Hippos. Señala las principales diferencias entre el mosaico recién descubierto y el relato del Nuevo Testamento.

Por ejemplo, algunas canastas en el mosaico están llenas de fruta y no solo pan. Otros lugares representan tres peces juntos en lugar de solo dos.

“La iglesia está ubicada en el extremo occidental del Monte Sussita y es el punto más occidental de la ciudad y domina, hoy como antes, el ministerio del Mar de Galilea y de Jesús y donde ocurrieron la mayoría de sus milagros. No hay duda de que la comunidad local conocía bien los dos milagros de Multiplicación de los panes y los peces y quizás conocían mejor sus ubicaciones estimadas que nosotros”.

La suposición de que el artesano o las personas que ordenaron el trabajo querían crear una afinidad por un milagro cercano, debe ser lógico. Terminaremos de excavar y limpiar el veinte por ciento restante del mosaico y examinaremos cuidadosamente esta suposición. Los peces mismos tienen una serie de significados simbólicos adicionales en el mundo cristiano, y su interpretación requiere precaución”, resumió.

Durante el proceso de preservación, dirigido por la Autoridad de Antigüedades de Israel, también se exhibieron dos inscripciones griegas en el mosaico.

La primera inscripción habla de los dos padres de la iglesia, Theodoros y Petros, creando un santuario en honor de un mártir cristiano. La segunda inscripción revela que el nombre del mártir es un hombre llamado Theodoros. No se sabe mucho más sobre el mártir.

Los investigadores también descubrieron los restos quemados de las puertas de la iglesia, un par de aldabas de bronce fundido en forma de leones rugientes.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Descubrimientos

Creen haber hallado Emaús donde Jesús apareció resucitado

La ciudad de Kiriath-Jearim en Israel fue señalada por los arqueólogos como la posible Emaús, donde Jesús hizo su primera aparición después de ser resucitado.

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – Los arqueólogos han encontrado enormes muros de una fortificación helenística de 2.200 años de antigüedad que podría identificar la ubicación de la ciudad bíblica de Emaús, donde los Evangelios informan que Jesús hizo su primera aparición después de ser crucificado y resucitado, según informa el diario Haaretz.

Desde 2017, una expedición franco-israelí ha estado cavando en Kiriath-Jearim, una colina con vistas a Jerusalén, al lado de la ciudad de Abu Ghosh. El sitio es conocido principalmente porque albergó el Arca del Pacto durante 20 años antes que fuera llevada a Jerusalén por el rey David, según la Biblia.

Los enormes muros encontrados por los investigadores pueden haber sido construidos por el general seléucida que derrotó a Judas Macabeo, un famoso líder judío que dirigió la revuelta macabea contra el imperio seléucida.

Las paredes masivas de las fortificaciones recién descubiertas tienen hasta tres metros de espesor y en algunas áreas aún tienen dos metros de altura. En las últimas semanas, un equipo de excavación de la Universidad de Tel Aviv y el Collège de France también descubrió los restos de una torre.

Judas Macabeo fue derrotado y asesinado en 160 a. C. por un ejército seléucida dirigido por Báquides, un general enviado a Judea para reprimir la rebelión. El antiguo historiador judío Flavio Josefo y el libro de los Macabeos proporcionan listas de las ciudades fortificadas por el general, pero Kiriat-Jearim no aparece en la lista.

Por otro lado, las listas incluyen una ubicación no identificada al oeste de Jerusalén, en la carretera estratégica que une la ciudad desde Jaffa a la costa mediterránea. Este lugar fue conocido por Josefo y el autor de Macabeos como Emaús.

Como no hay otras fortalezas helenísticas conocidas al oeste de Jerusalén, el arqueólogo Israel Finkelstein y el maestro bíblico Thomas Römer sugieren que la colina Kiriath-Jearim y la ciudad adyacente de Abu Ghosh se identifican como Emaús, que fue fortificada por Báquides.

Debate alrededor de Emaús

El Evangelio de Lucas dice que Emaús estaba a 60 estadios de Jerusalén, una medida que se traduce bien en los 11 kilómetros que separan la ciudad de la colina de Kiriath-Jearim y Abu Ghosh.

Aun así, otros eruditos no confirman si Lucas y otros primeros cristianos creían que este era realmente el lugar donde el Mesías hizo su aparición milagrosa. “Finkelstein y Römer tienen un buen argumento arqueológico, geográfico y topográfico. Sin embargo, sigue siendo una hipótesis”, dice Benjamin Isaac, profesor emérito de historia antigua en la Universidad de Tel Aviv.

Isaac, que no participó en el estudio, dijo que no hay pruebas suficientes para vincular de manera concluyente a Emaús con Kiriath-Jearim y que hay al menos otros dos sitios cercanos que reclaman el nombre.

Tradicionalmente, la mayoría de los estudiosos identificaron a Emaús de los tiempos de Jesús con lo que más tarde se convirtió en la ciudad bizantina de Emaús-Nicopolis, ubicada en el Valle de Ayalon.

Emaús-Nicopolis se ajusta a la descripción mencionada en 1 Macabeos 4 como la ubicación de la Batalla de Emaús, pero está a 25 kilómetros de Jerusalén, más del doble de la distancia dada por Lucas, por lo que está lejos de ser una combinación perfecta.

El segundo candidato de algunos eruditos es el pueblo moderno de Moza, entre Kiriath-Jearim y Jerusalén. Por otro lado, el área está demasiado cerca de Jerusalén para ajustarse a la distancia dada en el Evangelio de Lucas.

“Geográficamente, creo que la distancia a Jerusalén encaja bien, así que creo que Kirjath-Jearim podría haber sido el Emaús del Nuevo Testamento”, concluye Römer.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Más leídas