Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 22 de Octubre de 2018

1.500 millones de personas todavía no tienen la Biblia

Misioneros de Wycliffe enfrentan persecución y piden oraciones por el trabajo

  • Evangelismo    
  • 1 oct 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

ÁFRICA.- Cientos de cristianos decidieron entregarse totalmente a Dios, dedicándose a servir como traductores de la Biblia. La misión Wycliffe, fundada en 1942, tiene ese propósito específico e intenta cumplir la meta de hacer las Escrituras -al menos parcialmente- disponibles a todas las cerca de 7.000 lenguas del mundo hasta 2025.

Sus obreros en Sudán del Sur anunciaron el término de la milésima traducción bíblica, con la reciente presentación del Nuevo Testamento en el idioma Keliko.

Los expertos dicen que sólo el 10% de las lenguas habladas en el mundo tienen acceso a la Biblia completa.

El resto del 90% restante son traducciones de algunos libros o sólo fragmentos. El director de operaciones de Wycliffe, Russ Hersman, conmemoró la marca significativa: “Al día siguiente de la dedicación del Nuevo Testamento en Keliko, hubo un culto en la iglesia en el Campo de Refugiados Bidi Bidi, el segundo mayor asentamiento de refugiados del mundo, con más de 250 mil habitantes”.

Incluso viviendo en un estado de profunda pobreza, durante el culto el pastor pidió que se hiciera una ofrenda y cientos de personas contribuyeron.

“¿De dónde esos refugiados sacaron esos billetes y monedas para colocar en el ofertorio para un misterio para nosotros? Llama la atención que muchos que no tenían nada que dar… aun así vinieron hacia adelante y colocaron la mano en la cesta de ofrendas. Era como si estuvieran diciendo: ‘Yo me entrego al Señor’, resaltó la organización.

1.600 lenguas sin Biblia

Con trabajos misioneros en todo el mundo, Wycliffe busca llevar adelante sus proyectos, a pesar de la constante falta de obreros especializados y de fondos. La misión explica que, en este momento, está involucrada en la traducción de cerca de 2.500 idiomas. Sin embargo, hay al menos 1.600 idiomas, que no poseen nada de la Biblia traducida.

En gran parte de estos proyectos, la lengua nativa no tiene una forma escrita y los obreros necesitan alfabetizar a los moradores de las aldeas. Afortunadamente, la tecnología viene ayudando a acelerar el proceso de traducción, haciéndolo más rápido y eficiente. Como recordó Hersman, la organización tardó 50 años para alcanzar el marco de 500 traducciones – en 2001 – pero sólo 17 años para completar los próximos 500.

Esta aceleración se debe en gran parte al crecimiento de la Iglesia en áreas donde antiguamente no había poblaciones cristianas conocidas, especialmente en el interior de África y la porción sur de Asia. Hoy en día es posible contar con líderes cristianos locales y traductores nacionales liderando varios proyectos. Ellos oyeron el Evangelio en la lengua nacional del país donde nacieron y tomaron para sí la responsabilidad de traducirla al idioma nativo de su etnia, que muchas veces es ignorada por los gobiernos.

 

Según Wycllife, el mayor grupo lingüístico aún sin ninguna parte de las Escrituras está en las islas del Pacífico Sur, donde se hablan cerca de 1.300 lenguas. Papúa Nueva Guinea, por ejemplo, tiene más de 800 idiomas.

“El mayor desafío es el volumen, pero la accesibilidad geográfica y, en algunos casos, la falta de un alfabeto escrito también son obstáculos significativos. Esto es parte de lo que el enfoque basado en la comunidad debe abordar”, explicó.

El liderazgo de Wycliffe explica que siempre surgen desafíos en el trabajo en áreas más remotas. Además de la dificultad de acceso, a veces necesitan lidiar con gobiernos u otros grupos religiosos que se oponen francamente a sus proyectos de traducción de la Biblia. Él pide oraciones de los cristianos de todo el mundo para que haya un despertar sobre la importancia de ese trabajo.

Incluso enfrentado hostilidades y, en algunos casos, el riesgo de muerte, el trabajo no para. “Deseamos que todas las personas tengan acceso a la Palabra de Dios y confiamos en la soberanía de Dios sobre toda la creación, aun ante la persecución, inestabilidad y peligro”, subraya Hersman.

Le puede interesar: Testigos de Jehová pagaran $ 35 millones por abuso sexual

[ Fuente: Christian Today y Christian Post]