Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- El multimillonario judío Steve Olin entregó su vida a Jesús en medio de la desesperación tras haberlo perdido todo. Su nueva fe le trajo la paz y un cambio de vida que le permitió salir adelante.

Steve creció en un hogar judío en Nueva York, siguiendo todas las tradiciones y celebraciones judías. Después de graduarse de la Universidad de St. John con una beca completa, debido a su talento como jugador de béisbol.

Posteriormente ingresó al mundo de los negocios y comenzó a tener una carrera exitosa. “Dios me abrió todas las puertas”, aseguró.

A los 31 años, Steve comenzó su propio negocio de electrónica y tuvo aún más éxito. “Tenía millones de dólares en el banco, un ático en Nueva York, un ático en Miami, una casa de fin de semana de 20 acres en Connecticut”, afirmó.

En ocho años, Steve había ganado $2 mil millones de dólares en ventas y su empresa que cotizaba en la bolsa estaba valorada en $6 mil millones. Su esposa e hijo tuvieron una buena vida, hasta que Steve empezó a sufrir ataques de pánico.

Tras los ataques, empezó a asistir a terapia, pero no veía ningún efecto positivo al ir. Su situación se deterioró cuando probó cocaína en la fiesta de un empresario estadounidense. “Empecé a ir a fiestas. Empecé a andar con mujeres. Yo era un adúltero. Dejé de trabajar”, confesó.

Como resultado, desde los 47 a los 57 años, Steve lo perdió todo. “De alguien que tenía muchos millones en el banco, me convertí en alguien sin dinero para alquilar. Todo mi dinero se había ido. Nadie me contrató porque tenía fama de adicto a la cocaína y no trabajar”, manifestó.

Encuentro con el Señor

Un día a las 3:00 am, Steve se encontraba llorando en el suelo y oró a Dios, preguntándose por qué lo había abandonado. “Estaba culpando a Dios por mi caída, como lo hacemos todos. No estaba asumiendo la responsabilidad. Mientras le gritaba a Dios y lloraba, en mi corazón supe que era mi culpa”, expresó.

En ese momento sucedió lo impensado. El Señor respondió a su llamado. “Dios me habló, no de manera audible, sino en mi mente, como un rayo. Dijo: ‘Hijo mío, he perdido a muchos de mis hijos a manos de Satanás. Y estás de camino al infierno. Así que me estoy revelando a usted como Dios el Padre'», exclamó.

Olin recibió a Jesús en su corazón esa noche. “Me acosté esa noche y, por primera vez en 10 años, dormí como un bebé. Aunque no tenía con que pagar el alquiler y en dos semanas me quedaría sin hogar», testificó.

Sin embargo, el paso de fe de Steve tuvo un efecto inesperado. «Dios es tan misericordioso y lleno de amor, gracia y bondad que, después de entregarle mi vida, sin esperar nada más que tratar de sobrevivir, dos días antes de quedarme sin hogar, un hombre me llamó de la nada», reveló.

El hombre le ofreció un contrato multimillonario en la industria del acero, donde su reputación no se vio empañada. 

“Era casi un vagabundo, luego Dios chasqueó los dedos y yo estaba en la cima de nuevo. Tenía la mentira de Satanás de que el dinero, el poder y la fama te harán feliz. Es mentira si no tienes a Dios en tu vida. Sin Cristo nunca podrás estar en paz”, concluyó Steve Olin, informa Israel Media Ministries.

Te podría interesar

Ex cantante cristiano Jotta A se viste de mujer para promocionar su disco

Esposa de pastor se suicida y deja a 5 hijos menores

Crean campaña para sacarle el dedo al cristianismo a nivel mundial

Cantante cristiano Oscar Ovidio advierte al pastor Carlos Rivas por criticarlo

Ex pastor ofrece un curso para dejar el cristianismo y abandonar la iglesia

Pastor y su esposa son apuñalados por su hijo en ritual satánico


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


close

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial de NoticiaCristiana.com en tu bandeja de entrada, todos los días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.