Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- La Secretaría de Estado del Vaticano envió una solicitud ante la embajada de Italia para que el Parlamento de ese país revisara la ley Zan contra la homofobia y la transfobia, informa InfoCatólica.

El Vaticano asegura que la ley que estudia el parlamento de Italia viola el acuerdo de revisión del Concordato con esta nación.

Tanto el presidente de Italia, Mario Draghi, como el presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas de Italia (FCEI), Luca Maria Negro, criticaron el pedido del Vaticano.

Draghi considera la decisión del Vaticano como una injerencia al Parlamento de Italia.

Según el líder evangélico, “es en sí misma una violación del artículo 7 de la Constitución, que establece que el Estado y la Iglesia católica son, cada uno en su orden, independientes y soberanos”.

Draghi manifestó que esta ley no interfiere con la profesión de la fe sino que castiga “a quienes propagan o incitan a cometer o cometen actos de discriminación por razón de sexo, género, orientación sexual, identidad de género o discapacidad”. 

Continuó: “De hecho, la disposición no limita ni castiga la enseñanza, los preceptos o las ideas, sino la propaganda o la instigación de un acto de discriminación”.

Laicidad vs religión

Tanto el líder evangélico como el presidente italiano aseguran que esta decisión se corresponde al estado de laicidad del país.

Pero la iglesia católica asegura que la propuesta del Senado italiano reduce la libertad garantizada a la Iglesia Católica por el artículo 2, párrafos 1 y 3 del acuerdo de revisión del Concordato».

La modificación del texto legal que los católicos señalan tienen que ver con la “libertad de organización, de público ejercicio de culto, de ejercicio de magisterio y del ministerio episcopal» y a la garantía «a los católicos y sus asociaciones y organizaciones la plena libertad de reunión y manifestación del pensamiento con la palabra, los escritos y cualquier otro medio de difusión».

El secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, aseguró que la iglesia no quiere detener la ley y solo ha mostrado su preocupación por la ley.

“De ninguna manera se ha pedido que se bloquee la ley. Estamos en contra de cualquier actitud o gesto de intolerancia u odio hacia las personas por su orientación sexual, así como por su etnia o sus creencias”, subrayó Parolin en una entrevista publicada en el portal de noticias Vatican News.

Por su parte, el presidente de Italia aseguró que (el sistema) “es capaz de dar todas las garantías para verificar que nuestras leyes siempre respeten los principios constitucionales y los compromisos internacionales, incluido el Concordato con la Iglesia».


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.