nav
Lunes 20 de Agosto de 2018

Evangelio de prosperidad es enseñado a 4 de cada 10 feligreses evangélicos

Los investigadores encontraron que más de unos pocos feligreses creen que dar a Dios conduce a recompensas financieras.

  • Encuestas    
  • 1 ago 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Para algunos estadounidenses, depositar un cheque en el plato de ofrendas en la iglesia es como tener una Tarjeta Discover. Ambos ofrecen un bono de devolución de efectivo. Alrededor de un tercio de los feligreses protestantes dicen que su congregación les enseña que Dios los bendecirá si donan dinero. Dos tercios dicen que Dios quiere que prosperen. Uno de cada 4 dice que tiene que hacer algo para que Dios reciba bendiciones materiales a cambio.

Esos son algunos de los hallazgos clave de un nuevo estudio sobre las creencias del ” evangelio de la prosperidad” de LifeWay Research, con sede en Nashville, que encuestó a 1.010 estadounidenses que asisten a una iglesia protestante o no denominacional al menos una vez al mes.

Los investigadores encontraron que más de unos pocos feligreses creen que dar a Dios conduce a recompensas financieras, dijo Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research. “Un grupo significativo de iglesias parece enseñar que las donaciones desencadenan una respuesta financiera de parte de Dios”, dijo McConnell.

Un tema controvertido

La creencia de que Dios da recompensas financieras a cambio de ofrendas es una parte central del llamado evangelio de la prosperidad, que ofrece un “camino directo hacia la buena vida”, como lo expresa la profesora de Duke Kate Bowler .

LifeWay Research encontró que el 38 por ciento de los feligreses protestantes está de acuerdo con la afirmación: “Mi iglesia enseña que si doy más dinero a mi iglesia y obras benéficas, Dios me bendecirá a cambio”. El cincuenta y siete por ciento está en desacuerdo, incluido el 40 por ciento que discrepa. El cinco por ciento no está seguro.

Los feligreses pentecostales y de las Asambleas de Dios (53%) son más propensos a estar de acuerdo. Los feligreses con creencias evangélicas (41%) tienen más probabilidades de estar de acuerdo que los que no tienen creencias evangélicas (35%).

Los afroamericanos (51%) e hispanos que asisten a la iglesia (43%) tienen más probabilidades de estar de acuerdo que los blancos que asisten a la iglesia (32%). Incluso si no ven un vínculo directo entre ofrendas y bendiciones, muchos feligreses dicen que Dios quiere que les vaya bien.

El 69% está de acuerdo con la afirmación “Dios quiere que prospere financieramente”. El 20% está en desacuerdo. El diez por ciento no está seguro.

Mientras más personas vayan a la iglesia, más probable es que piensen que Dios quiere que les vaya bien. Entre los que asisten al menos una vez a la semana, el 71 por ciento dice que Dios quiere que prosperen financieramente. Eso se reduce al 56 por ciento para aquellos que van a la iglesia una o dos veces al mes.

Los feligreses que tienen creencias evangélicas (75%) son más propensos a aceptar que Dios quiere que prosperen que aquellos sin creencias evangélicas (63%). Pentecostales y Asambleas de Dios (80%), Bautistas (74%), no denominacionales (67%) y feligreses metodistas (65%) están entre los más propensos a estar de acuerdo.

Los luteranos, sin embargo, son más escépticos. Algo menos de la mitad (49%) dice que Dios quiere que prosperen financieramente.

Bendiciones vinculadas a la acción

Algunos asistentes a la iglesia establecen un vínculo directo entre sus acciones y las bendiciones de Dios. Uno de cada 4 (26%) está de acuerdo con la afirmación: “Para recibir bendiciones materiales de Dios, tengo que hacer algo por Dios”. El setenta por ciento está en desacuerdo. El cinco por ciento no está seguro.

Los sureños (30%) tienen más probabilidades de estar de acuerdo que aquellos que viven en el medio oeste (20%) o en el oeste (19%). Los feligreses afroamericanos (44%) e hispanos (34%) son más propensos a estar de acuerdo que los feligreses blancos (17%) o los de otros grupos étnicos (16%).

Los feligreses Pentecostales / Asambleas de Dios (34%), los Metodistas (29%) y los Bautistas (28%) son más propensos a decir que tienen que hacer algo para que Dios obtenga una recompensa material que otras denominaciones. Los luteranos (12%) son menos probables.

Un estudio previo de LifeWay Research sobre puntos de vista teológicos estadounidenses encontró resultados similares. En ese estudio, 1 de cada 4 estadounidenses dijeron que creen que Dios siempre recompensará la fe verdadera con bendiciones materiales. Los estadounidenses que tienen creencias evangélicas probablemente estén de acuerdo con esa afirmación.

McConnell dijo que los evangélicos parecen estar más dispuestos a abrazar un vínculo entre las bendiciones financieras de Dios y sus acciones. “Varios líderes evangélicos de alto perfil han condenado el evangelio de la prosperidad”, dijo. “Pero más que algunas personas en los bancos lo han aceptado”.

[ Fuente: Christianity Today ]