Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Emmanuel Hamuzah, un ex jeque musulmán, sufrió las consecuencias de no querer renunciar a Cristo, pues, debido a esto, sus familiares asesinaron a su hijo de 6 años.

Todo comenzó cuando el menor se encontraba a las afueras de su vivienda, de repente se acercaron 5 parientes musulmanes y uno de ellos le dijo: “vergüenza para nuestra familia “.

El hombre de 38 años dijo que el ataque se produjo después de una reunión de dos horas con los familiares en la que expresaron consternación por su nueva fe.

 “Me negué a ceder a su demanda de renunciar a Cristo, y empezaron a pelear conmigo a patadas y golpes”, dijo el hombre.

Agregó que trató de defenderse mientras los otros atacantes pisaban el cuello de su hijo, hasta que terminaron asfixiándolo.

Los agresores huyeron cuando los vecinos se apresuraron hacia la conmoción y su hijo murió antes de que pudiera obtener ayuda médica. La familia no ha denunciado la agresión a la policía por miedo a que los agresores vuelvan a sufrir violencia.

Hamuzah, quien con su esposa tiene otros tres hijos de 10, 8 y 4 años, puso su fe en Cristo hace dos años.

Persecución en Uganda

Este asesinato es uno de los últimos de muchos casos de persecución de cristianos en Uganda que se ha documentado por parte de musulmanes radicales.

La constitución de Uganda y otras leyes establecen la libertad religiosa, incluido el derecho a propagar la propia fe y convertirse de una religión a otra.

Los musulmanes no representan más del 12 por ciento de la población de Uganda, con altas concentraciones en las áreas orientales del país.

La religión en Uganda es predominantemente cristiana, con una significante minoría musulmana (cerca del 12%).

En el norte y oeste del Nilo son dominados por los católicos, y en el Distrito de Iganga y en el este del país, tienen el mayor porcentaje de musulmanes.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas.