Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- El abogado Guilherme Kovalski, de 36 años, fue sanado de COVID-19 después de pasar 174 días en la UCI. También pasó tres meses en tratamiento en casa para recuperarse y poder volver a su rutina normal.

Hoy, Guilherme está de vuelta en el trabajo pero desde su oficina en casa en Brasil. “Hoy me siento vivo y útil. Me siento amado y agraciado por Dios, por todo lo que me ha dado”, dijo desde su cuenta en Instagram.

En entrevista con Gazeta do Povo, el abogado contó su angustiosa lucha contra el coronavirus durante los siete meses que estuvo hospitalizado. Todo comenzó el 23 de julio de 2020, cuando comenzó a experimentar síntomas de la enfermedad, tos y fiebre. Poco después, Guilherme empeoró rápidamente y llegó con trombosis pulmonar al Hospital Marcelino Champagnat, en Curitiba.

“Me hospitalizaron y, el primer día, tuve una embolia pulmonar. Esto comprometió el 90% de mis pulmones e hizo que el equipo médico decidiera intubarme”, dijo.

Antes de ser intubado, Guilherme tuvo que despedirse de su esposa y sus dos hijas, una de 7 años y la otra de tan solo 10 meses, mediante videollamada, sin saber si sobreviviría para volver a verlas. 

“Estar intubado fue el peor momento para mí. Pensé en todo lo que aún me quedaba por hacer en este mundo y, principalmente, en criar a mis hijas”, recuerda.

“Creía que Dios me ayudaría a ver a mi familia”

En este período de incertidumbre, su familia lo alentó a través de mensajes de audio que escuchó desde su celular, cuando se lo colocó en los oídos. 

El equipo de intensivistas también lo alentó: “Me dijeron que fuera fuerte que pronto estaría bien”, dice el abogado. “Tenía miedo, pero creía que Dios me ayudaría a ver a mi familia de nuevo”.

Después de 101 días en la UCI intubado, Guilherme mejoró y fue trasladado a la enfermería. Sus amigos y familiares celebraron el logro con una serenata frente al Hospital, soltando 101 globos para representar los días en que luchó contra la enfermedad.

74 días más

Sin embargo tenía neumonía y tuvo que regresar a la UCI por otros 74 días. Guilherme perdió 25 kilos, sintió dolor en su cuerpo y perdió el habla y el movimiento debido a la hospitalización. Por lo tanto, cuando fue dado de alta, tuvo que someterse a fisioterapia dos veces al día y comer a través de un catéter.   

“Actualmente todavía no puedo caminar, pero puedo hablar, como comida normal y aprecio los detalles, como un simple sorbo de agua, cada día es mejor que el siguiente”, dice Guilherme.

El abogado también deseó fortaleza para los pacientes hospitalizados que aún luchan contra el Covid-19: “La unidad de la familia y el amor que recibí marcaron la diferencia en mi resultado, así que si estás experimentando la enfermedad, ten fe y no te rindas. Lucha hasta el final”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.