Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Mega-iglesias

Lucas Leys reflexiona sobre los errores de la Catedral de Cristal: “Es el fracaso de un modelo”

¿Porqué Catedral de Cristal se vino abajo? Lucas Leys, revela detalles del fracaso de la mega-iglesia y realiza un completo análisis en su Blog: “Éramos una empresa con empleados y no una comunidad de hermanos siervos”… “Lo mismo que hizo grande a la catedral también fue lo que la arruinó”, sentenció Leys.

Publicado

en

En Febrero del año 2009, Noticiacristiana.com informaba el inicio del desmoronamiento financiero que comenzaba a vivir la Catedral de Cristal. En aquella iglesia pastorearon algunos lideres cristianos hispanos y no fue hasta ahora que uno de ellos se refiere directamente al derrumbe de la mega-iglesia. Muy pocas veces se está en frente de una importante declaración donde se analiza y se expone con argumentos sólidos del por qué una de las iglesias mas importantes de Estados Unidos se vino abajo. Lucas Leys, se atrevió a reflexionar respecto al tema, titulando en su blog: “El Fracaso de la Catedral de Cristal”.
Pero no lo hizo desde afuera, sin saber a profundidad cómo funcionaba Catedral, sino que lo hizo desde el interior, pues él perteneció a la congregación hispana como pastor de jóvenes hasta el año 2002, desde entonces lleva 10 años al frente de Especialidades Juveniles.

Cabe mencionar que Lucas, en su análisis no se enfoca en el trabajo que ha hecho Dante Gebel en la congregación hispana de Catedral de Cristal sino más bien en Robert Schuller, por lo que cita según él: “3 errores que se cometieron en la Catedral, que los pastores latinos de las próximas generaciones, DEBEMOS evitar”.

1. Construir templos con el ego y no con la cabeza.

Aquí Lucas, afirma que Schuller, “se dio cuenta que toda iglesia que construye un templo, crece. ¿Y cuál es el problema de eso? Ninguno, si al hacer el templo se presupuesta pensando también en los costos de mantener el templo ¿Por qué? Porque esta es la sorpresa: Cuesta mucho más caro mantener un templo que construirlo y una vez construido ya no hay meta visible y es mucho más difícil motivar a la gente porque ahora hace falta pagar el aire acondicionado, las cuentas de luz y el agua de los baños”.

Desde el mismo punto Lucas, dice que la funcionalidad de Catedral de Cristal era una pesadilla en cuanto a su estructura interior. “Así los problemas seguían y seguían. (y encima Schuller decía que él era un gran arquitecto y la congregación le aplaudía cuando lo decía…)”.

Cabe dentro de este mismo lugar que “el dinero con el que se construía (Catedral) no venía de la congregación sino de ofrendas especiales de gente rica externa que de tanto en tanto le donaba a Schuller. Osea, no había nada de malo en usar esas ofrendas pero es muy peligroso hacer presupuestos millonarios basados en ofrendas esporádicas y no en la congregación estable”.

“Y por último, todo el gasto descomunal en el templo y el campus había causado una cultura de que todo era tan valioso que era inmodificable y hasta sagrado. Aunque no funcionara, al haber costado tanto, no se podía cambiar nada. La congregación estaba para servir al templo y no el templo a la congregación”.

2. Rodearse solamente de chupamedias y practicar el nepotismo

El segundo punto de Lucas causa mucha gracia por el término popular que emplea al decir “chupamedias”, según el líder de jóvenes, en Catedral de Cristal existía o existe aún ese tipo de personas que rodeaba a Robert Schuller.

“El staff de la iglesia le tenía miedo al pastor. Cuando el pasaba o se acercaba todos actuaban como que estuvieran tratando de encubrir algo. Primero lo noté en las secretarias y los servidores pero al ir a reuniones de pastores me di cuenta que también era una cultura. Todos le decían a Schuller, lo que quería escuchar en vez de lo que tenía que escuchar”.

“Yo llegué jovencito y sin conocer demasiado de él, pero la mayoría de los que trabajaban en la iglesia a diferencia de mí, le habían visto lograr tantas cosas a impresionar a tanta gente que le tenían tanta admiración que les había hecho olvidar una premisa bíblica fundamental: todos somos pecadores y nos equivocamos, y el pastor también”.

Otro cuestionamiento que plantea Leys, es que según él cuando la familia Schuller estuvo al frente, el personal se componía de dos tipos de personas: “empleados y familia”, inclusive hasta no cristianos. “Éramos una empresa con empleados y no una comunidad de hermanos siervos”.

“En todos los puestos claves de la iglesia había un familiar y siempre la pregunta que vagaba por el aire era: ¿Está ahí porque es bueno o por qué es familia? y la repuesta se demostró con sus dos sucesores: Su hijo llevó a la congregación de 10.000 a 1.000 en pocos años y luego su hija terminó de rematar el ministerio. (y no es porque no había buenos pastores disponibles que no pudieran hacer el trabajo)”.

3. No invertir en los jóvenes y creer que las estrategias son eternas.

Leys, también toca un punto muy crucial donde él tiene una vasta experiencia y es la del ministerio juvenil, tanto así que dice que la Catedral de Cristal “nunca tuvo un ministerio juvenil sano”, porque “Schuller no se dio cuenta que la congregación iba envejeciendo con él y no se estaba haciendo demasiado para atraer a las nuevas generaciones”.

También, Schuller, no notó la diferencia entre “un templo lleno y una iglesia fuerte”, que careció de “un poderoso ministerio de niños y un estratégico ministerio de adolescentes”. “La congregación no es que solo se fue yendo, sino simplemente «muriendo» y no lo digo en sentido figurado”, dice Leys.

Schuller, pensó que sus estrategias y su modelo de crecimiento de iglesia no necesitaban actualizarse. “El formato de TV que por tantos años fue un éxito, ahora estaba quedando atrás pero el líder estaba convencido que no había nada que cambiar”, así que al final “lo mismo que hizo grande a la catedral también fue lo que la arruinó. La misma persona que la levantó fue la persona que la destruyó”, dice Lucas.

Más al fondo, Lucas, exhorta fuertemente diciendo que muchas congregaciones han sido edificadas “por vanidad y no practicidad”, advirtiendo que hoy las iglesias necesitan personas que trabajen por amor y no por temor, también líderes que se dediquen a servir a la comunidad y no a su prominencia”.

Como Lucas, pensó que las críticas le vendrían por montón, formuló las siguientes preguntas con respuestas:

¿Creo que está mal edificar templos grandes y confortables? Por supuesto que no, y tengo claro que lo que en un lugar y para una congregación puede ser inapropiado puede ser apropiado en otra. Lo importante es que no sea el ego lo que inflame la llama y que siempre se tenga claro que la iglesia está formada por personas y los edificios son solo secundarios.

¿Creo que está mal que una iglesia contrate profesionales e incluya a la familia del pastor? Tampoco. Es lindo ver a familias enteras sirviendo al Señor. Pero no debe ser el pastor quien los elija sino la congregación porque esa es la versión bíblica de cómo se eligen lideres en la iglesia. Y respecto a empleados, qué bueno que tengamos mucha gente a tiempo completo en nuestras congregaciones, pero el pastor tiene que ser proactivo en rodearse de personas que le hablen con plena franqueza sin ningún tipo de temor a ninguna represalia y por eso no puede solamente estar rodeado de personas a las que le paga un sueldo.

Por último: ¿Creo que está mal confiar que las estrategias que nos trajeron hasta acá nos llevarán hasta allá? Definitivamente. Lo que sirve hoy no necesariamente servirá mañana. El único que no cambia es Cristo y lo sagrado es la palabra y la misión pero los métodos deben ser siempre actualizados.

Fama y multitudes no es sinónimo de influencia y vidas cambiadas. El fracaso de la catedral es el fracaso de un modelo y no solamente de una institución o ministerio. Para nosotros, es una advertencia. Que un ministerio sea prospero hoy no significa que lo será mañana.

El artículo de Lucas Leys, fue posteado en su página específicamente en su blog el 2 de abril. Hay una segunda parte titulada: “El Fracaso de la Catedral de Cristal II”, en la que él aclara que su exposición no fue con la intención de atacar el ministerio y desarrollo que tuvo Dante Gebel en Catedral de Cristal a quien lo considera un gran colega y amigo, además que Lucas, cuando se retiró de la mega congregación, le habían pedido que regresara pero él dijo no, y cuando se le pidió que recomendara a alguien no dudó en decir que Dante, era el más indicado para pastorear la congregación hispana de Catedral de Cristal.

Fuente: http://www.lucasleys.com/blog/?p=832

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Mega-iglesias

Amenaza de bomba interrumpe culto en iglesia bautista

“Mientras estábamos en el edificio y no pudimos salir, hicimos lo que los cristianos bautistas hacen. Oramos y cantamos e hicimos el culto, a pesar de la amenaza”, dijo el ministro, según News Babtist.

Publicado

en

VIRGINIA, EE.UU.- Una iglesia ubicada en el estado de Virginia, Estados Unidos, pasó por un momento bastante delicado y espeluznante, cuando agentes de la policía tuvieron que interrumpir uno de los cultos para poder hacer una exploración en todo el templo, la alerta era por paquetes que pudieran esconder explosivos.

Esto ocurrió porque el departamento de policía local recibió un enlace informando que habían dejado bombas en la Iglesia Bautista Alfred Street, que tiene una membresía de cerca de 7 mil creyentes.

El pastor Howard-John Wesley, líder de la iglesia de hace diez años, informó que los fieles fueron retirados del templo y dejados en cuarentena, mientras los policías buscaban en los alrededores y dentro del establecimiento paquetes sospechosos. Algunos fueron hallados, pero no contenían explosivos.

“Mientras estábamos en el edificio y no pudimos salir, hicimos lo que los cristianos bautistas hacen. Oramos y cantamos e hicimos el culto, a pesar de la amenaza”, dijo el ministro, según News Babtist.

El pastor admitió que después del susto, quedó más aliviado. “Voy a admitir que dormí mejor que la noche anterior”, dijo. “Pensar en una amenaza a nuestra familia, una amenaza contra mí, no es algo que tomamos a la ligera, pero Dios no nos dio un espíritu de miedo”.

El líder religioso fue preguntado si la iglesia continuaría con los cultos y él explicó que sí, pues cancelar significaría la “victoria del mal”, lo que no fue el caso. “Es para eso que estamos llamados a hacer, para dejar que nuestra luz brille. “Estamos haciendo la diferencia”, dijo el pastor.

El vicegobernador de Virginia, Justin Fairfax, emitió un comunicado en repudio a las amenazas, indicando que él también asiste a la iglesia, conocida en los círculos políticos debido al carácter social de la predicación del pastor Wesley, uno de los cuales le valió un premio de la revista Times.

“Yo condeno estos actos cobardes y malos en los términos más fuertes posibles. He adorado en Alfred Street, muchas veces, y estoy ansioso por hacer tantas otras veces en el futuro. El odio perderá, como debe perderse”, dijo Fairfax.

El vicegobernador recordó el caso reciente ocurrido en Pittsburgh, Pensilvania, cuando 11 fieles judíos fueron muertos a tiros en una sinagoga. El político destacó que líderes, principalmente, son blancos de amenazas, pero ellos deben acabar.

“A raíz de los recientes acontecimientos en Pittsburgh y en otros lugares, no podemos ignorar tales amenazas y debemos oponernos vigorosamente al lenguaje y las acciones violentas. Palabras y acciones que incitan a la violencia y el odio deben acabar, particularmente con nuestros líderes, concluye Fairfax.

Le puede interesar: Tratamiento contra cáncer recibe nombre bíblico

 

Continuar Leyendo

Mega-iglesias

Joel Osteen dijo que evita estar solo con mujeres

El pastor de Houston, Texas, habló sobre su nuevo libro: Next Level Thinking: 10 Powerful Thoughts for a Successful and Abundant Life, y respondió una serie de preguntas.

Publicado

en

WASHINGTON, EE.UU.- En una época en la que los pastores son frecuentemente derribados por escándalos sexuales, el autor popular y pastor Joel Osteen dicen que sigue lo que se conoce como el “gobierno de Billy Graham”.

Osteen, de 55 años de edad, cuyos sermones son vistos en televisión por millones en todo el mundo cada semana, habló con Christian Post antes de subir al escenario para su evento mensual “Noche de Esperanza” al que asistieron miles de personas en el Capital One Arena el sábado pasado.

El pastor de Houston, Texas, habló sobre su nuevo libro:  Next Level Thinking: 10 Powerful Thoughts for a Successful and Abundant Life,  y respondió una serie de preguntas que abordan temas que van desde la responsabilidad y la depresión del pastor hasta la Iglesia Lakewood de 45,000 miembros. La iglesia ha considerado convertirse en una congregación multicampus.

A continuación se muestra una transcripción editada de la entrevista de CP con Osteen :

CP: Hay muchas noticias hoy. Parece que de vez en cuando, vemos a pastores o clérigos derribados por algún escándalo [sexual] u otro. Para ti, ¿qué pasos tienes para la rendición de cuentas? ¿Sigues la regla de Billy Graham [donde los hombres evitan pasar tiempo solos con mujeres con las que no están casados]?

Osteen:  Lo hago y siempre lo he hecho, y mi padre también. Creo que la clave para mí es comenzar cada día; me tomo la primera media hora de cada día para buscar en mi corazón y preguntarle a Dios: “¿Estoy en el buen camino y hago esto por las razones correctas? ¿Estoy siguiendo lo que quieres que haga? Para mí, puedes tener mucha responsabilidad y eso es importante. Pero creo que también puedes esconder cosas.

Creo que es importante ser honesto ante Dios todos los días y comprobar las razones por las que haces lo que haces. Para mí, cuando estoy ante Dios teniendo un corazón puro, puedo salir y ser lo mejor que pueda.

CP: Como pastor, especialmente uno que está en el centro de atención como tú, ¿encuentras que alguna vez luchas con la soledad? Muchos pastores de hoy sufren de depresión o ansiedad. Para ti, ¿es eso algo que sufres? ¿Qué consejo tienes para otros pastores, ya que vemos muchos pastores suicidas en las noticias?

Osteen:  Es algo triste y creo que nos llega a todos. Tengo la bendición de tener una familia saludable a mi alrededor y amigos, así que no sufro por eso. Sé que puede ser muy solitario porque como pastor, estás ocupado y siempre hay algo que hacer.

Simplemente animaría a otros pastores a cuidarse a sí mismos, no solo física o espiritualmente, sino también emocionalmente, a encontrar otros amigos y tomarse el tiempo para conectarse. Eso es realmente una de las razones por las que empezamos nuestra Red de Campeones. Es un grupo de pastores que sirven a las personas. ¿Cómo nos conectamos? ¿Cómo nos conocemos?

CP: El estudioso del Nuevo Testamento Scot McKnight sostiene que el pastor Bill Hybels tenía demasiada autonomía en la iglesia comunitaria de Willow Creek [en South Barrington, Illinois]. Para Lakewood, también una mega iglesia evangélica sin denominación, ¿quién supervisa a los pastores en Lakewood? ¿Hay una junta de ancianos? ¿Cómo funciona eso para tus chicos?

Osteen:  Hay una junta directiva y luego tengo una junta asesora también. Siempre solo reuniéndonos juntos. Una vez más, creo que mantenerme en una relación y estar completo con Dios.

CP: Una de las críticas de usted es que usted es más un orador motivacional que un pastor. Recientemente hizo una entrevista en la que dijo que era más un “alentador” que un pastor tradicional. ¿Cómo responde a la afirmación de que es más un orador motivador o inspirador que un pastor?

Osteen:  Eso no me molesta porque quiero motivar a las personas a conocer a Dios. La mitad de las personas que vienen aquí esta noche no se criaron en la iglesia o no van a la iglesia, o todo esto es nuevo para ellos. No cantarán durante la adoración, solo mirarán. Pero creo que mi personalidad es alentadora y tal vez sea motivadora. Pero quiero motivarte a romper las adicciones, a vivir para Dios. Todos tenemos dones diferentes.

Tengo amigos que son grandes maestros, tengo otros que hablan sobre la profecía. Para mí, tienes que ser quien Dios te hizo ser. He sido así antes de ser pastor. Siempre fui optimista y alentador. Ahí es donde está tu unción, es lo que Dios te hizo ser. Parece que en estos días, todo el mundo está tratando de hacer que alguien así o alguien así. Creo que se necesita madurez y disciplina para decir: “Me voy a quedar en mi carril y seré quien Dios me llamó a ser”.

CP: Muchas personas cuando se refieren a ti se refieren a las palabras “evangelio de la prosperidad”. ¿Dirías que es justo considerarte un pastor del evangelio de la prosperidad?

Osteen:  No lo creo. No sé completamente qué significa [evangelio de la prosperidad]. Creo que solo hay un evangelio y ese es el evangelio que Jesús murió y resucitó. Cuando pienso en la prosperidad, pienso en alguien que pide dinero. Yo no hago eso

La prosperidad es tener buena salud y poder dormir por la noche y tener buenas relaciones. Es tener dinero para pagar nuestras cuentas y seguir tus sueños. No se trata de riqueza y de hacerse rico. Eso es algo de lo que veo cuando escucho “prosperidad”. Hablo de todo tipo de cosas. A propósito, me mantengo alejado del dinero [en mis sermones] porque la gente ya piensa que los pastores de televisión son fraudes y todo eso. Trato de mantenerme alejado de eso, pero creo que Dios quiere que seas bendecido.

No podríamos haber [adquirido] el Centro Compaq si no tuviéramos personas que Dios los bendiga. Creo que Él quiere que nos elevemos más alto. Este evento costó cientos de miles de dólares esta noche. Eso es porque la gente es capaz de dar y ser bendecida.

Le puede interesar: Cristianos se arriesgan predicando en “zonas prohibidas”

[ Fuente: Christian Post ]

Continuar Leyendo

Mega-iglesias

Joel Osteen dice: “Quiero que la gente me quiera”

“Me gusta que tenga éxito. Pero me di cuenta de que no va a gustarles a todos”, dijo Osteen

Publicado

en

EE.UU.- Joel Osteen, pastor de la Iglesia Lakewood en Houston, Texas, reveló que tiene una personalidad que “quiere que la gente me quiera”, pero ha aceptado la realidad de que algunas personas no lo harán.

“Mi tipo de personalidad es que quiero que la gente me quiera. Esta es mi naturaleza. Me interesé por el público y me di cuenta de que a algunas personas no les gustarás porque no les gusta lo que defiendo. No me gustan”. Me gusta que tenga éxito. Pero me di cuenta de que no va a gustarles a todos”, dijo Osteen en la Iglesia Lifepoint  en Virginia, donde promovió su nuevo libro, Next Level Thinking.

Antes de profundizar en una discusión con el pastor principal de Lifepoint Church, Daniel Floyd, Osteen les dijo a las 1,650  personas que se habían reunido para escucharlo hablar que no había venido preparado con un mensaje especial, pero terminó compartiendo uno de todos modos.

“Creo que Dios puede llevarte a lugares a los que no puedes ir solo. Cuando honras a Dios con tu vida, cuando lo mantienes en primer lugar, no sabes qué tipo de puerta abrirá Dios. Nunca soñé que sería un ministro, nunca soñé que estaría aquí con ustedes esta noche, pero ¿saben qué? El plan de Dios para su vida es más grande que el suyo“, dijo.

Dijo que en un momento que mientras trabajaba detrás de escena para su padre haciendo una producción de video, fue todo lo que pensó que sería hasta que Dios interrumpiera ese pensamiento.

“Sabes, trabajé 17 años detrás de la escena en la iglesia de mi padre haciendo la producción. Pensé que eso sería lo que haría con toda mi vida. Mi padre diría un mensaje y tendría que editarlo para un programa de televisión para 25 minutos. Hablaba durante 40 minutos. Entonces, durante todos esos años, escuchaba cada mensaje débil cada cuatro o cinco veces. Nunca soñé que algún día sería ministro. Pero miro hacia atrás y me doy cuenta de que Dios estaba preparándome para lo que estoy haciendo en este momento”, dijo.

Explicó que el mensaje principal  de su nuevo libro, publicado recientemente, es que su vida sigue sus pensamientos y advirtió sobre la importancia de proteger sus pensamientos cuando Floyd mencionó la lucha para hacer eso cuando las personas tienden a compararse con los demás con frecuencia.

“Vivimos en una era tan comparativa. Sé que especialmente en el ministerio, sé qué hace 20 años no sabíamos lo que hicieron algunos ministros y no había Instagram para mirar. E incluso fuera del ministerio, en la vida, a veces podemos “comparamos nuestro detrás de escena con el punto culminante de alguien más y queremos terminar siendo ellos, y Dios nos está dando la gracia de ser nosotros”, dijo Osteen.

“Vivimos en este día en el que te sientes bien contigo mismo hasta que te subes a Instagram. Así que confía en lo que Dios te dio”, dijo Osteen. “Cuando Dios le dio su vida, te equipó y te dio todo lo que necesitas”.

“Creo que a veces vivimos de una mentalidad de falta”, dijo Osteen. “Mientras creas que te falta, es un insulto para Dios. No sé si esa es la forma de decirlo, pero … Dios te hizo una obra maestra. Dios no te cometió un error”.

El año pasado, durante el huracán Harvey, Osteen enfrentó ataques fulminantes en  línea por parte de críticos que se negaron a creer que inicialmente no abrió las puertas de su mega iglesia para albergar a las víctimas de las inundaciones de Harvey  porque estaba preocupado por las inundaciones en la masiva iglesia de 16,000 asientos. Muchos de los empleados y voluntarios de la Iglesia Lakewood fueron rescatados  de las inundaciones en sus vecindarios o ayudando a rescatar a otros.

“No gasto ninguna energía en el universo de Twitter o en las redes sociales”, dijo Osteen a Kevin Frazier de ET. “Y no me refiero a eso con falta de respeto. Simplemente no le pongo energía. Quiero decir, la vida es demasiado corta para poner energía en una emoción negativa y me siento en paz porque hicimos lo correcto”.

Le puede interesar: Evangélicos impiden que ley se apruebe en pro de transexuales

[ Fuente: Christian Post ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas