Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 16 de Octubre de 2018

Evangelistas protestan ante iglesia que hacía culto “pro-LGBT”

La histórica capilla metodista fue objeto de protestas: “arrepentíos”

  • Iglesia    
  • 17 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRISTON, INGLATERRA.- La escena llamó la atención de quien pasaba por el centro de Bristol, Inglaterra, el sábado (14). Manifestantes cargaban carteles diciendo: “El infierno es real. Arrepentíos para que sean salvos Hechos 3:19 ” y “Dios nos creó hombre y mujer Gn. 1:27″.

Extrañamente, la protesta se hacía ante el John Wesley’s New Room, el más antiguo templo metodista del mundo.

Fue allí, en 1739, por invitación de George Whitefield, que John Wesley comenzó a predicar a los mineros. El edificio es de 1748, cuando estaba consolidado el movimiento que se dividió de los anglicanos, la religión oficial del país.

John y su hermano Charles Wesley defendían la importancia de la vida piadosa, a través de la lectura de la Biblia, de la práctica de la oración, del ayuno, de la visita a los presos y los enfermos. Ellos marcaban su identidad por enseñar un método: días fijos para practicar el ayuno, hora correcta para la lectura de la Biblia y la oración, día de visitar a los presos, etc. A causa de esa organización, ese grupo fue “apodado” metodista, es decir, aquellos que tienen método.

La Marcha del Orgullo LGBT de Bristol ocurrió el sábado, atrayendo a miles de personas. Un grupo de evangélicos liberales, que defienden “una presencia cristiana alegre, amorosa e inclusiva” en ese tipo de evento, promovieron un culto especial, como demostración de apoyo a los LGBT.

El predicador era el presidente del distrito Metodista de Bristol, pastor Jonathan Pye. En el exterior, cuatro evangelistas dirigidos por el pastor Día Moodley, de la Iglesia Espíritu de Vida, promovieron un manifiesto de desagravio contra cerca de 70 personas que estaban en la iglesia en tal culto de inclusión.

A pesar de ser tachados ​​de fundamentalistas, ellos mantuvieron su posición crítica. De acuerdo con Christian Today, en el interior, tan pronto como el sermón había terminado, otros dos manifestantes empezaron a gritar versículos de la Biblia que condena la práctica de la homosexualidad.

La protesta fue apoyada por el grupo conservador Christian Concern, que emitió un comunicado en su página web en las redes sociales, firmada por su director Andrea Williams. “La herencia de la sólida enseñanza bíblica sobre la sexualidad humana, proclamado fielmente por líderes cristianos como John Wesley, debería ser sostenido por la iglesia y no destruido. El metodismo fue muy importante, y me parece muy triste ver sus espacios que deberían ser destinados a la proclamación del glorioso evangelio de nuestro Señor Jesucristo siendo usados ​​para celebrar un estilo de vida sexual que él condenaba”.

[ Fuente: Christian Today ]