Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 25 de Septiembre de 2018

Anglicanos quieren que gays tengan posiciones de liderazgo en la iglesia

Movimientos en el Reino Unido pide ‘inclusión radical’ de ese segmento de la población

  • Iglesia    
  • 17 may 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

REINO UNIDO.- Los miembros de la comunidad LGBT que frecuentan regularmente la iglesia deberían ser alentados a asumir posiciones de liderazgo sin necesidad de justificarse sobre sus opciones sexuales.

Es lo que dice una carta abierta, firmada por diversos líderes anglicanos de Inglaterra. Se hacen elogios de la “gran contribución que los cristianos LGBT ofrecen” y pide un enfoque diferente para recibir a los gays en la plena comunión de la iglesia.

“Nadie debe ser informado de que su identidad sexual o de género, por sí sola, los hace inadecuados para asumir posiciones de liderazgo en la Iglesia”, dice un fragmento del documento.

“Es inaceptable decir o insinuar a las personas que su orientación sexual o identidad de género será cambiada por la fe… Queremos dejar claro que nadie debe ser excluido o desanimado de recibir los Sacramentos del Bautismo o la Cena del Señor sobre la base de su orientación sexual o identidad de género“, continúa la carta.

Los obispos que la suscriben insisten en que no quieren cambiar la enseñanza de la Iglesia, sino sólo ofrecer un “tono diferente”.

“Aquellos de nosotros con la responsabilidad pastoral de predicación y enseñanza necesitan estar continuamente atentos a la naturaleza personal y sensible de estas cuestiones. No es seguro esconder nuestras visiones éticas y teológicas, pero necesitamos estar listos para escuchar con sensibilidad aquellos para quienes nuestras palabras pueden ser difíciles”, añade.

Hay diferentes movimientos dentro de la Iglesia Anglicana partidarios de lo que llaman “inclusión radical” de los LGBT en el seno del cristianismo. En 1976, la Iglesia Episcopal fue la primera denominación en declarar oficialmente que los “homosexuales son hijos de Dios y deben ser tratados con amor, aceptación y preocupación pastoral y cuidado de la Iglesia”. Desde entonces, ya no utilizan la palabra “pecado” para referirse a ellos.

El primer obispo abiertamente homosexual fue consagrado en 2003. Ya en 2009, la Convención General declaró que “el llamado de Dios es para todos”, no excluyendo la vocación de LGBT.

Tres años después, se autorizó un rito provisional de bendición para relaciones del mismo sexo, y la discriminación contra personas transexuales en el proceso de ordenación fue oficialmente prohibida. Más recientemente, en 2015, los cánones de la iglesia fueron cambiadas para hacer el ritual de la boda disponibles para todas las personas, independientemente de su sexo.

[ Fuente: Christian Today ]